DE AUMENTOS AL GAS Y A LOS COMBUSTIBLES

Por lo menos se han registrado unos seis aumentos a los combustibles en lo que va del año 2018 y el gas propano no es la excepción, pues es un producto de consumo masivo en los hogares guatemaltecos y esto se da cuando se les pega la gana a los distribuidores y comercializadores a raíz del monopolio que ha sido imposible de erradicar, no obstante que está prohibido por la Constitución en el artículo 130, que literalmente dice: “Prohibición de monopolios. Se prohíben los monopolios y privilegios. El Estado, limitará el funcionamiento de las empresas que absorban o tiendan a absorber, en perjuicio de la economía nacional, la producción en uno o más ramos industriales o de una misma actividad comercial o agropecuaria. Las leyes determinarán lo relativo a esta materia. El Estado protegerá la economía de mercado e impedirá las asociaciones que tiendan a restringir la libertad del mercado o a perjudicar a los consumidores.”

Sin embargo, todo este entramado de negocios monopólicos no permiten que más empresas entren a competir en igualdad de condiciones para beneficio de los consumidores que al final ni cuenta se dan si les venden el peso exacto de lo que están comprando.

Además quizá por la premura de la compra tampoco se percatan que el precio aumenta cinco quetzales o más, y muchas veces ni factura se les extiende y ellos tampoco la solicitan.

Con lo anterior no solo se evade al fisco, sino se pierde la posibilidad de fiscalizarlos, así como el control de los precios.

En Mayo pasado se registró un fuerte aumento en el precio de la gasolina que no se ha revertido del todo. Imagen: Archivo
En Mayo pasado se registró un fuerte aumento en el precio de la gasolina que no se ha revertido del todo. Imagen: Archivo

Ya es tiempo de romper con esas prácticas monopolísticas, que tanto daño le hacen a los consumidores y al pueblo de Guatemala al tenor del artículo 130 constitucional.

Urge que el Congreso apruebe la ley de competencia para abrir el mercado a más empresas que bien podrían vender los productos a mejores precios y con ello quienes saldrán ganando son los hogares guatemaltecos.

La mayoría de países tienen libre mercado y competencia para los productos y solo Guatemala se ha quedado en el atraso arcaico.

Urge la desconcentración del mercado para que productos como el gas propano, los combustibles y otros productos tengan competencia para beneficio de todos.

El Ministerio de Energía y Minas debería abrir las puertas a nuevas empresas y no poner trabas a quienes quieren generar empleos para beneficio de los millones de hogares y con ello abaratar los precios de esos productos.

Escribió Luis Montúfar

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *