AL SABOR DE LA POLÍTICA ELECTORAL

Muchos saben que me he ganado la vida con la maravillosa cocina guatemalteca, pero lo que no todos saben es que la mayoría de las deliciosas comidas chapinas tradicionales, las conocí haciendo política, recorriendo Guatemala y saboreando los platos que las comunidades amablemente me ofrecían. Aquí comparto algunas recomendaciones exquisitas para los presidenciables de hoy…

Conocer la comida de un pueblo, es adentrarse en su cultura, sus raíces, su historia, su forma de ver la vida. Si un candidato no es capaz de sentarse a comer lo que los pobladores de alguna aldea remota le sirven, si no puede reconocer el valor en ese intercambio, mejor que se busque otro oficio.

A quienes suspiran hoy por la Presidencia, les voy a hacer un enorme favor, recomendarles algunas comidas típicas para que, si no las conocen, las vayan probando. Así no se sorprenden cuando algún cófrade o líder comunitario, les ofrezca uno de estos platos. Cuando quieran, con mucho gusto, yo mismo se los preparo.

Si las elecciones fueran el día de hoy, la disputa sería entre Alejandro Giammattei y Sandra Torres, por eso empiezo por ellos.

No me cabe la menor duda de que doña Sandra, aunque perdió mucho de su capital político y ha quedado orillada a pequeños municipios, sí ha recorrido el país varias veces, sabe como conectar con la raza y seguro ha probado abundantemente los platos tradicionales, hasta cusha ha tomado cuando todavía estaba con Álvaro.

Aunque estoy enamorado de Petén, no le voy a proponer a Sandra ningún plato de su tierra natal. Mejor que disfrute de un buen Tapado de Mariscos, como los hacen en la costa de Izabal. Para que cada vez que lo deguste, le recuerde que, tal cual se tapan sus ingredientes por largo tiempo con hojas de plátano, para finalmente retirarlas y dejar salir ese delicioso vapor de los mariscos cocinados con leche de coco, así también terminarán saliendo a la luz todos esos secretos tapados que la vinculan con el desfalco del Transurbano, el financiamiento del narcotráfico y la corrupción en los programas sociales que ella dirigió; entre muchísimos otros esqueletos que ha mantenido enterrados.

Para Alejandro Giammattei, que se goce un buen Caldo de Huevos, porque seguro los va a necesitar para enfrentar las embestidas que está por recibir, cuando intenten dejarlo sin candidatura. Espero que no sea así, pero su pasado deja mucho que desear, y sus actuales fuentes de financiamiento no son nada recomendables porque están vinculadas a las mafias del narco y de la corrupción.

Giammattei ha sido candidato demasiadas veces, primero para alcalde y luego para presidente, se ha ganado tantos enemigos con el tiempo, que no está lejos el día en que ceda a las presiones y se deje llevar por las bajas pasiones. Por lo menos el caldo, preparado con quilete y apasote, le va a ayudar con la goma cuando vuelva en sí.

En lo que respecta a doña Thelma… ¡ay doña Thelma!… le recomiendo el Caldo de Patas, porque sin qué ni para qué, metió las cuatro al por mayor. Es más que claro que influenciada por su mentor, don Iván, se dejó empujar a cometer graves errores como asociarse con los de URNG-Maíz, que representan a quienes desangraron a este país y lo siguen saqueando, mientras generan conflictividad, porque de eso viven. Lo repito, en lo personal me siento muy decepcionado porque hace años la conozco y tenía un concepto muy alto de ella, pero poco a poco se fue desvaneciendo el sentimiento de admiración.

Doña Thelma se dejó deslumbrar por ese cafre que vino, con aires de conquistador, a faltarle el respeto a la Constitución y a los ciudadanos guatemaltecos. Doña Thelma cayó en los encantos de Iván y se endiosó junto a él, olvidándose de que el pueblo es uno e indivisible. Iván y Thelma se esforzaron mucho, lo siguen haciendo, por dividirnos. Comulgan con esos delincuentes de CODECA, que están ampliando sus operaciones ilegales, pasando del robo de energía a invasión de fincas, robo de cosechas, robo de ganado, todos delitos que quedan en la impunidad, porque Thelma todavía maneja algunos sectores encargados de facilitarla.

Que cada vez que Thelma pruebe un buen Caldo de Patas, de esos que del nervio sueltan un particular sabor, le ayude a poner sus patitas en la tierra para entender que, para llegar a la presidencia, le falta mucho por andar.

La derecha sigue sin poder armar un proyecto sólido. Los grupos dominantes están divididos, sin encontrar a alguien que los pueda representar. Entre las opciones mencionamos a doña Adelita, que está librando una lucha para ganarse la primera con CREO, y que bien le caería saborearse un Pepián, porque su preparación lleva mucho tiempo. Asar tantos ingredientes para luego mezclaros, le enseñan que no hay atajo en el Pepián, y tampoco debe haberlo en la política.

Edmond Mulet trae una buena trayectoria, tuvo un problema años atrás que se desvaneció, pero lo van a traer a colación si prospera su candidatura. Le recomiendo un Subanik, plato tradicional de San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, una comida picante, para que vaya haciendo estómago y no arrugue al primer ataque, como ya lo hizo anteriormente. Su trabajo en la ONU ha sido muy bueno, su trayectoria ha sido aplaudida por la comunidad internacional y no dudo que pueda ser un digno representante de la ¡DE-RE-CHA! Aunque sea con ese partido Humanista.

Por otro lado, tenemos a Julio Rivera Clavería, una personalidad que ha pasado por varios puestos de gobierno desde la época de la DC en 1986 . Fue secretario de la CSJ en la época de Juan José Rodil, fue director de Presidios, Viceministro de Gobernación en el PP, y otros puestos que ha tenido, en los cuales no ha sido señalado de absolutamente nada. Es poco conocido a nivel nacional, su trabajo tendría que ser muy arduo si quiere pelear una posición con posibilidades. Está tratando de aglutinar fuerzas ubicadas en centro y derecha.

A Clavería le recomiendo un Jocón, a ver si lo ayuda a soltar un poco su personalidad, porque así circunspecto, tiene grandes dificultades para relacionarse con el pueblo. Tal vez si abre su paladar pueda explicar mejor que, aunque se inicie el proceso de cancelación de VIVA, todavía pueden presentar recursos y amparos para alcanzar a inscribirse. Después de las elecciones, si lo amerita, el TSE podrá continuar con el proceso de cancelación.

A Zury Ríos, no me la imagino con la tortilla en la mano recogiendo el recado del plato, pero sí bajándose un Kak’ik con tamalitos. Si acaso es cierto que la CC no la va a dejar participar, que por lo menos vuelva a demostrar, chupándose los dedos con esta delicia, que los Ríos y la gente del altiplano, siempre se han llevado bien.

Si tanto insiste, a Roberto Arzú le sugiero unas Hilachas, porque con su candidatura por MR, sólo está deshilachando a su familia. No tiene trayectoria política, se le conoce por la presidencia de los Cremas, por su ánimo farandulero y por sus averías en el mar caribe. En lo personal, creo que es un gran tipo, pero en lo político le hace falta camino. Si como pasa con las hilachas, el Junior reúne mucha papa, puede ser peligroso, no vaya a ser que quede y nos lleve la gran puta como con Jimmy.

Para evitar precisamente eso, que nos vuelva a suceder lo que ocurrió con el actual presidentito, malnutrido de fulanitos y menganitos, reto a todos los que aspiran hoy a la Presidencia de la República, para que sin miedo ni asco, al menos de cuando en cuando, le entren con todo, a experimentar un Revolcado. Porque es de necios sumergirse en una contienda electoral, sin antes comprender realmente a qué sabe la marranada. No hay pueblo sin política, ni política sin pueblo, ese es el verdadero sabor electoral… no se pierdan.

 

Por Demetrio Moliviatis: demetriomoliviatis@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *