LA CAMPAÑA DEL VOTO NULO ¿A QUIÉN BENEFICIA?

Adobe Photoshop PDF

El descrédito en la clase política ha hecho que en las últimas elecciones el porcentaje de votos nulos y en blanco venga en aumento. Tendencia que podría mantenerse en este 2015 a juzgar también por las campañas que en redes sociales hacen un llamado a no participar en la justa electoral. Sin embargo estas acciones podrían terminar por favorecer a esos mismos a los que se pretende castigar.

 

El abstencionismo, el voto en blanco y el voto nulo, suelen ser interpretados como un gesto de desinterés de la población por la política o como un castigo hacia los partidos políticos. Por ello no es extraño que con los altos niveles de corrupción, el transfuguismo y la esencia electorera de los partidos, en los últimos dos procesos el porcentaje de votos en blanco y nulos venga en alza.

 

De las elecciones de 2007 a las de 2011, los votos en blanco pasaron de ser el 3.57% del total de votos a ser el 7.61%.

 

En el caso del voto nulo, aunque hubo una baja en el porcentaje que representan sobre el total de votos emitidos (5.74% en 2007; 4.24% en 2011), sí existió un aumento puesto que en 2007 se emitieron 207 Mil votos nulos y en 2011 fueron 212 Mil.

 

Estas cifras podrían crecer en las elecciones de septiembre, debido a que la desesperación de la ciudadanía la lleva a pensar que lo mejor que se puede hacer bajo la premisa de que “todos los políticos son iguales”, es no votarles. Con ello se pretende darles una especie de “castigo” al mostrarles la falta de apoyo con que cuentan.

 

Un gesto nada más

Analistas coinciden en que votar nulo o en blanco no es más que un gesto puesto que en nuestro sistema electoral esos votos, aunque sean millones, no cuentan. Es por ello que el gesto termina por beneficiar a la clase política, especialmente a quienes puntean en las encuestas.

 

El analista Javier Castillo ha expuesto que dado que las campañas que promueven el voto nulo se gestan en redes sociales, el sector de la población que toma tal medida suele ser de las capas medias urbanas y por ende es un grupo pequeño en comparación a las grandes mayorías rurales que no tienen acceso a internet y que por ende sólo reciben la influencia de los partidos grandes que invierten millones en los medios de comunicación tradicionales. De esa cuenta que votar nulo sólo favorezca a los tres punteros: Baldizón, Sinibaldi y Torres, que es precisamente en las capas urbanas en las que no cuentan con mayor respaldo.

 

Por su parte el sociólogo Virgilio Rodríguez, ha hecho un llamado a que la energía que se invierte en llamar al voto nulo o en blanco se utilice para crear nuevas opciones electorales o para buscar transformaciones dentro del sistema actual. Para él, es necesario recordar que el sistema político se basa en pesos y contrapesos y que en todo caso es mejor analizar el voto y dárselo a partidos pequeños para que los grandes no obtengan el poder absoluto.

Y usted ¿ya sabe por quién votar o prefiere lavarse las manos?

Deja un comentario en: “LA CAMPAÑA DEL VOTO NULO ¿A QUIÉN BENEFICIA?

  • 13 mayo, 2015 en 11:36 pm
    Permalink

    Perfecto, lo que sería correcto es que estas indicaciones; fuera del plano de «tal analista dijo esto», «tal experto dijo lo otro». citaran recursos legales de la ley electoral para fortalecer el comentario de «No vote nulo, no vote en blanco», personalmente me asquean todos los candidatos y no veo correcto que mi voluntad de no querer votar por nadie, no valga nada. Pero como en Guatemala las leyes están para manipularlas con puertas traseras. Me gustaría saber quien es el «menos peor».

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *