CUANDO LA INDIGNACIÓN SE CONVIERTE EN PROPUESTAS

EL CASO DE PODEMOS, EL PARTIDO CIUDADANO QUE APUESTA POR ROMPER EL BIPARTIDISMO ESPAÑOL

PAra web

En la coyuntura económica y política que actualmente vive España, marcada por el descrédito de la clase política tradicional, un movimiento ciudadano llevó a la formación de Podemos, una agrupación que ha refrescado el panorama y pretende romper la tradición del bipartidismo Partido Popular (PP)-Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que se han alternado el poder.

 

Desde 2011, la crisis económica movilizó a miles de jóvenes que protestaron bajo el nombre de “Indignados” en contra del sistema político español. Desde aquellas protestas muchos experimentos se empezaron a hacer para darle forma a las inquietudes de la población inconforme. En la segunda semana de enero de 2014, la página digital Público difundió el manifiesto “Mover ficha: convertir la indignación en cambio político”, rubricado por personalidades académicas, intelectuales, sociales y políticas. Entre las proclamas significativas, el documento se quejaba de que la población estaba “(…) ante la mayor pérdida de credibilidad del régimen nacido en la Constitución de 1978”, la cual marcó la transición de la dictadura de Francisco Franco a la democracia participativa en la nación europea.

 

La pérdida de credibilidad a la que se refería el manifiesto tenía que ver con las acciones políticas, sociales y económicas impulsadas a partir de 2011 por el presidente Mariano Rajoy, del PP, como el aumento al Impuesto al Valor Agregado (IVA), reducción de la inversión educativa y de la cobertura de servicios de salud, entre otras que provocaron incluso que miles de familias perdieran sus puesto de trabajo y sus viviendas y fueran arrojadas a la calle.

 

De ahí que los firmantes de “Mover ficha: convertir la indignación en cambio político” llamaran a “(…) no sacrificar más derechos en el altar de unos mercados guiados por la especulación y la rapiña”, en alusión a un claro favoritismo del Gobierno hacia las grandes empresas nacionales y extranjeras en detrimento de la población. Ello los llevó a plantear que es “la ciudadanía la que tiene que decidir, no la minoría egoísta que nos ha traído hasta aquí”, con lo cual la manifestación del hastío y la indignación fluyó hacia el consenso de Podemos, una iniciativa ciudadana que se registró como tal el 11 de marzo de 2014 para concurrir a las elecciones generales que tendrán lugar en España el próximo 20 de diciembre.

Por el carácter alternativo y la característica de prescindir de financiamiento corporativo, Podemos deberá sortear, sin embargo, obstáculos fuertes que van desde el plano económico hasta la descalificación que entraña la etiqueta de “populista” con la que las derechas en todo el mundo “desacreditan” a las propuestas políticas que atentan contra el orden establecido.

 

Podemos le apuesta, al menos en el discurso, a un gobierno que privilegie los derechos humanos por encima de los derechos de las corporaciones- De acuerdo con el periódico El Mundo, Podemos “cristaliza el anhelo de un cambio en la política española, de una depuración del sistema que ni el PP ni el PSOE han querido asumir”.

 

Por ahora, la figura visible de una eventual candidatura de Podemos tiene nombre y apellidos: Pablo Iglesias Turrión. Este abogado y sociólogo, que cumplirá 46 años en octubre próximo y a quien se le ve en mangas de camisa y luciendo una cabellera larga que transmite una imagen más bien contestataria, logró en poco tiempo atesorar un nada despreciable cuarto lugar en las elecciones europeas de 2014 con casi un 8% de votos, llegando a liderar las encuestas de intención de voto presidencial. Esto, basado en una campaña que apuesta por las redes sociales y el boca en boca.

 

Falta por ver los resultados de las elecciones. España se pregunta si Podemos podrá romper el bipartidismo, mientras el resto del mundo parece atento a ver la capacidad de una alternativa ciudadana para sacar a los grupos que actualmente acaparan el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *