ARRINCONANDO AL PODER

 

RINCON

En este año que termina el nombre de Guatemala ocupó espacios estelares en casi todos los noticieros del mundo. Las investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad motivaron un levantamiento popular sin precedentes en la historia del país que provocó la caída del gobierno de Otto Pérez Molina. Un periodista tuvo la oportunidad de entrevistar a casi todos los actores relevantes de este capítulo de nuestra historia y de presentar los hechos al mundo, fue Fernando del Rincón de la cadena CNN.

El Periodista

El periodismo requiere un espíritu de amor por la verdad, de fuerza para buscarla incansablemente y de persistencia para que aquellos que ostentan el poder, a pesar de sus esfuerzos por distraer las conversaciones, finalmente hablen de los hechos más incómodos de su cargo. El periodismo requiere una actitud más que un título profesional.

Fernando del Rincón nació en Morelos, México, en 1969. Antes de graduarse de la universidad, desde los 16 años ya había iniciado una carrera como presentador en radio y televisión en Tuxla Gutiérrez, en el estado de Chiapas. Allí vivió un momento histórico que, como comentó a Perro Bravo, cambiaría su vida: ocurrió el levantamiento armando del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Cuando vi lo que ocurría en mi país decidí comprometerme para generar, aportar o responsabilizarme socialmente con el verdadero México, el de México del sur, el de los indios lacandones y el de un gobierno que en su momento no dejó ver toda la información debida.

Motivado por aquel levantamiento al frente del que estaba el Subcomandante Marcos, se decidió por cursar la Licenciatura en Comunicación Social en el Tecnológico de Monterrey. Motivado fue creciendo y trabajando para medios como Televisa y TV Azteca. Luego, en Estados Unidos pasó por la cadena Telemundo antes de alcanzar su máxima popularidad trabajando para Univisión en los programas Primer Impacto y Ver Para Creer. A Del Rincón le esperaba mucho más.

En 2010 se integra a la cadena CNN en español como copresentador del programa Panorama Mundial junto a la reconocida presentadora Patricia Janiot. Su popularidad fue tal que pronto ya encabezaba su propio programa: Conclusiones.

El entrevistador incómodo

Si algo diferencia a los verdaderos periodistas es que no se doblegan frente al poder. No le temen y tienen la capacidad y el bagaje cultural para entablar una plática de altura. Del Rincón lo mismo ha entrevistado a grandes pensadores como el escritor Carlos Fuentes que políticos de peso internacional como el ex presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, recordado por su pulso nuclear con Estados Unidos.

Para el gobierno venezolano, por ejemplo, Del Rincón se volvió un personaje incómodo. En televisión internacional puso contra las cuerdas al Defensor del Pueblo de dicho país, Franklin Niveles al confrontarlo contra las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos. Fue en su programa en el que sacó a luz las investigaciones sobre la vinculación del Presidente del Congreso venezolano Diosdado Cabello con el cartel del narcotráfico conocido como “Los Soles”. Cuando éste la recriminó aduciendo que mentía, en el mismo espacio le presentó las pruebas.

Con el mismo espíritu también ha participado de hechos importantes, desde la perspectiva del periodismo, como las crisis en Ecuador y Honduras. Por ello, se ha ganado reconocimientos como los de la revista People que en 2011 y 2012 lo galardonó como el mejor presentador de noticias del año. En 2014, su programa Conclusiones, obtendría el premio a Mejor Programa General, otorgado por la Asociación de Cronistas de Espectáculos.

El turno de Guatemala

En Guatemala, Fernando del Rincón ya había dado cobertura a temas como las elecciones de 2011 y el polémico divorcio de Sandra Torres y Álvaro Colom. Lo mismo brindó con total imparcialidad espacios para entrevistar a la líder indígena y Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, que al abogado y ex militar Moisés Galindo o el periodista Allan Nairn que entrevistó a Pérez Molina cuando comandaba un destacamento militar en el Ixcán. Todos para hablar sobre el polémico juicio por genocidio en contra de Efraín Ríos Montt.

En marzo de este año, pocos días después del escándalo por el caso “La Línea”, Fernando del Rincón entrevista a un presidente Otto Pérez Molina que parecía asustado, que aseguraba entender lo que la población pedía pero también exigía paciencia para continuar con las investigaciones. Ante sus preguntas el Presidente tartamudeaba e incluso, en un momento clave, la señal supuestamente falla en Presidencia cortando la comunicación.

Entrevista también a Mauricio López Bonilla, el entonces Ministro de Gobernación, al que incomoda al preguntarle cómo era posible que si el Presidente estaba al tanto de las investigaciones de la CICIG, un día antes de la captura del Superintendente de Administración Tributaria, Omar Franco, lo respaldara públicamente. Meses más tarde también lo entrevistaría cuando López Bonilla salió del país, un día después de su dimisión, rumbo a República Dominicana.

Con Fernando del Rincón también conversaría el Comisionado Iván Velásquez y la Fiscal General Thelma Aldana. Ambos explicando al mundo la importancia de los casos que en el país se habían destapado y los grandes retos que enfrentaba el sistema de justicia. Seguramente, la entrevista más memorable sería la que haría con Manuel Baldizón en vísperas de las elecciones. Fernando del Rincón incomodó tanto al candidato que sudaba, se trababa en su dicción y algunas veces hasta se contradecía. Todo esto cuando le recordaba las investigaciones contra su vicepresidenciable y sus diputados, cuando le cuestionaba sus fuentes de financiamiento y su alianza con el Partido Patriota.

Días después Otto Pérez Molina dimitiría y Baldizón sería derrotado en las urnas. Cuando Pérez Molina fue enviado a prisión Fernando del Rincón fue el primer periodista en entrevistarlo durante su reclusión. Sería la entrevista en que el expresidente culparía a Estados Unidos de su caída. Al respecto, recuerda Del Rincón: Fue complicado porque estaba entrevistando al político como periodista, pero al mismo tiempo estaba viendo a un ser humano bastante afectado. Hubo que preguntar cosas fuertes, pero traté de buscar el mejor tono para que no fuera una falta de respeto al sentido humano, estar preso no es fácil, con o sin culpa es una situación complicada. Creo que logré el resultado que quería, al menos yo me sentí bien, pude dormir en paz. La experiencia fue chocante porque lo entrevisté cuando ganó las elecciones, en primera vuelta, en segunda vuelta y como presidente electo, el choque de verlo en prisión es fuerte, después de verlo convertirse en algo y luego llegar hasta ese nivel… es una experiencia de vida única.

Si algo está claro para Fernando del Rincón es que Guatemala vivió un despertar, que también lo ha marcado en su carrera.

 

Termina de leer este y otros artículos en nuestra edición empresa, de venta en: http://revistaperrobravo.net/puntos-de-venta/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *