CRISIS E INGENIO

Editorial 26

Así como muchas veces del fracaso se aprende más que del éxito, así también la adversidad nos hace crecer y desarrollar facultades que no pueden nacer de la comodidad y la satisfacción continuas. Tal vez esto explica por qué a los guatemaltecos no nos aflige mayor cosa cuando las noticias internacionales anuncian una debacle mundial, una recesión global. Ya estamos curtidos, en este país la crisis es una compañera de vida.

El ingenio guatemalteco para salir adelante es sorprendente y maravilloso, surge de la necesidad de superar los obstáculos, como una expresión de un espíritu determinado a salir avante de la tempestad. Es de admirar como miles de familias se ganan la vida en este país, haciendo lo que pueden para conquistar el infortunio y resistiéndose a ser pisoteados en el camino.

Según la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos 2013, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 69.2% de la población ocupada a nivel nacional se emplea en el sector informal, más de 4 millones de familias dependen de esa fuerza de trabajo.

Si se estudia con detenimiento este fenómeno económico que ocurre en el sector informal, encontraremos claras evidencias de nuestras fortalezas como nación y como seres humanos. Si alguien sale honesta y verdaderamente adelante en este país, lo hará en cualquier parte del mundo, porque hemos aprendido a ser creativos e ingeniosos y hemos desarrollado nuestra propia forma de trabajar con lo que tenemos.  Así millones de personas se ganan la vida hoy.

En Perro Bravo aplaudimos el espíritu emprendedor que reside en ese músculo de la economía nacional, comparable también al aporte de esas remesas que vienen de nuestros hermanos y hermanas en el extranjero, quienes también representan, en gran medida, la valentía de los guatemaltecos para perseguir su idea de felicidad.

Quienes elaboramos esta publicación somos seres humanos de carne, hueso y espíritu, comprendemos perfectamente bien que en estas épocas de finales de año, la prioridad está en superar el día a día con tal entrega que podamos generar un margen adicional para celebrar dignamente, junto a nuestros seres queridos, la próxima Navidad y la llegada de un año nuevo. Con eso en mente, hemos decidido imprimir una revista doble, combinando el contenido esencial de dos ediciones en un mismo ejemplar; a manera de regalo hacia nuestros lectores, acompañado de un sincero agradecimiento por habernos incluido entre sus decisiones de compra de estos días.

Además, como un homenaje a ese ingenio que brota para hacerle frente a la crisis, en esta edición hemos preparado, en colaboración con una variedad de empresas y marcas que creen en la fuerza del dar, una cuponera que hemos bautizado como “anticrisis”, puesto que ayudará a nuestros lectores a atravesar esta época de regalos y compromisos, de la mejor manera posible: recibiendo más y gastando menos.

Sirvan también estas letras para darle la bienvenida a esta época de fin de año, con los brazos y el corazón abiertos, porque aunque este año ha sido duro, nos ha hecho seres humanos más fuertes, dispuestos a reinventarnos y a transformar nuestra realidad. Si algo sabemos hacer en este país es sacudirnos el polvo y levantarnos, pero si cuando nos ponemos de pie lo hacemos con una sonrisa en la cara, entonces, ya hemos triunfado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *