JIMMY ANTE ONU: BITKOV, ZIMERI, “JUEVES NEGROS DE CICIG” Y UN DESAFÍO AL SECRETARIO

JIMMY MORALES PIDE UN NUEVO COMISIONADO O COMISIONADA ANTE LA ASAMBLEA GENERAL DE ONU,  Jimmy Morales se dirigió al concierto de las Naciones Unidas, con un mensaje enfocado principalmente en la denuncia de los abusos que, según el mandatario, han sido cometidos por la CICIG. 

Al inicio de su intervención, Jimmy Morales presentó a Guatemala como “un país de fuertes tradiciones, un pueblo creyente de Dios, que ama y respeta a la familia como la base de la sociedad, así como la vida desde su concepción, la libertad y la construcción de una sociedad en paz.”

Morales también expresó que “consolidar la paz no es una tarea fácil, puesto que las graves secuelas del conflicto armado debilitaron nuestra institucionalidad”, y apuntó a que  “Guatemala ha sido el único estado en firmar un acuerdo de cooperación con la secretaría general de las Naciones Unidas, para establecer una comisión internacional contra la impunidad en Guatemala, denominada CICIG, que tendría una duración de dos años.” El Presidente hizo referencia a que se “ha concedido 5 prórrogas más, y al mando de tres comisionados, la CICIG tuvo sus luces y sombras, y como estado soberano decidimos no solicitar la sexta prórroga consideran que después de más de una década ha sido tiempo suficiente para cumplir su mandato”.

También agradeció “el apoyo técnico que ha brindado la CICIG al fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas, valorando los aportes a la cultura de transparencia, la lucha contra la impunidad y en particular la lucha contra la corrupción”, y a la comunidad internacional “por sus aportes financieros para el sostenimiento de la CICIG, a través de todos estos años”. Así mismo, Morales lanzó una velada llamada de atención al Secretario General de Naciones  Unidas, afirmando que  “muy oportuno sería, que el Secretario General de la ONU informe, en aras de la transparencia, el detalle del uso de los recursos desde el establecimiento de la comisión, para rendir cuentas a la comunidad internacional sobre la utilización de los fondos acreditados.

El Presidente de Guatemala continuo explicando las razones por las que decidió no renovar el acuerdo con CICIG:

“Primero, porque violó la Constitución Política de la República, nuestras leyes y el acuerdo mismo de su creación, excediéndose en su mandato, manipulando la justicia, atentando contra la presunción de inocencia y el debido proceso.”

“Segundo, porque el comisionado Velásquez se entrometió en asuntos internos del país politizando la justicia y judicializando la política, abusos que han polarizado a la sociedad guatemalteca y han creado una atmósfera de inestabilidad que llega a vulnerar la seguridad.”

En referencia al caso de la familia rusa Bitkov, el Presidente afirmó que “la misma comisión Helsinky, del senado de los estados unidos de américa, le ha pedido cuentas a la CICIG y esta comisión se ha negado a hacerlo en reiteradas ocasiones”, lo cual “contradice totalmente el espíritu de la comisión contra la impunidad”, y reprochó que “tuvo que darse un caso que tocara intereses internacionales para que la comunidad internacional se percatara de los abusos cometidos por esta comisión”, y prosiguió, “aquí me refiero a la indiferencia y pasividad del secretario general de la ONU a quien hace más de un año le presenté personalmente y de manera oficial, las malas prácticas de la CICIG y su comisionado”.

Jimmy Morales afirmó que no defiende a ningún corrupto ni a nadie que enfrente un proceso judicial, pero resaltó que “nadie puede negar que muchas personas y familias guatemaltecas, también han sufrido persecuciones ilegales, o han sido violentados sus derechos humanos y garantías constitucionales con total impunidad por dicha comisión”.

La CICIG ha llegado a convertirse en una amenaza para la paz en Guatemala”

El mandatario se refirió al uso excesivo de la fuerza y el abuso del poder, que según Jimmy Morales llegaron a llamarse “Jueves Negros CICIG”, que incluían conferencias de prensa, capturas y “allanamientos con excesivo abuso de la fuerza, haciéndose acompañar de decenas de policóas fuertemente armados, incluso con fusiles de alto calibre”. Morales apuntó al “allanamiento ilegal de casa presidencial el 2 de noviembre de 2016, un abuso lamentable porque ademas de romper los tres círculos de seguridad de la casa presidencial, se puso en riesgo la institucionalidad misma de nuestro país”, y resaltó que “en ese allanamiento participaron personas de la CICIG y vehículos de Naciones Unidas.”

En cuanto al abuso de la prisión preventiva que se apoya en un vacío legal, Morales hizo énfasis en que “hoy se lamentan cinco muertes causadas por ese abuso de prisión preventiva, en donde la presión de CICIG sobre los jueces, influyó para que dichos jueces no otorgaran medidas alternas de privación de libertad que garantizara un tratamiento medico adecuado”. En ese sentido, Jimmy Morales también señaló la mediatización de los casos como una forma de presionar a los jueces sobre sus resoluciones.

También se refirió al caso Pavo Real, señalando que los sindicados fueron juzgados en Guatemala, Austria y España, y en todos “las pruebas presentadas por la CICIG no fueron suficientes”.

De la misma forma, el Presidente de Guatemala se refirió al caso del estudiante Alfredo Zimeri, un joven de 19 anos, “que fue brutalmente golpeado por personal de la CICIG, provocándole múltiples fracturas graves en su rostro y craneo; el señor Velásquez excedió su mandato al solicitar en conflicto de intereses las grabaciones de los videos de las cámaras de vigilancia, evidencia que solo el Ministerio Público estaba facultado a realizar”.

En síntesis, Jimmy Morales expuso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, que “la CICIG ha llegado a ser una amenaza para la paz en Guatemala” y que  “ha montado un sistema de terror, en donde el que piensa diferente lo persigue, lo investiga, se le señala de coaccionar testigos, que luego los convierte en colaboradores eficaces, ofreciéndoles procesos abreviados y redención de penas”, y afirma que “hoy Guatemala está polarizada como no lo había estado por décadas”, y señala como responsables a “grupos de personas con pensamientos extremistas,  han querido aprovechar la bandera de la lucha contra la corrupción, aplaudiendo persecuciones selectivas que se han hecho más que manifiestas, por una CICIG sesgada ideológicamente”.

Finalmente, el Presidente aseguró que “en Guatemala no queremos mas enfrentamientos, lo que queremos es paz y justicia” y pidió públicamente al Secretario General de la ONU “que podamos nombrar en común acuerdo un nuevo comisionado o comisionada de la CICIG”.

 

A pesar de que el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, anteriormente afirmó estar “interesado en las negociaciones con Guatemala”, horas antes de la participación de Jimmy Morales en la 73 Asamblea General de Naciones Unidas, el embajador de Guatemala ante ONU, Jorge Skinner Klée, declaró en una entrevista en CNN, que Guterres solamente les concedió 10 minutos muy tarde en el día.

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *