AUTORITARISMO AL CALCO

JIMMY MORALES, EL ACTOR HACIENDO EL PAPEL DE ARZÚ. Bien sabido es que la actuación es el atributo en el que más confía el Presidente de la República, es con una personalidad prestada que asume actualmente la crítica y los cuestionamientos públicos.

Porque aunque Jimmy se ganó durante años la vida como comediante en el programa Moralejas, transmitido en uno de los canales del mexicano Ángel González, también ha tenido experiencia en papeles más dramáticos, como cuando interpretó a un pastor evangélico en la película FE, dirigida por Alejo Crisóstomo.

Jimmy sabe cómo interpretar diversas personalidades y, dado que su función en el Gobierno es la de poner la cara para asumir las decisiones que toman los poderes “detrás de la cortina”, es comprensible que asuma diferentes personajes para desempeñarse en la Presidencia. Una especie de escape a la tan desagradable realidad de su administración, copada, inestable y débil.

Así, vimos durante su primer año de gobierno el desempeño del papel que aprendió rodeándose de militares, viejos zorros de la política que posteriormente terminaron siendo bautizados como la “juntita militar”, entre ellos Edgar Ricardo Bustamante, quien tuvo a su cargo la Secretaría Técnica de Seguridad durante el gobierno de Otto Pérez Molina. Estos prominentes miembros de la familia militar, bajo la fachada del diplomado en Seguridad Estratégica de la USAC, prepararon a Jimmy Morales para actuar el rol de Presidente.

El discurso nacionalista, devolverle el protagonismo al Ejército de Guatemala, facilitar a sus allegados ascender de grado dentro de la institución castrense, son sólo algunos de los elementos que conformaban el guión del primer acto de Jimmy Morales.

Pero aunque Jimmy Morales no tenga los alcances y esté muy lejos de ser un estadista, sus más cercanos “concejeros”, o más bien, los verdaderos dueños del partido FCN-Nación que se proclaman acreedores del poder político de la Presidencia, sí saben leer los escenarios y tejieron su plan para librar la guerra política que tomaría lugar en el país.

En el 2017, el guión para el Presidente evolucionó. Para el segundo acto, Jimmy Morales tuvo que estudiar el perfil y personalidad de otro político emblemático que se sumaría a la resistencia contra la Comisión Internacional Contra la Impunidad. La base para el papel de Jimmy del 2017 en adelante, sería el alcalde capitalino, Álvaro Arzú.

La Edición 56 versión impresa de Perro Bravo, ilustra en su portada el engendro que ocupa la Presidencia gracias a la actuación de Jimmy Morales.
La Edición 56 versión impresa de Perro Bravo, ilustró en su portada el engendro que ocupa la Presidencia gracias a la actuación de Jimmy Morales.

Un gobernante con “carácter” de película

Desde diciembre 2016, cuando trascendió el convenio que se buscaba firmar entre el Ministerio de la Defensa y la Municipalidad de Guatemala, para el programa de “Brigadas Militares de Seguridad”, empezó a hacerse evidente la puesta en marcha de una estrategia para acercar al Ejército a la administración de Arzú.

El apoyo y cercana relación entre el Ejecutivo y la Municipalidad capitalina se expresó no sólo en la forma de diversos convenios, la Presidencia aumentó su presencia en actos públicos junto al jefe edil. El tutelaje de Arzú no conoce sutilezas, desde regalarle una corbata al Presidente, hasta condecorarlo con la medalla “Más allá del deber” en marzo 2017.

Semana tras semana Jimmy se fotografiaba junto a Álvaro Arzú, estudiando su nuevo papel, al punto de empezar a adoptar su estilo de vestimenta: jeans o pantalones caqui y camisa casual. El Presidente también se hizo presente, con la camisola puesta, en la carrera 10K que organiza la Municipalidad de Guatemala.

La dependencia de Jimmy Morales en las decisiones y posturas de la Presidencia llegaron incluso a trascender las fronteras del país. El periodista hondureño, Renato Álvarez, reveló en mayo 2017 en su programa televisivo Frente a Frente, que durante un visita al país, un ex canciller y presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala, le confió que “me dice Álvaro Arzú que este hombre, Jimmy Morales, todos los día le consulta cómo gobernar”.

El medio digital Hondudiario.com, publicó que el periodista Álvarez, hizo “una comparación de capacidades y comportamiento del presentador de la televisión nacional Salvador Nasralla”, entonces candidato presidencial de la Alianza Partidaria, PINU y LIBRE en Honduras. El presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala es Jorge Briz, quien se desempeñó como Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de la GANA.

Pero el cambio más importante se evidencia en el tono de su oratoria, el nacionalismo adquirió la forma de la defensa de la soberanía y arreció el discurso de confrontación hacia sus críticos y los medios informativos, recordando la actitud de Arzú y sus ya conocidos enfrentamientos con la prensa escrita.

De ahí el carácter prestado de Arzú, con el que Jimmy empezó a elevar la voz en sus participaciones públicas y con el que finalmente dio a conocer su declaratoria de Non-grato a Iván Velásquez y su orden de expulsión del país en agosto del año pasado.

 

La mente detrás de las grandes ideas

Quienes aseguraron que fue en la mente de Álvaro Arzú donde germinó la sugerencia, que terminó en el libreto de la Presidencia, de basarse en la Convención de Viena para sacar al comisionado de Guatemala, vieron confirmadas sus sospechas cuando el Alcalde Álvaro Arzú respaldó públicamente la decisión presidencial durante un evento improvisado al día siguiente convocado por la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), organización que preside el Alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar.

El soporte de docenas de alcaldes y el mensaje enviado por el alcalde capitalino, lograron mantener a Jimmy Morales en la silla presidencial. Además de criticar las manifestaciones que exigían la renuncia del presidente, Arzú expresó en su participación que “los alcaldes representan el poder constitucional del Estado. ¿De que va a haber un golpe de Estado? ¿quién lo va a dar? si el Estado somos todos y ahora resulta que todos representan a la sociedad civil. Entonces ¿a quién representamos nosotros?… mis queridos amigos,  el desafío es grande… yo firmé la paz pero también puedo hacer la guerra”.

Este respaldo según el propio Arzú le ha costado una persecución judicial, así lo afirmó en su abrupta intromisión en la conferencia de prensa en la que el MP y la CICIG dieron a conocer sus hallazgos en el caso bautizado como “Caja de Pandora” en el que vinculan a la Municipalidad de Guatemala con gastos para la campaña del partido Unionista para materiales promocionales que fueron elaborados por la cooperativa del capitán Byron Lima, que fue asesinado en julio 2016 en la Granja Penal Pavón. “Me están pasando la factura porque no permití que le dieran golpe de Estado al presidente”, exclamaba el Alcalde de Guatemala a los reporteros en la sede del MP el 5 de Octubre 2017.

En Diciembre 2017, durante el acto de conmemoración del 21 Aniversario de la Firma de la Paz, Arzú defendió la decisión del Gobierno de trasladar la Embajada de Guatemala en Israel de Tel Aviv a Jerusalén. “ Una decisión que se interpreta como un intento de lograr un cambio de postura en la Casa Blanca hacia el Gobierno de Guatemala que tenga eco en la Embajada de Estados Unidos en el país. “Hace 69 años cuando Guatemala apoyó la creación del Estado de Israel nadie se opuso, porque habría significado oponerse al Gobierno de la Revolución. Hoy, en cambio, cuando el presidente Morales, toma una decisión congruente con la partición de 1948, se le critica duramente porque no confirma los criterios de una política internacional que busca imponernos una realidad espuria ajustada a sus propios intereses”, expresó Arzú durante la actividad.

Los poderes que mueven los hilos detrás de la Presidencia, terminaron consolidando su alianza cuando las fuerzas políticas cerraron filas en el Congreso y procedieron con la elección como Presidente de la Junta Directiva del Organismo Legislativo, de Álvaro Arzú hijo.

En Enero 2018, al ser consultado el Presidente sobre esa posibilidad que evidentemente fortalece a quienes le sostienen en el cargo, como quien no entiende la implicación, Jimmy se limitó a repetir el guión: “es una persona honorable, tiene todo el derecho como cualquier diputado de proponerse y si el Congreso decide apoyarle pues yo trabajaría con él de forma coordinada y buena como lo hemos hecho con los anteriores presidentes”.

Sin importar que hoy sea un émulo del Alcalde de la ciudad de Guatemala, lo cierto es que la responsabilidad de las decisiones de la Presidencia de la República de Guatemala recaerán sobre Jimmy Morales; aunque al parecer el nuevo papel del actor será con el que termine su período. Por eso no extraña que quienes le frecuentan aseguren que en Casa Presidencia, hoy habitan dos presidentes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *