BYRON Y JIMMY, ¿POR QUÉ NEGARLO?


FUENTE ASEGURA QUE LIMA FINANCIÓ CAMPAÑA DE FCN-NACIÓN

Central PB

El lunes 18 de julio 2016, alrededor de las 10:30 horas de la mañana, un grupo de hombres armados asesinó a 13 reclusos en la Granja de Rehabilitación Pavón y a una visitante argentina, destacando la ejecución del reo Byron Lima Oliva y de su cuerpo de seguridad. La familia del capitán Lima no tardó en considerar el hecho como un “Crimen de Estado”. La caja de los secretos estaba abierta.

El asesinato de Lima Oliva conmocionó a muchos sectores de la sociedad guatemalteca. La obligada participación de personal del Sistema Penitenciario para el ingreso de las armas, mismas que no han sido encontradas hasta la fecha, y la respuesta tardía para recuperar el control por parte de las fuerzas de seguridad, lo que impidió que los fiscales del Ministerio Público pudieran entrar sino hasta varias horas después cuando la celda de Lima ya había sido saqueada y la escena del crimen manipulada, pusieron en evidencia que el Ministerio de Gobernación continúa ineficiente y copado por el crimen organizado.

Una matanza de esa dimensión solo podría haberla realizado un grupo criminal poderoso con tentáculos a lo interno del Mingob. Por eso no extraña que el Ministro de Gobernación, Francisco Rivas, desde el inicio secundara como hipótesis, lo relatado por un reo que prontamente fue enviado al portón para contarle a la prensa y familiares de prisioneros que se aglutinaron en la entrada, una versión creíble de los hechos. En el cumplimiento de su deber informativo, el recluso gritaba: ¡fue la gente del “taquero”!… ¡por la venta de droga!

En este tipo de situaciones críticas, las hipótesis difundidas en las primeras horas tienen mayor probabilidad de instalarse en el imaginario colectivo. Rápidamente el hermano de Byron, Luis Alberto Lima, le salió al paso a las declaraciones del Ministro de Gobernación, recordó que la vida de Byron estaba a cargo del Estado de Guatemala, y en una entrevista concedida a Revista C4, aseguró que se trata de un crimen de Estado: “esto no es un motín normal ni un pleito de poder en un penal como el Ministerio de Gobernación intenta proponer como hipótesis”. Entre sus exposiciones afirmó que una fuente del Ejecutivo les informó que “se estaba gestionando un plan para eliminar a Byron para justificar una reforma penitenciaria”.

Los esqueletos saltan del closet

Las posteriores declaraciones de Luis Lima continuaron apuntando hacia una ejecución extrajudicial. Enfatizó en torno a que estaban buscando la reapertura del caso Gerardi, a partir del descubrimiento de un testigo protegido en Estados Unidos, cuyas declaraciones ya habían sido recogidas por el FBI y el informe respectivo entregado al Ministerio Público. Era tan sólo el inicio de una ola de nueva información, y desinformación, en torno a Byron Lima.

A los pocos días, la Dirección General de Inteligencia Civil, filtró al periodista estadounidense Steven Dudley, del sitio especializado Insight Crime, un informe que plantea la hipótesis que el asesinato de Lima podría deberse a un conflicto entre Byron y el narcotraficante Eduardo “Guayo” Cano, a quien supuestamente le habría robado un cargamento de droga.

Por esos días, circuló en redes sociales un audio divulgado por Bárbara Hernández, en el cual supuestamente se escucha una conversación entre Guayo Cano, Julio Álvarez (guardaespaldas de Jairo Orellana) y el ex fiscal de Narcóticos del MP, Víctor Orellana. En los más de 20 minutos de grabación, se revela información que expone a Mauricio López Bonilla y Otto Pérez Molina, como cómplices de operaciones para “tumbar” droga y bienes a grupos del narcotráfico. Un cuadro que refuerza las acusaciones que anteriormente había hecho Lima en contra del gobierno del PP. Nadie ha desmentido el audio hasta el cierre de esta edición.

Mucho se ha especulado también en torno a la presencia en Pavón de la modelo argentina, Joanna Birriel, de 24 años, quien en el inicio fue reportada como la mujer del capi; aunque posteriormente fue aclarado que Alejandra Reyes, esposa de Byron Lima, no se encontraba en el penal.

Jimmy y su inconfesable financista

Ante las declaraciones de Luis Lima, quien atribuye al Gobierno la responsabilidad del asesinato de su hermano, el Presidente de la República, Jimmy Morales, respondió a las acusaciones calificando de “irresponsables” las declaraciones del hermano de Byron y exigiendo que “si tiene pruebas, que las presente”.

Al día siguiente, ante la expectativa e insistencia de la opinión pública, el Presidente se vio forzado a dar declaraciones en torno a su relación con Byron Lima. Repite lo mismo que antes, cuando era candidato y le cuestionaban sobre unas fotografías en donde aparecen juntos: “Yo no tuve una amistad con el señor Lima, lo conocí grabando una película en Pavoncito, pero no tuvimos relación”.

En junio 2015, en plena campaña electoral, Jimmy Morales concedió una entrevista a Perro Bravo, durante la cual exclamaba: “Ahora dicen que Jimmy Morales está con todos. Dicen que los militares están detrás, por enésima vez, hay tres ex militares en el Comité Ejecutivo del partido. Dicen que Byron Lima está detrás, lo conocí mientras filmaba la película Fe de Alejo Crisóstomo, en Pavoncito. Me acuerdo porque en unos días presentábamos la película de Gerardi”.

Pero ahora tras la ejecución de Lima Oliva, surgen fuentes que desean revindicar la imagen del capitán Lima y aclarar algunas relaciones. Elena*, una amiga cercana de Byron, afirmó a Perro Bravo que Jimmy Morales recibió apoyo de Byron Lima para financiar el inicio de su campaña electoral.

En enero 2015, el abogado defensor de Byron Lima desde hace mucho tiempo, Moisés Galindo, declaraba ante la prensa que Lima había sido trasladado al Hospital Militar por problemas respiratorios. Posteriormente, se reportó que además de problemas de oxigenación, Lima estaba siendo tratado por úlceras y glaucoma. “Después de revisarlo los médicos decidieron internarlo”, afirmó Galindo.

Lima Oliva no salió del Hospital Militar hasta cinco meses después, en junio 2015. Durante ese tiempo, Byron recibió a muchos personajes en ese lugar. “Fue en abril, en el Hospital Militar, después de las seis de la tarde, cuando ya no hay visitas. Estábamos hablando con Byron, cuando le llegaron a avisar que tenía una visita. Le cambió la expresión en el rostro y nos dijo que disculpáramos, que tenía que atender una visita importante. Nosotros nos hicimos a un lado, pero yo vi que Jimmy Morales entraba y, no conozco a Sammy personalmente pero creo que era él quien lo acompañaba junto a otra persona”, asegura la amiga cercana del Capitán Lima.

De acuerdo a Elena, Morales le pidió apoyo: “echame la mano, no tengo para publicidad en la ciudad y no tengo gente”, a lo que, según la fuente, Byron respondió: “yo te apoyo, yo tengo gente que me debe”.

“Lo más que estuvo Jimmy fue una media hora, era un asunto de ir al grano y de salir rápido del hospital”, afirma Elena, pero reclama: “cae mal que ahora Jimmy diga que no es cierto que tenía una relación con él”.

De acuerdo a las declaraciones de esta persona que vivió de cerca la experiencia de Lima en prisión, incluso su esposa, Alejandra Reyes, y su hermano, contribuyeron a organizarle varias actividades y participaron personalmente en una gira de FCN-Nación por Quiché.

La mejor prueba, según Elena, del apoyo de Byron Lima a la campaña de Jimmy Morales, es que “a los pocos días de esa reunión, empezaron a poner rótulos de Jimmy en las américas, en la reforma, en los próceres, cuando ellos no tenían dinero”. Esto coincide con la apreciación de algunos observadores de la campaña electoral, que resaltan que esa cantidad de rótulos “llamaron la atención, porque no era precisamente un material económico”.

Durante esa etapa de la campaña, Jimmy refería que su financiamiento venía de sus propios fondos, de los de Otmar Sánchez, ahora diputado en el Parlacen, y de Juan Orozco.

Jimmy Morales, el candidato, con el hermano de Byron Lima en el 2015. Foto: Archivo PB
Jimmy Morales, el candidato, con el hermano de Byron Lima en el 2015.
Foto: Archivo PB

Para leer el reportaje completo adquiera la edición impresa en los siguientes Puntos de Venta. 

*Nombre ficticio para proteger la identidad de la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *