FairCoop: La Alternativa al Sistema Socioeconómico Dominante

Columna: Se lo debo seño
Edición 57
Por: Patricia Gutiérrez Sierra
selodebosenio@gmail.com

En sus principios FairCoop comenzó como una estrategia económica y jurídica que cubría las necesidades básicas de las personas y apoyaba proyectos sociales orientados al beneficio común. Ofrecía la oportunidad de organizarse, de auto emplearse como parte de una red y un sistema económico alternativo al tradicional. En la actualidad hay organizaciones locales en casi todos los países de Europa, además de Serbia, México, Argentina, Brasil, Guatemala, y ahora también Venezuela, entre otros.

 

FairCoop es una red que pretende transformar el entorno en el que se haya, mediante la generación de herramientas educativas y económicas, la autogestión, y el apoyo mutuo. Tiene un claro objetivo, cambiar el ideal social, independientes del Estado y de la banca. El modelo que impulsa es abierto, inclusivo, P2P[1], basado en los principios de la revolución integral, el bien común, y el respeto por la Pachamama. No tiene una ideología especifica, aunque como ya mencioné, se basa en la auto gestión, y asambleas horizontales. Al igual que el sistema capitalista se sostiene gracias al beneplácito de la mayoría, ya que en esta aceptación reside la funcionalidad de ambas. La banca no se estableció en un sólo día, sino que su introducción fue paulatina. Al principio las personas desconfiaban, pero con mucha persistencia de la banca, las empresas y la televisión se estableció como el único sistema factible y fiable. Y como ya sabemos, nada más lejos de la verdad. El sistema de FairCoop se fortalece a medida que más personas lo aceptan, el cual se ajusta a nuestras necesidades básicas y sociales. Mientras que el sistema capitalista nos empuja a competir, creando verdaderos psicópatas, el sistema alternativo propuesto por FairCoop nos empuja a cooperar, creando relaciones de ayuda mutua que repercuten en el ideal social.

El cambio hacia una sociedad más “humana”, debe realizarse desde los pilares que sustentan la sociedad de este momento. El intentar cambiar algunas leyes, o quitar políticos que solo miran por su propio beneficio sólo consigue que nos entretengamos, sin cambiar realmente la estructura en la que se forma. Hoy en día son las empresas y el sistema capitalista el que controla la política y a la gente. Y es desde ahí que debemos trabajar para crear un cambio real. ¿Por dónde empezar? Por uno mismo, y uniéndonos como colectivo, como humanos. En vez de competir como nos empuja el sistema capitalista, es posible crear una sociedad donde las relaciones humanas se basen principalmente en la cooperación y la ayuda, creando así, una sociedad en la que estemos orgullosos de pertenecer. Existe un desinterés en el sistema económico y político actual por solventar la pobreza de la mayoría, permitiendo la esclavización legal de muchos. Este sistema trabaja para su propio beneficio, la pobreza les beneficia.

 

Es hora de darnos cuenta de nuestro poder, el poder de decidir nuestro propio futuro, de forma individual y colectiva. A medida que seamos más los que creamos que otra sociedad es posible, más real será.

 

Más información en: https://fair.coop/

 

[1] Red de ordenadores en la que todos o algunos aspectos funcionan sin clientes, ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como iguales entre sí.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *