“El profesor ahora es cualquiera… No podemos dejar a nuestros niños en manos de cualquiera”

El Ministro de Educación hace una radiografía de la problemática educativa… que apunta hacia magisterio

Edición: 56
Por: Alejandro Arroyave
Correo: aarroyave@revistaperrobravo.com

Hoy se dio a conocer el Acuerdo Ministerial DIREH 4721-2017, mediante el cual el Ministro de Educación autorizó un bono navideño de Q3 mil para los maestros, lo que significa un gasto de alrededor de Q500 millones. Poco antes de que trascendiera que gran parte de los centros educativos apenas alcanzaron los 170 días de clases este año, Oscar Hugo López nos recibe en el Despacho Ministerial. A continuación un extracto de lo que conversamos…

¿Por qué afirmar que se cumplieron los 180 días de clases cuando se sabe que en muchas escuelas no?

Lo que se hace es un promedio, hay escuelas que llegan y otras que no llegan a 180 días, nuestro promedio al día de hoy lunes (23/10/2017), es de 180 días promedio.

 Este año no hubo huelgas magisteriales, lo que hubo fue tomas de Direcciones Departamentales, que fueron por una semana y no fueron todos los maestros en la comunidad los que estuvieron tomando las Departamentales. Le pongo un caso, Huehuetenango tiene 3 mil 500 escuelas y un poco más de 15 mil maestros, y 25 maestros tomaron la departamental durante una semana. Eso no va a representar una suspensión de clases en todas las escuelas del departamento.

Nosotros tenemos un registro que podemos poner a disposición de todas las personas que así lo deseen, en donde por escuela, por municipio, por departamento y a nivel nacional, tenemos los días trabajados. El director de la escuela nos certifica esos días, el supervisor de distrito nos da el visto bueno y entonces podemos demostrar hasta dónde llegamos.

El año pasado tuvimos 177 días de promedio, el día viernes estaremos dando el promedio final el día viernes (no fue dado a conocer) y ahí vamos a decir si fue de 180, o como hay sido, o fue de menos, según el análisis. Para nosotros, sí vamos a superar esa cantidad en promedio.

 Por ejemplo en la capital, en donde hay muchos casos similares. Aquí muchos de los maestros no se meten en huelgas, no se meten en manifestaciones. No afectaron los sismos y las lluvias aquí en la capital. De manera que en la capital, la gran mayoría de escuelas para el día jueves de la semana pasada, ya habían superado los 180 días.

 Así también, en las cabeceras municipales no hubo problemas, ahora hay lugares en donde las lluvias afectaron enormemente, particularmente Alta Verapaz y Escuintla, en donde se tuvo que suspender el ciclo a finales del mes de septiembre, por la crecida de los ríos, los derrumbes que ponían en riesgo a los niños, a los maestros, a los vehículos cuando transitan.

Este año ha sido muy importante en términos de cumplimiento. Pero quiero dejar claro lo siguiente: para mi, y lo he manifestado antes de ser ministro, el hecho de que se cumplan 180 días, 200 días, no marcan diferencia. El tiempo por sí sólo no es garantía de nada. Si yo voy a la escuela y pierdo tiempo dando más recreo, o platicando con mis compañeros, o sólo coloco planas a los niños y me voy a hacer cualquier cosa, aunque cumpla 180 días no tienen ningún significado. Más aún, puede ser que no cumpla con 180 días pero haga un proceso de enseñanza y aprendizaje, verdaderamente creativo e innovador, eso es mucho más relevante.

 

¿Qué está fallando en la educación pública?

Han fallado varias cosas. Primero crecimos como sistema educativo desordenadamente. En el pasado era un sistema más pequeño, las escuelas normales que formaban maestros eran veintitantas, después pasaron a 40, después a 100 y resultamos teniendo 500. Cuando en encuentros internacionales hacemos referencia que en Guatemala tenemos 500 escuelas normalistas, nos encontramos con que Honduras tiene 10, Panamá tiene 1, El Salvador tiene 20. Entonces cuando hay una masificación, cualquiera se forma como maestro, cualquiera forma a los maestros y cualquier institución sirve para formar maestros. Ahí se perdió.

 Antes era lujo ser egresado de la Escuela Normal Central para Varones, era un proceso de selección, y era una residencia, usted se venía a vivir aquí. Se formaba ahí de lunes a sábado. Tenía toda la mañana teoría, toda la mañana práctica. Actividades sociales en la tarde, en la noche. Actividades deportivas, culturales. Entonces usted salía con una formación integral a trabajar a las comunidades.

 Después como se fue masificando, ya no fue residencia sino en las mañanas. Después los fines de semana y después a distancia, no puede ser. No podemos encargar la formación de nuestros hijos a cualquiera.

 Cuando se enferma nuestra mascota, ¿a quién le confiamos la salud de nuestra mascota? Preferentemente al veterinario, porque la queremos. El veterinario fue bachiller, después estudió 7 o 6 años para ser veterinario, y algunos tienen especialidades en animales raros o en enfermedades tropicales, por ejemplo, pudieron haber estudiado otros 2 años para su especialidad. Pero ¿quiénes forman a nuestros hijos? y ¿cómo se formaron ellos?

 En el tiempo en el que las escuelas normales formaban a los maestros, como la escuela Normal Central, la escuela Pedro Molina, la escuela de Totonicapán, la escuela de Sololá, a donde iban estudiantes de cualquier parte del país, participaba su candidatura, ganaba y se venía de su comunidad a estudiar. Esa era una formación exclusiva, no sólo para gente que tenía recursos, era gente seleccionada que tenía competencias y vocación. Pero esa gente cuando regresaba, regresaba bien formada. Entonces empezó a circular en el ambiente que la carrera de magisterio servía para todo. Entonces aunque usted no tenía vocación, no le gustaba trabajar con patojos, pero podía trabajar en un banco, podía trabajar en un oficina o en cualquier otra cosa. Entonces cualquiera quería estudiar magisterio y dejaron de pedirse requisitos especiales como tener vocación o interés por la educación. Empezó a graduarse cientos y miles de maestros, después sin trabajo.

 Llegó un momento, creo que fue en la década del año 95 al 2005, que teníamos 25 mil graduados por año, que hacía más o menos un poco más de 150 mil personas graduadas de maestro sin trabajo. Y sólo habían 2 mil plazas anuales. ¿A qué se dedicaban? a cualquier cosa. Entonces la imagen del profesor que probablemente teníamos usted y yo cuando crecimos, de la persona que sabía, se fue deteriorando. El profesor ahora es cualquiera.

 La decisión que tomó la administración anterior de trasladar la formación docente a la universidad, ayudó. Pero todavía este año vamos a graduar los primeros, vamos a ver qué tal salen, vamos a ver si realmente fue un cambio significativo. Yo creo que hay que mejorar. La historia ha marcado que la formación de maestros que está en la universidad en Latinoamérica, tienen una desventaja, que se convirtió en muy teórica, pero la parte práctica de la relación con los patojos se perdió.

 

Otro problema es el déficit en la relación de cantidad de maestros y alumnos…

Sí, pero es relativo. El reglamento marca acá que deberíamos tener 25 estudiantes por maestro para que haya una relación adecuada. Si nosotros hacemos una división entre la cantidad de estudiantes que hay en todo el país dividido en la cantidad de maestros en el sistema, nos da entre 22 y 23 alumnos, o sea que estamos bien. ¿Entonces qué pasa con tanta manifestaciones porque no hay más maestros? Lo que hemos encontrado son tres factores: Primero, los maestros del área rural han buscado todo el tiempo su traslado al área urbana. Entonces tenemos en el área urbana muchos maestros subutilizados con 10 alumnos, 7 o 5 alumnos. En tanto que en el área rural tenemos maestros con 100 alumnos, con 75 alumnos. Hay una mala distribución de maestros. Pero eso no paso ayer o el año pasado, es histórico. Y ¿cómo fue que el maestro se trasladó de lo rural a lo urbano? Como no habían procesos de oposición. El Diputado, el Alcalde, el Gobernador, cualquiera hacía una solicitud y hablaba con el funcionario, y ese maestro era trasladado.

 Segundo factor, muchos alcaldes contratan maestros, y ¿por qué contratan?, porque hay necesidad, está bien. Pero muchos de los que contrata son sus correligionarios y le piden “mirá Alcalde no me pongás allá lejos, dejame aquí cerca”. Entonces estamos buscando formar una especie de bono que sea diferente para el que trabaje en el área rural y que el tiempo de servicio le cuente doble como era antes.

 El tercer factor es muy serio. Usted va a una escuela y le dicen que el director o el maestro se fue hace 5 años, se jubiló y no hay nadie que lo sustituya; y es cierto. Primero porque ya no se hace a dedo y el proceso de oposición lleva 6 meses, por ejemplo. Ahora estoy creando un proceso de oposición permanente. Usted ingresa a un proceso de oposición, se examina y está en un banco de elegibles. Pero antes el banco de elegibles duraba 2 años y se terminaba. No, la idea es usted pueda seguir estudiando en otro lado, va alimentando currículum con sus nuevos diplomas, títulos, sus nuevas experiencias. Pero que desde que se gradúan puedan ingresa al proceso de oposición y estar permanentemente en el banco de elegibles de donde van llenando las plazas.

¿Qué era lo que pasaba? Los maestros se jubilan en enero y cómo en otros sectores de gobierno, le pagan el 50% del aguinaldo en diciembre y el otro 50% el 15 de enero. Los maestros no se van antes porque piensan que no les van a pagar su otro 50%, sino hasta ese día que empieza el ciclo, y no avisan, están con que se van y no se van. Es un sentimiento de pérdida ya no trabajar. Por otro lado, también está la idea de que posiblemente haya aumento salariales en enero, entonces unos se quedan esperando enero a ver si hay aumento salarial, y otros se quedan más viendo si hay pacto colectivo. Entonces en enero, febrero, marzo, hasta abril, yo tengo acá paquetones de expedientes qué firmar, más o menos entre 3 mil 500 a 4 mil expedientes anuales. Eso me genera todas las manifestaciones que hay en esos días por los maestros que no hay porque se fueron repentinamente. Y como ya no es a dedo la contratación, sino por oposición, lleva algunos meses.

 Pero me genera otro problema más serio, el Ministerio de Finanzas Públicas en abril empieza a hacer el presupuesto para el año siguiente y toman una fotografía, por decirlo así, de las plazas ocupadas, y las plazas que no están ocupadas, las anula. Cada año me anula de 3 mil 500 a 4 mil plazas, porque sólo van a aparecer en el presupuesto del año próximo las que están ocupadas.

 Y sí me interesa mucho que cualquier persona que se sienta afectada por alguna acción que valore como incorrecta en algún proceso, vaya a los tribunales”

¿Han encontrado plazas fantasma?

Hemos encontrado pero ya no es tan fácil como antes. Lo que hemos encontrado realmente es duplicidad de horarios. En la administración del gobierno anterior, encontramos profesores que tenían plazas en Zacapa y en Jutiapa, por ejemplo, pero que tenían plazas 029 en la Presidencia y Vicepresidencia de la República. ¿Cómo hacían? A saber. Entonces se hizo todo el proceso legal respectivo.

 Otro caso que encontramos es el de un profesor que trabajaba en la zona 18, Alameda, salía a la una o doce y media, y a la una tenía que entrar al Hospital San Juan de Dios a trabajar como técnico. En alguno de los dos fallaba. También se le siguió un proceso. Ya no se puede como antes, que alguien no llegue. Pero algo que sí se está dando es que a finales de año hay muchos profesores que se van a trabajar a Estados Unidos. Muchos empiezan a irse en las vacaciones, tipo noviembre, trabajan diciembre y regresan, no está mal. Pero hay algunos que se quedan en Estados Unidos y dejan a otros en su lugar, para no perder la plaza. Eso ya se considerar como algo fantasma. Estamos empezando a identificar quiénes son, porque eso ya no es correcto.

 Están ganando buena plata, se quedan y hacen un convenio con alguien que no tiene trabajo para que cubra su plaza. Esto tiene que estar apañado por el director y el supervisor. Y como ahora ya no le salen cheques sino va depositado a su cuenta, encontrarán un mecanismo para pagarle algo al otro.

 También se dan casos en los que no notifican las renuncias inmediatamente y las personas reciben varios meses su salario sin trabajar antes de que sean eliminados de la planilla y ya no devuelven ese dinero.

 

Hablemos del nivel de ejecución del presupuesto del Mineduc…

Este año tenemos la proyección de llegar a un 92% de la ejecución, el año pasado llegamos a 94%, es una buena ejecución. ¿Por qué la diferencia? en el Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Nación nos dejaron Q146 millones de un préstamo que no estaba autorizado y nunca se autorizó, ese es un punto, estaríamos en 93%.

 

¿Actualmente cuánto llevan de ejecución?

Llevamos 67%, el Ministerio con más alta ejecución de todos. También la cantidad de maestros que están en la última clase escalafonaria, que se jubilan anualmente, hace que nos llegue a superar más de Q100 millones, eso no lo puede prever uno, ese es otro punto, con eso llegaríamos al 94%. Al final ha sido una buena ejecución. Tenemos el presupuesto más grande del país, Q13 mil 900 millones, tener una ejecución alta es bueno. Ahora bien, el 80% del presupuesto es planilla y el 20% es inversión. Yo les pongo el ejemplo de ministerios pequeños que tienen Q60 millones o Q100 millones de presupuesto y ni eso se gastan. Entonces que tengamos para ejecución en planilla Q10 mil millones y Q3 mil millones para inversión, de lo cual nos gastamos más de Q2 mil millones, es exitoso.

 

¿El porcentaje actual de ejecución en inversión es también 67%?

Es un poquito más.

“No siempre es bueno cambiar a todos”, justifica el ministro en torno a por qué no ha hecho cambios en las Direcciones generales que vienen de gobiernos anteriores. Foto: PB
¿Cómo va el proceso del pacto colectivo?

El Ministerio de Educación ha firmado dos pactos colectivos con antelación. En un primer pacto colectivo se establecieron condiciones para un aumento de 28% en tres años. En un segundo pacto se estableció el 30% en tres años. Ahora llevamos más de 14 meses de negociación, hay 64 sindicatos, tenemos que negociar con el sindicato más grande. Llevamos poco más de 55 reuniones, y por primera vez en los pactos que se han firmado, se incluyó un capítulo que se denomina Obligaciones del Trabajador, porque tradicionalmente sólo estaban las obligaciones del empleador. Entonces en ese apartado, aparecen, por ejemplo, la irrestricta tarea de cumplir los 180 días y la evaluación de desempeño, que tanto enfrentamiento violento ha generado en México y en Latinoamérica en general, que ha dejado muchos muertos. Aquí ya logramos la evaluación de desempeño y sin muertos. También contempla un régimen disciplinario. Por ejemplo los delitos que comete un maestro van al orden jurídico común, no hay norma exclusiva, entonces armamos un régimen disciplinario exclusivo para el maestro, para que sean más ágiles los procesos para sacarlos del sistema educativo y que desde afuera enfrenten su proceso en el orden común.

 El tema de los pactos obviamente son compromisos que uno debe cumplir a partir de la legislación internacional. Sin embargo, en la parte financiera no nos hemos puesto de acuerdo. Ellos plantean que debe ser igual o más que los anteriores, nosotros creemos que no podemos llegar a eso.

 También tenemos que ser conscientes en ese papel fundamental que juega ese maestro en la sociedad. Uno mismo se da cuenta que uno confía a sus hijos en un centro educativo, pagando bien. Yo por ejemplo, ahora que una de mis hija quiere estudiar en una universidad privada, me doy cuenta que pago más en el colegio que lo que pagaría en la universidad, pero uno nunca pregunta cuánto le pagan a ese profesor. Y en el sector público, el profesor de primer ingreso está obteniendo un salario de Q3,700, con las deducciones del caso va recibiendo Q3,200. Pasando 25 años, ese profesor va a llegar a ganar Q8,100, con ingresos después de descuentos de Q6,100. Son 25 años para llegar a ganar Q6,100. De no haber sido por estas conquistas laborales no habría llegado a Q6,100. Es toda una vida que no puede ser tan decorosa con esos ingresos.

 Estamos conscientes que hay que dignificar al maestro. Yo escribí hace años, antes de ser ministro, una propuesta que se llama Propuesta de Ley de Carrera Docente, que así como en el Ejército hay ascensos, en el magisterio debería de haber ascensos por formación y desempeño, no sólo por tiempo de servicio. Ahora estamos creando las Licenciaturas en Educación Pre-primaria y Primaria, para que quienes trabajen con nuestros hijos tengan mejor formación y esto debe estar relacionado con el desempeño. Hoy gana más quien tiene más tiempo que el que tiene más formación. Nosotros queremos premiar la formación y ver la posibilidad de premiar el desempeño. Tal vez con dinero, bonos por buen desempeño, pero podría ser también con traslados o becas de estudio. Hay países en donde el maestro es tan distinguido por su formación, que no hacen colas en los bancos o para hacer un trámite administrativo, porque es una persona de distinción para la sociedad, es el maestro de sus hijos.

 

¿Afectó la crisis política el nivel de ejecución?

Uno de los principales problemas que hemos tenido en el Ministerio de Educación para efectos de ejecución, es que hay mucho temor en las Juntas de Licitación de emitir sus fallos, son muy cuidadosos, a veces extremistas. Hemos tenido la anulación de procesos de licitación porque una tilde falló, no se colocó en donde se debía, una coma no estaba en el lugar correcto y entonces la licitación se cayó. Estamos hablando de 6 meses que es lo que el proceso dura. Eso afecta, a veces por el temor, a veces por no encontrar otra salida. Yo no me meto en absoluto ni en la conformación de juntas de licitación, ni le doy seguimiento de qué están haciendo ni a quién adjudican, no me meto en eso, para evitar cualquier tipo de nexo o alusiones incorrectas. Pero también creo que a veces las comisiones se convierten en muy extremistas y no buscan las salidas para algunas situaciones que las tienen, sin que implique una preocupación por temas relacionados a corrupción.

 

Algunas Direcciones Departamentales argumentan que es preferible no recibir los insumos en esta época del año y cancelar contratos pendientes de entrega, porque hay mucha inseguridad en su departamento, ¿cuál es su posición al respecto?

Coordinamos acciones con la Policía y con el Ministerio de Gobernación para mejorar las condiciones en los centros, pero evidentemente no los podemos resolver todos. Tenemos 20 mil edificios escolares, de los cuales 17 mil están ubicados en terrenos que no son propiedad del Estado. Ahí no podemos invertir en muros de contención o muros perimetrales. Por otro lado, pagar guardianes sí podemos, es nuestra responsabilidad pagar guardianes.

 

Contrario al deber de ejecución, varias Direcciones Departamentales han decido cancelar, por ejemplo, los contratos de insumos para las escuelas y útiles para los maestros y aseguran que son instrucciones del despacho del ministro. Después de indagar, refieren que no hay instrucciones por escrito sino que se giraron mediante una vídeo conferencia, ¿cuál es la posición de su despacho?

Buena pregunta. Primero esas instrucciones no las doy yo, esas instrucciones las daría la Viceministra Administrativa con todo su equipo. Yo en lo que tengo de estar como ministro he dado dos video conferencias con los directores departamentales, una para tomar posesión y otra para un tema de instrucciones, pero no he dado absolutamente nada de esto. Y sí me interesa mucho que cualquier persona que se sienta afectada por alguna acción que valore como incorrecta en algún proceso de este tipo, vaya a los tribunales. Yo mismo lo apoyo porque creo que las cosas deben ser transparentes.

 Si hay alguna acción anómala a lo interno de las diferentes Direcciones Departamentales o Direcciones Generales de acá, debe seguirse el proceso legal y yo estoy totalmente de acuerdo.

 Tenemos 54 unidades ejecutoras, el problema es que después hicieron mal las cosas en Huehuetenango y le echan la culpa al ministro. Cada quien que asuma su responsabilidad, pero no lo asumen, siempre le tiran la chibolita al ministro. Dicen que son instrucciones del ministro cuando eso no es cierto. La idea no es que ejecuten las fianzas, la idea es que hagan el proceso lo más transparente posible, la adjudicación como corresponda. No hay ninguna instrucción contraria a eso, más bien que todo se haga en la línea de lo correcto, de la justicia.

 

Acuerdo ministerial autorizado el 14 de diciembre, pendiente de publicarse en el diario oficial.
Acuerdo ministerial autorizado el 14 de diciembre, pendiente de publicarse en el diario oficial.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *