ACAUDALADOS DEL AGUA

 


webs1

El Agua es un recurso natural indispensable para cualquier proceso ecológico, obviamente incluyendo la vida de plantas y animales. Pero también se ha convertido en un bien estratégico para la industria motivada por el lucro.

Es por eso que la regulación y gestión de este recurso vital está en el ojo del huracán y contribuye a la creciente conflictividad derivada de la desigualdad social en general, específicamente en el acceso, uso y beneficio de los recursos del Estado.

“Se estima que Guatemala tiene una disponibilidad de más de 97 mil millones de metros cúbicos anuales de agua, cantidad 7 veces mayor al límite de riesgo hídrico establecido por estándares internacionales al relacionarla con su población. Dicha disponibilidad es función del régimen ordinario del ciclo hidrológico y se ve afectada por la variabilidad climática extrema expresada por la sequía (como la del año hidrológico 2009-2010) o por las inundaciones (como las acaecidas con la tormenta Agatha 2010).” Política Nacional del Agua de Guatemala y su Estrategia.

Apenas ocho estados tienen la condición de Guatemala como “proveedora de agua” ante las Naciones Unidas. El resto de países son consumidores…

Usos y beneficiarios

Al igual que el petróleo ha movido al mundo al punto de impulsar guerras mundiales, ahora el agua se prevé que será la causa de las próximas crisis humanitarias.

Según la Secretaría de Planifiación y Programacón de la Presidencia (SEGEPLAN), en el 2006 “La proporción en la extracción de agua para satisfacer las demandas en Guatemala es similar a la del resto del mundo: el uso agropecuario es el mayor, equivale al 41% de la demanda hídrica total y al 77% de los usos consuntivos; el uso doméstico representa el 9% de la demanda total y el 16% de los usos consuntivos; el industrial el 3% de la demanda total y el 7% de los consuntivos. Los usos no consuntivos corresponden casi totalmente al uso con fines hidroeléctricos. Aún no se ha estimado la demanda hídrica para fines turísticos ni caudales ecológicos.”

Desde hace décadas que se viene hablando de una crisis global del agua, la cual se ha comprobado que vulnera principalmente a los países en “vías de desarrollo”, en mayor medida a las clases sociales bajas. En nuestro país tradicionalmente se señala a los azucareros de ser los principales consumidores y contaminadores del agua que se produce en el altiplano, sin tomar en cuenta una compensación para la conservación sustentable de las cuencas altas.

El Estado está obligado a proveer a sus habitantes acceso y protección del h2o, sin embargo el 72% de las cuencas drenan al exterior de país. En Guatemala nacen los ríos que abastecen el cuarenta por ciento del agua dulce de México y el noventa por ciento del agua dulce que llega a San Salvador.

“Cerca de 3 millones de guatemaltecos se abastecen de fuentes naturales cuya calidad no es confiable, y si prevalece el ritmo de crecimiento de la tasa poblacional y de la inversión en el subsector, para el 2025 serán 5 millones de habitantes quienes no tengan acceso a estos servicios afectando con mayor intensidad a las mujeres, dada la asignación histórica y social de sus responsabilidades domésticas y cuidado familiar, según SEGEPLAN.

webs2

Conflictividad social

Normar el uso del líquido vital no es cosa fácil, hay muchos intereses encontrados, por un lado de los poderes capitalistas como grandes consumidores y explotadores de recursos naturales y por el otro las diferentes organizaciones de la sociedad civil, quienes a pesar de ser mayoría, se ven en la obligación de defender su derechos sobre el uso y beneficio ecuánime de los recursos, especialmente el agua.

Las conflictividades fecundadas por la desigualdad abismal establecida en nuestro país, se ha convertido en un lastre para el progreso, la última vez que se discutió una propuesta al respecto fue en 2008, cuando la “Ley para el Aprovechamiento y Manejo Sostenible de los Recursos Hídricos”, la iniciativa 3702, recibió dictamen favorable en el Congreso.

La contribución del agua a la economía es directa y sus aprovechamientos se vinculan estrechamente con la salud, la agricultura, la energía, la industria y el turismo. Hoy más que nunca es necesario desarrollar capacidades de gestión y gobernanza consensuadas con todos los sectores de la sociedad, para aprovechar el capital hídrico en beneficio del desarrollo humano y productivo, enfocados en mejorar y recuperar el ambiente.

webs3

Contaminación

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), al menos el 40% de los recursos hídricos del país presenta algún grado de contaminación, por lo cual destacó recientemente la necesidad de aprobar una ley en esa materia.

Se estima que el origen de la contaminación hídrica en Guatemala es el siguiente según SEGEPLAN:

  • Contaminación orgánica, aguas residuales domésticas, un 40%;
  • Efluentes industriales, puntual (tóxicos, metales, colorantes, orgánica) un 13%;
  • Agroindustria, puntual (agroquímicos), un 7%;
  • Agropecuaria no puntual (Agroquímicos), un 40%.

La contaminación industrial se da principalmente en ríos como Villalobos, María Linda, Samalá y Motagua. Se calcula que el 80% del agua de consumo doméstico regresa contaminada a los ríos y cuerpos receptores, lo que implica un volumen de seis metros cúbicos por segundo de ese recurso contaminado.

Es urgente que la ciudadanía presione al Congreso por una Ley de Aguas consensuada. No hay tiempo que perder.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *