EL RASTRO OSCURO DE LA SAAS

SAAS

La Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia de la República -SAAS- es la entidad permanente especializada en seguridad y de naturaleza civil que tiene como objetivo garantizar permanentemente la seguridad e integridad física del Presidente y Vicepresidente de la República, junto con la de sus familias. Sin embargo, se han dado casos en los que se evidencian las prácticas ilegales en las que la SAAS ha participado. Desde antes y durante el gobierno de Álvaro Colom, pasando por la gestión de Otto Pérez Molina, hasta llegar al gobierno actual, la SAAS ha dejado un rastro de ilegalidades a su paso.

Durante el gobierno de Álvaro Colom, se conocieron diversos casos de espionaje tanto hacia la pareja presidencial, como a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. El entonces jefe de la SAAS, Carlos Quintanilla, fue acusado de colocar micrófonos ocultos en las oficinas de la Presidencia de la República, en el Palacio Nacional. Colom, denunció que se encontraron diversos artefactos de vigilancia en la oficina presidencial, en su oficina en zona 14 y una de las casas de su ex esposa, Sandra Torres, en Carretera al Salvador. Por estos actos, se acusó a Quintanilla de incumplimiento de deberes, espionaje genérico, intercepción de comunicaciones y revelación de secretos de Estado. Por este caso, Carlos Quintanilla se vio obligado a dejar su cargo, pero nunca enfrentó los cargos por los que fue acusado.

Durante el gobierno de Otto Pérez Molina, dos empresas de seguridad privada vinculadas a Miguel Ángel Martínez, ex Subsecretario de la SAAS, se vieron beneficiadas con contratos con el Estado, entre ellos, un contrato por Q53.4 millones y el otro por Q23.7 millones. Según Guatecompras, portal de compras del Estado, se le fue adjudicado a Grupo Escorpión, empresa de seguridad privada de la que Martínez fue administrador durante seis años, la contratación de 40 agentes de seguridad en la Empresa Portuaria Santo Tomas de Castilla. Esta empresa también ganó un contrato de seguridad para el Ministerio de Cultura y Deportes. En ambos casos, la oferta realizada por Grupo Escorpión fue considerablemente más cara que su competencia.

El nombre de Martínez volvió a aparecer cuando otra empresa de seguridad privada, en este caso Super Control 24, fuera adjudicada por el Renap, un contrato de Q53.4 millones para prestar servicios de seguridad en todas las agencias del país. Según denuncias hechas por el diputado Orlando Blanco, la empresa no poseía experiencia necesaria para un contrato de tal magnitud y que existían vínculos con el entonces sub secretario de la SAAS, Martínez Solís.

Enemigos de la Prensa

Durante los gobiernos de la UNE y del PP, los agentes de la SAAS agredieron en diversas ocasiones a periodistas que intentaban obtener declaraciones de los mandatarios. En más de una ocasión agredieron físicamente a los reporteros y rompieron su equipo fotográfico.

Entre las agresiones a la prensa entre el 2008 y 2015, atribuidas a actores del Estado, la gran mayoría corresponde a acciones realizadas por agentes de la SAAS. No obstante, los secretarios de la SAAS no han sido sometidos a la justicia por estos casos.

En el actual gobierno, destaca la opacidad de la presencia y dirección de Herbert Armando Melgar Padilla, un militar señalado de cometer actos ilícitos, quien fuera el coordinador de la seguridad de Jimmy Morales durante la campaña y, ya en el poder, nombrado como asesor aunque no aparece ni en los listados de la Presidencia ni de la SAAS.
La SAAS 2016

De acuerdo a lo publicado por elPeriódico, en enero de este año, un agente de la SAAS, quien pidió quedar en el anonimato por seguridad de él y su familia, presentó a la PDH una denuncia sobre la creación de una estructura ilegal de vigilancia dentro de la secretaría. La estructura, la cual supuestamente está integrada por elementos especializados de la PNC, miembros de la SAAS y militares allegados al actual gobierno y su gabinete. Este grupo se encargaría de vigilar constantemente a Bernardo Silva, quien se encadenó frente al Palacio Nacional el año pasado, Carlos Menocal, ex ministro de Gobernación y Marlon García, ex viceministro de Trabajo.

Según la denuncia, este nuevo »equipo de seguridad» de la SAAS estaba dirigido por el coronel Edgar Leopoldo Fuentes, quien recibiría órdenes directas por parte de Armando Melgar Padilla, mano derecha del presidente Jimmy Morales, mejor conocido como el asesor fantasma del presidente.

Revista Perro Bravo ha identificado anteriormente a Melgar Padilla como el poder detrás del trono en la SAAS, quien ha utilizado a su colaborador Jorge Ignacio López Jiménez como fachada al frente de la institución.

Así mismo, se ha criticado que personal y vehículo de la SAAS se haya designado para cuidar a la familia de la señora con la que Jimmy Morales tuvo un hijo, además de la familia actual del Presidente.

Fuentes allegadas a la SAAS confirman que desde ahí se han girado instrucciones para vigilar no solamente a políticos de oposición, periodistas y congresistas, si no también a ciudadanos activistas. La SAAS concentra mucho poder, por lo que debe transparentarse y someterse a la fiscalización social y vigilancia ciudadana.

 

Deja un comentario en: “EL RASTRO OSCURO DE LA SAAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *