HACIA LAS ENERGÍAS RENOVABLES

Los modelos económicos imperantes en el mundo actual dependen del continuo crecimiento, por lo que demandan un incremento incesante en el abastecimiento de energía.

En vista que las fuentes de energía tradicionales son finitas y contaminantes, es necesario invertir y propiciar en las tecnologías de producción de energía renovable (ER). Inevitablemente las fuentes de energía fósil como el petróleo o carbón, más temprano que tarde, se verán agotadas y hay que asegurarse de desarrollar nuevos métodos para abastecer al país de energía.

Se denomina ER a la que es obtenida de fuentes naturales “virtualmente inagotables”, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

En la actualidad los costos de producción de ER evolucionan a la baja sostenida, al contrario de los combustibles fósiles que muestran un alza progresiva.

Beneficios de las energías renovables

El más bajo costo de electricidad a largo plazo (hidroelectricidad, geotermia y biomasa).

Estabilidad en la tarifa al usuario final.

Independencia energética y reducción de la factura petrolera.

Energía limpia, no emisión de gases de efecto invernadero.

Inversión, empleo y desarrollo local, rural.

Compatible con los programas de electrificación rural.

Ingresos fiscales importantes una vez agotado período de incentivos.

Aplicación a gran, mediana y baja escala.

Imagen verde para el país.

En Guatemala, como parte de la política energética gubernamental, se tiene como objetivo revertir y diversificar la matriz energética, en beneficio de las ER. Según el Ministerio de Energía y Minas, nuestro país posee un enorme potencial de producción de ER gracias a la cantidad y calidad de los recursos renovables, suficiente para cubrir toda la demanda nacional y generar excedentes para exportar, dinamizando la economía al lograr mayor independencia de la compra de combustibles fósiles, facilitando el suministro de energía económica en favor del consumidor final y generando fuentes de empleo. Actualmente solo se aprovecha el 15% del potencial.

Matriz energética del país por medio de producción.

Impacto ambiental de las energías renovables

Hidroeléctrica Oxec I, en Alta Verapaz. Foto: SolelBoneh.com

 

Todas las fuentes de energía producen algún grado de impacto ambiental, por más renovables que sean.

Eólica produce impacto visual en el paisaje, ruido de baja frecuencia, puede ser una trampa para aves.

Hidráulica la menos agresiva es la mini hidráulica, ya que las grandes presas provocan pérdida de biodiversidad, generan metano por la materia vegetal no retirada, provocan pandemias como fiebre amarilla o dengue, en particular en climas templados y climas cálidos, inundan zonas con patrimonio cultural o paisajístico, generan el movimiento de poblaciones completas, aumentan la salinidad de los cauces fluviales, entre otros.

Geotérmica puede ser muy nociva si se arrastran metales pesados y gases de efecto invernadero a la superficie.

Solar se encuentra entre las menos agresivas debido a la posibilidad de su generación distribuida, salvo la electricidad fotovoltaica y termoeléctrica producida en grandes plantas de conexión a red, que utilizan generalmente una gran extensión de terreno.

De las olas junto con la energía de las corrientes marinas habitualmente tienen bajo impacto ambiental ya que usualmente se ubican en costas agrestes.

Biomasa produce contaminación durante la combustión por emisión de CO2 que es reabsorbida por el crecimiento de las plantas cultivadas. Necesita tierras cultivables disminuyendo disponibilidad para el consumo humano y para la ganadería, con un peligro de aumento del coste de los alimentos y aumentando la producción de monocultivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *