¡AHORA TOCA EL CONGRESO!

RESIONAR PARA REFORMAR EL PODER LEGISLATIVO

Untitled-1

En 2015 Guatemala salió a las calles para demandar no sólo el fin de la corrupción sino las reformas necesarias al sistema para garantizar su mejor funcionamiento. Lastimosamente de las tres reformas que se demandaron sólo se concretó la de la Ley de Contrataciones del Estado mientras que el Congreso dejó pendiente concretar la reforma a la Ley Electoral y conocer la reforma a la Ley del Servicio Civil. Y es que, toda reforma debe pasar por el Legislativo y sin reformar este órgano el camino será cuesta arriba.

Actualmente la Comisión de Apoyo Técnico del Congreso ya emitió un dictamen favorable para una propuesta que aglutina las iniciativas 3855, 4096, 3956, 4109, 4187, 4188, 4439, 4448, 4449, 4483, 4541, 4643, 4664. Todas con el fin de reformar la Ley Orgánica del Congreso de la República. Esa cantidad de iniciativas aglutinadas muestra el interés que ha existido por las reformas tanto como la falta de consensos del total de diputados para hacerlas caminar.

La propuesta a la que se le ha dado el voto favorable, plantea varias reformas entre las que vale la pena destacar:

  1. Contra el transfuguismo: Se pretende reformar el artículo 9 para establecer que los puestos que ocupan los diputados en Junta Directiva son en representación del bloque al que pertenecen. En caso de renunciar a su partido, perderían automáticamente el puesto y el partido debería someter al pleno una terna para elegir al sustituto. Además no se permite el cambio de partido de un diputado por lo que, en caso de renunciar, automáticamente pasa a ser diputado independiente.
  2. Directores calificados: Se establece un procedimiento de concurso de oposición para elegir los directores de cada una de las áreas administrativas intentando evitar que estos cargos se sigan asignando por “compadrazgo” y conveniencia de los presidentes legislativos en turno.
  3. Registro de las sesiones: Con esta reforma se obliga a guardar un archivo de audio y audiovisual de cada una de las sesiones modernizando un proceso que actualmente se hace por medio de taquigrafía y que ha permitido que algunas sesiones se registren de manera alterada o inexacta.
  4. Presidencia de las comisiones: Actualmente estos cargos son de los más disputados y los que más negociaciones por debajo de la mesa generan, puesto que, por ejemplo, ser presidente de la Comisión de Finanzas, les da poder para negociar presupuesto y el polémico listado geográfico de obras. La reforma establece que las presidencias se elegirán por dos años y que deberán ser asignadas en proporción a la cantidad de diputados de cada bloque, evitando así que un solo partido las acapare. Así mismo las presidencias serán del bloque mas no del diputado, por lo que en caso de que este se cambie de bancada, perderá el cargo automáticamente.
  5. La contratación de asesores: Actualmente la planilla del Congreso se encuentra inflada de asesores contratados a dedo por los diputados sin que, en muchos de los casos, tengan experiencia alguna en el ramo sobre el que asesoran. Ahora, se trasladaría la responsabilidad de contratarlos a la Dirección de Asesoría Legislativa y se les exigiría tener un título universitario en el área sobre la que brindarán el servicio.
  6. El pago a diputados: Se establecen reformas para que a cada diputado se le cancelen sus dietas en proporción al tiempo que estuvo presente en las sesiones, no por el simple hecho de haber llegado a marcar asistencia. A la vez, se les exigirá marcar su asistencia y tiempo de presencia cuando trabajen en una comisión legislativa.
  7. Contra el desorden: Si algo ha manchado la imagen del Congreso son los frecuentes escándalos: insultos, empujones, gritos y demás. En esta reforma se establece una multa de Q.15 Mil para el diputado que incurra en un acto de desorden.
  8. Limitar el personal: Se busca que cada diputado solo pueda tener a su disposición una secretaria, un ujier y un asistente personal para evitar no sólo las plazas fantasma sino la inflación de la planilla legislativa.

Si bien estos son sólo algunos de los cambios necesarios para sacar al Congreso del desprestigio, las componendas, la corrupción y el entrampamiento en que ha estado sumido es necesario que la sociedad urja el avance de este tipo de iniciativas. Mientras el Congreso no sea reformado, sacar al país adelante será una misión imposible.

 

Deja un comentario en: “¡AHORA TOCA EL CONGRESO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *