«El príncipe naranja»

Oscuros manejos y magros resultados en el primer año de gestión del alcalde de Mixco, Otto Pérez Leal.

"EL PRÍNCIPE NARANJA"

Edición: MAR 13
Autor: Redacción Perro Bravo
Correo: redaccion@revistaperrobravo.com

La llegada de Otto Pérez Leal a la municipalidad de Mixco

le puso fin a más de 15 años de poder de la familia Rivera. El triunfo no fue fácil. Pese a una campaña que empezó con casi dos años de anticipación, a la cuantiosa inversión publicitaria y a contar con el respaldo de la figura de su padre, que al final de cuentas fue electo presidente, Pérez Leal ganó con una diferencia de apenas 6857 votos.

Su campaña fue dirigida desde una pequeña mansión ubicada en San Cristóbal (propiedad de Dalio Martínez), centro de operaciones del Partido Patriota en Mixco. La oferta de Pérez Leal y sus respuestas ante los periodistas eran casi idénticas a las de su padre: seguridad y empleo; a lo cual agregaba lo que todo alcalde de la metrópolis promete, conectar a su municipio con el Transmetro capitalino.

Pérez Leal tiene ese rostro inexpresivo que suelen tener los militares, la misma gente del partido lo define como un tipo “sin mucho carisma pero con buen porte”. Se menciona que su interés nunca fue la alcaldía sino la dirección de la Portuaria Quetzal, sin embargo terminó con la vara edil por presiones de su padre. Frecuentemente prometía ante los medios de comunicación que, como muestra de que no se enriquecería a costas del herario público, daría una copia de su declaración de probidad. La copia, como era de esperarse, nunca se hizo pública.

Bajo el ala protectora del padre
No se puede hablar de Pérez Leal sin hablar de Pérez Molina. Demasiado imponente la figura del padre y demasiado pequeña la del hijo. Hasta hoy sus esfuerzos por construirse una imagen independiente a la de su padre parecen pocos, si es que lo ha intentado. El Ejecutivo ha hecho de todo por apoyar la gestión del “Príncipe Naranja”.

Recién pasada la primera vuelta electoral Otto Pérez Molina sostuvo una reunión con el alcalde capitalino Álvaro Arzú a la que llegó acompañado de su hijo. El a la postre Presidente ofrecía a Arzú el apoyo del gobierno central a la vez que le pedía que apoyara la gestión de su primogénito procurando conectar el Transmetro con Mixco, entre otras cosas.

Pérez Leal se ha beneficiado de la focalización de los programas sociales hecha por el Ministerio de Desarrollo Rural. En Mixco se inauguró un Comedor Móvil, dentro del programa de Comedores Seguros, bajo carácter de emergencia; además es el segundo municipio que cuenta con mayor cantidad de beneficiarios de la Bolsa Segura (10,901). Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Rural han cedido a Pérez Leal la entrega de las bolsas y durante los actos ha sido notoria la promoción de su figura. Rafael Rottman, Viceministro del citado ministerio, declaró durante la entrega de bolsas realizada en octubre del año pasado: “Otto Pérez Leal es el alcalde que necesitábamos para que llegaran los programas sociales”.

Mientras tanto la Secretaría de Bienestar Social aportó los fondos para poner en Mixco una guardería municipal; la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres destinó rápidamente Q.2 Millones cuando se suscitó el problema de la grieta en Ciudad Satélite. Cuando los vecinos reclamaron el traslado de un grupo de familias que habían invadido un terreno, la Secretaría de Asuntos Específicos de la Presidencia le dio su apoyo al alcalde mixqueño para trasladar a las familias fuera de su jurisdicción, asentándolas en Villa Nueva.

Las preferencias hacia la comuna que dirige Leal también han sido notorias en la asignación presupuestaria. Mixco, que cuenta con un presupuesto municipal de Q.394 Millones, recibió del Presupuesto General de la Nación un aumento de Q.43.2 Millones con relación a lo que le fue asignado en 2012 (sólo el aumento de Q.77.5 Millones que se le dio a la comuna capitalina, supera al de Mixco a nivel nacional). Q.63 Millones le asignó el Ejecutivo para la ejecución de obra.

Ejecución de fondos públicos desde las sombras
Para cualquier vecino de Mixco la información sobre el aumento de presupuesto para su municipalidad podría ser una buena noticia sino fuera por la desconfianza que causa la forma en que las autoridades administran dichos fondos. Dejó mucho que pensar el que una de las primeras acciones de Pérez Leal en el cargo fuera solicitar al Consejo Municipal un aumento de sueldo. El pago de dietas por cada sesión de consejo realizada subió de Q.1 Mil 500 a Q.3 Mil y su sueldo de Q.12 Mil a Q.35 Mil. Sumado a los gastos de representación, el alcalde proyectaba recibir nada más y nada menos que Q.90 Mil mensuales. Ante el repudio de la opinión pública, optó por dar marcha atrás.

Basta con revisar los números de la Municipalidad de Mixco en Guatecompras para darse cuenta de la forma en que administran los fondos. Ni una sola obra ha sido sacada a licitación pública. Los únicos 12 contratos que ha publicado han sido celebrados a través del fideicomiso FIDEMIXCO, figura legal que frecuentemente ha sido criticada por dificultar la fiscalización del gasto público. Frente a esos 12 contratos publicados con los que se asignaron Q.10 Millones, 870 no lo han sido y representan un gasto de Q.25 Millones.

Esta falta de transparencia siembra grandes dudas sobre la forma en que serán otorgados los contratos de los futuros proyectos de la Municipalidad, entre ellos la construcción y equipamiento de una comisaría distrital para la que el Ejecutivo ha otorgado Q.35 Millones. Para el 2013 se contemplan Q.25 Millones para el mejoramiento de calles y avenidas y Q.5 Millones para la remodelación de áreas deportivas. Genera también suspicacia las negociaciones que ha sostenido la Municipalidad con la empresa mexicana Inversa según las cuales la empresa instalará gratuitamente cámaras y radares a cambio de quedarse con un porcentaje sobre el cobro de los impuestos.

La transparencia parece no ser una de las prioridades de la gestión. Pese a que la Ley de Acceso a la Información establece que la información referente a empleados, sueldos y presupuesto, entre otros, debe estar disponible en todo momento a través de los portales electrónicos de las instituciones, el sitio web de la municipalidad (munimixco.com) no facilita ningún tipo de información, ni siquiera el nombre de cada uno de los integrantes del Concejo Municipal.

En 2012 la municipalidad erogó Q.101 Mil para cubrir los viáticos de Pérez Leal en sus viajes a Washington y Taiwán. El viaje del alcalde a Taiwán, le significó a la comuna un gasto de Q.51 Mil, según las declaraciones de Pérez Leal el dinero sirvió para cubrir sus gastos de representación por que el transporte y la estadía fueron costeados por el gobierno de Taiwán. Según esas mismas declaraciones el dinero fue invertido en “hermanar” a la comuna con el país asiático. En contraste con los gastos del alcalde, según entrevistas realizadas por periodistas de Revista Perro Bravo, el personal contratado para limpieza y jardinería del municipio es obligado a comprar su propio equipo “si es que en verdad quiere el trabajo”.

¿Un Mixco más seguro?
Las cifras de muertes violentas en Mixco, según estadísticas proporcionadas por la Procuraduría de Derechos Humanos, vienen en descenso desde 2009. En 2010 y 2011 se reportaron, respectivamente, 80 y 60 casos menos. En 2012, tras la llegada de Pérez Leal a la alcaldía, se reportaron a penas 33 casos menos en relación al año anterior. Ello pese a que en el 2012 el Ministerio de Gobernación delegó 50 agentes y el Ministerio de Defensa 400 soldados más.Los alcaldes de Villa Nueva, Villa Canales, Amatitlán y San Miguel Petapa no contaron con la misma ayuda. Para cubrir las necesidades de seguridad de sus poblaciones (que hasta 2012 sumaban más asesinatos que los ocurridos en Mixco) el Ministerio de la Defensa sólo asignó 60 soldados; pese a ello la administración de Edwin Escobar logró una reducción de 35 casos de homicidio superando a lo logrado por Pérez Leal.

Mixco tampoco parece ser un lugar más seguro. En el centro del municipio la presencia de soldados y policías es notoria pero disminuye entre más se adentra uno en los barrios y asentamientos. Esquinas en las que se observan soldados detrás de barricadas, dan más la impresión de una zona en guerra que de un lugar pacífico.

Por otro lado son poco visibles las obras ejecutadas por la Municipalidad. Calles sucias en el centro de Mixco; en TulamTzu y Condado Naranjo calles en evidente mal estado sin señal alguna de que se realicen trabajos de bacheo, lo mismo sucede en la zona 11 del municipio en dónde, para empeorar la situación, el servicio de agua es irregular. Las zonas 4 y 5 tienen grandes deficiencias en cuanto a alumbrado público. Frente a ello los vecinos se preguntan: ¿En qué se está invirtiendo el dinero? y ¿dónde está el Alcalde?

¿Dónde está el Alcalde?
Para poder presentar en este reportaje la perspectiva de Pérez Leal respecto a los temas que se han abordado se buscó una entrevista que hasta el cierre de la edición no fue concedida. Vecinos de Mixco refieren que Pérez Leal “no es un alcalde del pueblo”, señalan que es rara la vez en que concede una audiencia a un ciudadano común o que se toma el tiempo para atender las demandas de los ciudadanos durante un acto público. En las redes sociales la situación no se diferencia mucho. Pese a que constantemente Pérez Leal actualiza sus perfiles en Facebook y Twitter con fotografías de sus eventos, nunca responde los mensajes que los ciudadanos le dejan.

En Mixco reina el silencio. No sólo de parte del Alcalde sino también de parte del Consejo Municipal que debería estar llamado a ejercer contrapeso y una oposición constructiva. Encontrar a los concejales de LIDER o Victoria es casi una tarea imposible y a los que se logró contactar prefirieron guardar silencio. El mismo sindicato de trabajadores de la municipalidad, dirigido por César García, no se atreve a cuestionar la gestión de Pérez Leal, su secretario general afirma que “todo marcha bien” dice desconocer los casos de trabajadores que han sido despedidos injustificadamente. Uno se pregunta: ¿será que la oposición tiene miedo al alcalde o será que ya ha sido alineada a sus intereses? Con la bendición de su Padre y el silencio de sus opositores parece que Otto Pérez Leal, el “Príncipe Naranja”, tiene la puerta abierta para hacer y deshacer en su pequeño feudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *