APOCALIPSIS ELECTORAL

Editorial 31

Recientemente el ex presidente Álvaro Colom, al ser consultado sobre el ingreso del empresario Mario Leal Castillo, financista del PP, como vicepresidenciable en el binomio de Sandra Torres, expresó que ahora “la UNE es otro partido naranja”. El ex mandatario calificó a los tres partidos alineados: LIDER, PP y UNE, como “tres jinetes del apocalipsis”.

Aunque “Apocalipsis” refiere al nombre del último libro del Nuevo Testamento, que contiene las revelaciones bíblicas en torno al fin del mundo, en el contexto político podemos interpretarlo como un “Apocalipsis de la Democracia” en Guatemala.

Las grotescas evidencias de la alineación de estas agrupaciones ya no pueden ni deben ser ignoradas, ni por el Tribunal Supremo Electoral ni por los ciudadanos. Los lazos y vínculos entre los tres partidos que encabezan las encuestas expresan con elocuencia un pacto entre financistas y políticos para secuestrar la democracia y controlar el juego electoral.

De esa cuenta es que los tres partidos están impulsando una campaña de desinformación que promueve el voto nulo en las próximas elecciones. Su objetivo es que el electorado que se informa, que ha tenido la oportunidad de educarse, y que por lo tanto ve como inaceptables las plataformas naranja, roja y verde, no acuda a votar o vote nulo. Sus planes contemplan que el repudio hacia ellos nos lleve a no votar o a desperdiciar nuestro voto. No nos dejemos engañar, en esta edición encontrarán la explicación de por qué en Guatemala el voto nulo no tienen ningún efecto en el resultado electoral.

Los partidos alineados mantienen el mismo tipo de prácticas populistas, apoyadas principalmente en aquel electorado más necesitado, alejado de corrientes informativas, integrado por pobladores propensos a dar su apoyo a cambio de regalos y bolsas con víveres. En otras palabras, ninguno de estos partidos cambiará el orden establecido ni sacará de la pobreza a esa población puesto que su plan de control electoral encuentra su éxito en la miseria de nuestro país.

Pero según varios analistas, estos tres partidos podrían llevarse una sorpresa en las próximas elecciones, puesto que cada vez es más palpable la actitud escéptica de miles de personas que, aunque acuden a recibir las donaciones de los tres partidos por igual, no confían en ninguno de sus candidatos. Una cosa es asistir a los mítines y otra es emitir el voto en absoluto secreto.

Colom dejó entre ver otra potencial sorpresa en estas próximas elecciones, existe una encuesta que circula entre las cúpulas del empresariado guatemalteco, que asegura que un 78% de los votantes no desea elegir a ninguno de los tres candidatos más fuertes a la Presidencia, lo cual abre la posibilidad de que, en palabras del ex mandatario, aparezca una persona inspirada y se lo lleve todo.

Lo único cierto es que el panorama electoral presenta condiciones sin precedentes y no hay un ganador seguro. Un escenario que augura que el fin del sistema de partidos políticos se acerca.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *