CONCUÑO DE EX MINISTRO SINIBALDI SEÑALADO EN CASO ODEBRECHT

Nadie reportó cuándo ni cómo Alejandro Sinibaldi salió del país, es innegable que ha recibido apoyo de poderosos sectores, incluso, el portal de la Interpol hasta el momento no ha publicado en su sitio la orden de captura internacional en su contra.

El 5 de diciembre 2016, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público, realizó 12 allanamientos en Guatemala, Sacatepéquez y Escuintla en busca de información de posibles bienes y empresas relacionadas a Alejandro Sinibaldi. El MP explicó que tras la inspección y registro en los operativos, se inmovilizaron dos hangares en la zona 13, un helicóptero y diez inmuebles entre los que destacaron apartamentos en los edificios Gaudi y Murakami en zona 14; en el condominio Casa Margarita en zona 10; y en Viú Cayalá en zona 16. Así mismo, cuatro residencias en El Pulté, zona 15; una más en zona 10 y otra en Antigua Guatemala, así como una lujosa residencia de playa en Marina del Sur.

Tras el operativo que alcanzó a varias de las propiedades de sus familiares, Sinibaldi se vio obligado a romper el silencio, en enero 2017 en su cuenta de twitter se pronunció en contra de la CICIG a través de un comunicado que luego terminó eliminando. “Lo que está en juego es el derecho de presunción de inocencia, derecho que la CICIG está violando al politizar, mediatizar, juzgar y sentenciar los casos. Dándole a cada medio una historia qué contar” afirmó el ex ministro. La preocupación en torno a sus familiares, afectados por los operativos, se hizo evidente en el comunicado.

El ex dirigente del PP también se refirió a Juan Carlos Monzón: “en el primer caso sigue sin presentarse ninguna prueba más que un documento escrito a mano y el testimonio de un SAPO”, expresó Sinibaldi en el mismo comunicado en el que afirma que “soy empresario antes que político”.

Monzón, ex secretario privado de la vicepresidente y hoy principal colaborador eficaz en varios de los casos de corrupción del PP, respondió a los señalamientos de Sinibaldi después de una audiencia en tribunales: “podré ser sapo pero dije la verdad… él sabe lo que le provocó a su familia, si habla de familia que comience a componer lo que hizo”.

Alejandro Sinibaldi y Juan Arturo Jegerlehner se encuentran vinculados familiarmente a través de sus respectivos matrimonios con las hermanas Saravia.

Corrupción en familia:

Recientemente el equipo de Univisión Noticias dio a conocer otra revelación interesante de la investigación internacional alrededor de Odebrecht, los $18 millones en sobornos pagados en Guatemala habrían circulado en parte a través de dos empresas: Arcadex Corporation y ROA Corporate Legal & Economical Advisory Inc.

Arcadex Corporation es una empresa de cartón creada en Belice, mediante la cual se movieron sobornos utilizando cuentas en Nueva York, desde las cuales Odebrechttransfirió hasta $20 millones de dólares. A través de esta empresa se giraron fondos para pagarle sobornos a un ejecutivo de Petrobras.

En su reportaje Univisión Noticias señala que ROA, una “sociedad registrada en Panamá, recibía pagos de Odebrecht” y que de acuerdo al testigo Marco Pereira de Sousa Bilinski, el abogado guatemalteco Juan Arturo Jegerlehner Morales era el beneficiario final de la empresa.

De acuerdo con Pereira de Sousa, el abogado Jegerlehner“le informó que el objetivo de la cuenta era para fines de consultoría legal y que el 100 por ciento de los recursos de la firma salían de cuentas operacionales de Odebrecht”.

Juan Arturo Jegerlehner se encuentra casado con María de La Paz Saravia, hermana de la esposa de Alejandro Sinibaldi Aparicio, María José Saravia Mendoza.

Este es el primer vínculo familiar claro e irrefutable entre el movimiento del dinero utilizado por Odebrecht para pagar sobornos al gobierno de Guatemala, con el fin de obtener contratos y garantizar el pago de la obra, y la familia del ex ministro del CIV.

Para leer el reportaje completo y conocer las empresas para las que trabajó el concuño del ex ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, adquiera la edición impresa de Perro Bravo en nuestros Puntos de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *