Con profunda indignación

Editorial 12

Indignación, que es el sentimiento que compartimos las personas trabajadoras que tuvimos la suerte de nacer en esta tierra, ante el incumplimiento, el descaro y el autoritarismo del gobierno del Partido Patriota.

El Presidente de la República continúa expresando en su millonaria campaña publicitaria que sus ofrecimientos no son promesas, “son compromisos”. Cuando la gente sufre diariamente el embate de la violencia,  la delincuencia y el crimen, que el Presidente pronuncie esas palabras equivale a escupirle en el rostro al pueblo. Más le valiera aceptar que está perdido y no encuentra solución, que continuar defendiendo lo indefendible. ¿Mano dura? Sí, todos y todas la estamos sintiendo.

Tanto desatino. Si hay protesta por la desatención del Estado, el Gobierno responde con fuerza. Si no hay liquidez por mala administración, el Gobierno promueve más deuda. Si hay sicarios en las calles, el Gobierno obliga a los motoristas a usar chalecos naranjas. Si hay denuncias de corrupción, el Gobierno se ensaña con la Prensa.

El ciudadano no termina de recuperarse del despojo, apenas puede levantarse de las agresiones del delincuente y del criminal, cuando ha de  verse violado nuevamente en sus derechos, abusado por sus mismas autoridades. Ciudadanos como lo son también los periodistas, que para hacer su trabajo deben enfrentarse a riesgos y peligros que no deben ser, pero que tristemente existen al amparo de un gobierno negligente y absorto en sus negocios. ¿Cómo espera que reaccione el pueblo ante tanto oprobio?

Ante la gravedad de la situación que atraviesa la Prensa en el país, Perro Bravo se solidariza con el gremio periodístico y con la población en general, víctimas de violaciones a sus derechos que son los mismos. En tiempos en donde la libertad de expresión se ve nuevamente amenazada, nos comprometemos a estar vigilantes de cualquier agresión que atente contra la misma, y a informar sobre toda iniciativa que busque silenciar a los inconformes, a los indignados.

En ese espíritu,  Perro Bravo comparte a sus lectores un extracto de la “Oración por los Periodistas”, escrito por el beato Manuel Lozano Garrido, conocido también como el periodista de la silla de ruedas:

“Señor… Si un milagro hace falta sea en los teclados, se les vaya pintando la imagen de su hijo o la de los amigos. Que si de pronto se hace en el mundo un silencio porque hacen falta normas, su corazón sea bravo para decir la palabra; que sea clara y rotunda y, sobre todo, justa. Le negarás el sueño, como también la sal y el pan de cada día, si sólo él puede hablar y calla por cobarde.”

Palabras que nos inspiran, reafirman nuestra misión y nos mueven a seguir adelante.

Nos negamos a la opresión, resistiremos la represión porque estamos dispuestos a defender nuestra condición de seres humanos libres, cueste lo que cueste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *