EL ARRIESGADO OFICIO DE LOS NARCOPILOTOS

 

19 de Febrero para WEB

El 17 de febrero, el piloto aviador Herbert Berganza, fue asesinado a balazos por sicarios desconocidos en Ciudad San Cristóbal, Mixco. Según reportes de prensa, autoridades antinarcóticos de Estados Unidos y de Guatemala, investigaban a Berganza desde hace meses.

En el 2010, un piloto suramericano contó a la prensa su experiencia como narcopiloto, después de varios años de su captura. En sus declaraciones afirmó que “podés ganar en 5 horas lo que juntás en 6 meses”, y aseguró que por un vuelo que lleva entre 100 o 200 kilos de droga un narcopiloto puede ganar más de 20 mil dólares.

En Guatemala se han hecho públicos, cada vez con mayor frecuencia, casos relacionados con narcopilotos que operan en la región. En octubre del 2010, el helicóptero Bell 20611, placa TG-MEC, propiedad de la empresa Aerocentro, fue decomisado en Honduras por autoridades antinarcóticos después de encontrar restos de cocaína en su interior. Por este caso fue capturado Haward Suhr Castellanos, piloto y socio de Aerocentro y cofundador de la empresa junto a Guillermo Lozano. Tanto Suhr como Lozano realizaban vuelos para políticos y altos funcionarios del Gobierno, incluyendo al presidente Otto Pérez Molina. Suhr Castellanos fungió en el 2010 como asesor de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

En diciembre 2013, la avioneta fabricada por Beechcraft, modelo F90 y matrícula TG-HOS, propiedad del empresario Javier Hernández, fue interceptada por la Fuerza Pública en Limón, Costa Rica. La aeronave transportaba más de una tonelada de cocaína. El piloto y copiloto, padre e hijo, Jose Luis Cruz y Edgar Cruz, fueron capturados durante el operativo.

Reportes de prensa recientes también dan cuenta de que el piloto presidencial Andree Del Aguila, estuvo involucrado en un incidente en Río Dulce relacionado a un cargamento de 500 kilos de droga, pero logró fugarse. Este piloto también ha volado para el hijo del empresario Javier Hernández.

Lo cierto es que el negocio de transportar droga atrae cada vez a más pilotos profesionales, con las credenciales necesarias para volar oficialmente, quienes seducidos por el dinero no consideran las consecuencias de terminar en la cárcel o sin vida; dos destinos recurrentes para quienes llevan la droga a volar.

Deja un comentario en: “EL ARRIESGADO OFICIO DE LOS NARCOPILOTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *