Activistas exponen sus situaciones ante la CIDH

El día de ayer se llevó a cabo la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que diversos activistas aprovecharon el foro para denunciar las diversas complicaciones en la lucha para que se respeten los derechos fundamentales de los guatemaltecos.

Expresaron su preocupación por la falta de atención por parte del Estado para garantizar tales derechos, resaltando los casos más preocupantes como la existencia de patrones que sistemáticamente criminalizan a los defensores y defensoras, la persecución judicial de líderes, los retos para la administración de justicia, la represión y amenazas a la libertad de expresión, las condiciones de los privados de libertad y del Sistema Penitenciario en general, la situación de las mujeres, de la niñez, de los pueblos indígenas, de las personas LGTBI, de los afrodesendientes, la desatención al más de millón y medio de discapacitados en el país, la violencia e inseguridad y la respuesta del Estado,  además de demandar el esclarecimiento de la verdad, justicia y reparación por atrocidades cometidas durante el conflicto armado interno en contra de la población civil, entre muchos otros.

Exigieron justicia y reparación por vejámenes en contra de la población civil, principalmente indígena, durante el conflicto armado interno.
Pidieron atención a las condiciones de los reclusos LGTB, quienes al ser identificados pasan a ser esclavos sexuales desde su ingreso hasta su salida de los centros penitenciarios.

 

Daniela Lewis recordó las dificultades para la libertad de expresión, ya que es uno de los derechos más vulnerados en latinoamérica.

En las afueras del hotel en donde se realizó la actividad, se presentaron manifestantes del colectivo Voces por la Justicia, demandando la agilización de los procesos judiciales, ya que sus familiares fueron capturados por el caso IGSS-Pisa y llevan más de dos años en prisión preventiva sin que se les haya dado audiencia, por lo tanto continúan sin la oportunidad de defenderse, violando así múltiples derechos. Afirman que no se está respetando la presunción de inocencia y es una tragedia en las vidas de los imputados y sus familias.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque, afirmó en una entrevista para Emisoras Unidas que “la CIDH quiere ahondar en la problemática de la prisión preventiva y el hacinamiento en las cárceles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *