CRÓNICA DE UN TRIUNFO CIUDADANO


IMG_7446

Hoy se ha coronado una jornada histórica. 132 diputados, todos los presentes en el pleno, votaron a favor de retirarle la inmunidad a Otto Pérez Molina. Sin embargo, más que los diputados, el mérito es de la ciudadanía.

 

En la lamentable crisis institucional que vive el país, la ciudadanía ha entendido que la única forma de rescatar el futuro es involucrándose en la vida política. Han sido tantos los procesos que en la tienda, en la calle, en el bus o en el trabajo, se escucha a las personas hablar de antejuicios, del por qué es más importante la elección de diputados que de Presidente.

 

Una semana atrás, cuando se conoció el expediente de antejuicio en el pleno, ciudadanos de Antigua Guatemala fueron a despertar con cohetes a sus diputados distritales para que llegaran a tiempo al hemiciclo. Una vez conformada la comisión pesquisidora la presión y la vigilancia al proceso se mantuvo. Gracias a ello, en dos días ya existía un dictamen.

 

Al conocer que la comisión resolvía que “el Presidente deber ser puesto a disposición de la justicia”, los ciudadanos se empoderaron. #105votos se volvió tendencia en redes sociales mientras llamaban y mandaban mensajes a todos los diputados. Gracias a esa presión, el lunes ya 8 partidos y 46 diputados se habían comprometido a retirar la inmunidad al mandatario.

 

Aun así pocos creían en que hoy iba a ser posible alcanzar los 105 votos favorables. Sobre todo porque las matemáticas y la composición del Congreso planteaban un panorama complejo. Para complicarlo más, un amparo en la CC podía servir de excusa para retrasar la discusión y un bloqueo de una organización sindical de excusa para que los diputados no entraran al Congreso.

IMG_7430

En un país acostumbrado a la violencia. En un país en el que el gobierno de Otto Pérez Molina hizo costumbre el quitar las manifestaciones con antimotines, ciudadanos optaron por el diálogo. Llegaron a hablar durante casi dos horas con los sindicalistas para convencerlos que no valía la pena defender a un gobierno que les había robado la salud, la educación, el futuro. Gracias a ellos que abrazaron a los sindicalistas, que les regalaron flores blancas, que formaron una cadena humana para garantizar el ingreso de los diputados, fue que la sesión histórica se llevó a cabo.

 

Adentro, aún persistía el nerviosismo. El panorama era complicado porque de 132 diputados presentes, 33 eran del PP. LIDER por su parte había decidido jugar con las matemáticas y no llevar a su bancada completa (22 diputados faltantes, más 2 de su partido aliado, GANA). Todo apuntaba a que por 6 votos Otto Pérez Molina mantendría su inmunidad.

IMG_7425

Afuera la presión ciudadana no desmayaba y de nuevo, adentro del hemiciclo, se empezaba a ver el nerviosismo en los rostros de los diputados más fieles al Presidente: Gudy Rivera, Valentín Gramajo y Luis Fernández Chenal, mientras se aprobaban actas y se leía el informe de la pesquisidora. Corría el rumor de que los diputados naranjas le darían la espalda al mandatario.

 

Al votar, PP y LIDER fueron los últimos en hacerlo y los naranjas consumaron el golpe. ¿La razón para abandonar a su máximo líder? Algunos diputados no le perdonan haber hundido al partido mientras que otros, los fieles a Roxana Baldetti, consideraban que el Presidente tenía que cumplir el mismo destino. Así llegamos al histórico 132.

 

De nuevo, insistimos, este ha sido un triunfo ciudadano. Un triunfo de la población que ha entendido que si quiere que los diputados legislen en su favor, deben hacerse participes de la acción legislativa. Ahora toca no desmayar, aún falta mucho. Un recurso en la CC aún podría anular todo el proceso.

IMG_7443

 

INFORMACIÓN Y FOTOGRAFÍAS DE CONGRESO TRANSPARENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *