LA DESEADA CIUDAD DEL SUR

MUNICIPALIDAD CIUDAD DEL SUR

El caudal electoral y sus recursos económicos han convertido a Villa Nueva en un botín político fundamental para las elecciones de este año. Las candidaturas ya empiezan a perfilarse incluyendo el regreso del polémico Salvador Gándara.

En las últimas dos elecciones Villa Nueva fue aumentando su protagonismo. Pasó de ser un municipio más del departamento de Guatemala a convertirse en uno de los tres municipios más disputados por el poder político.

No es para menos. Es el tercer municipio más poblado del país, sólo por detrás de la Ciudad de Guatemala y Mixco. Para las elecciones de 2011 representaba un mercado electoral fuerte de 135 mil empadronados y para noviembre del 2014, el Tribunal Supremo Electoral reporta que esa cifra se ha elevado a 185 mil empadronados. La cifra seguirá creciendo y con la entrada del año electoral podría alcanzar los 200 mil posibles votos.

En las elecciones de 2011 el que Edwin Escobar, alcalde electo por CREO, diera su respaldo al Partido Patriota significó 79 mil votos para Otto Pérez Molina en la segunda vuelta electoral. Es decir que le aseguró más votos al partido oficial que lo que consiguieron en los municipios de Villa Canales, Petapa, Amatitlán y Fraijanes juntos.

Sumado a su caudal electoral, la municipalidad de Villa Nueva también resulta atractiva para los partidos por los fondos que maneja. Su situado constitucional en 2013 fue de 36 Millones de quetzales y sus ingresos propios para 2014 ascendieron a 435 Millones, cifra que también aumentó durante la actual gestión municipal.

Los retos

El atractivo electoral y económico de la municipalidad también viene acompañado de retos de gran envergadura para los aspirantes. Según un informe del Grupo de Apoyo Mutuo respecto a hechos violentos durante los primeros meses de 2014, Mixco y Villa Nueva siguen siendo los municipios del departamento de Guatemala con mayores índices de violencia. En esos primeros meses Villa Nueva era el segundo municipio con mayor cantidad de asesinatos.

Su mayor problema, junto con la inseguridad, es el crecimiento demográfico que se traduce en más de 80 asentamientos en la segunda ciudad más grande del país. Frente a ello hay algunos proyectos ya puestos en marcha a los que los aspirantes deberían ser capaces de darles continuidad. Por ejemplo, ya hay estudios de factibilidad para iniciar la construcción del Cable Metro que solucionaría el problema del congestionamiento vial. También está en marcha un proyecto de Transvillanueva similar al Transmetro capitalino. 

¿Privatización o “publitización”?

El contar con una población numerosa, se estima arriba de 1 millón 200 mil personas, ofrece muchas ventajas para el desarrollo del municipio. La municipalidad de Villa Nueva es una de las tres comunas auto sostenibles en el país; no depende del aporte constitucional, sufraga al menos el 70% de su presupuesto anual a través de ingresos propios: impuestos, boletos de ornato, tasa de alumbrado público, etc.

Recientemente, la creación de empresas municipales en la administración de Edwin Escobar, ha sido motivo de crítica. Por un lado, se ha cuestionado las dietas que beneficiarán al alcalde que presidirá las juntas directivas de dichas empresas, por el otro, se le señala de intentar privatizar los servicios públicos. Al ser consultado Escobar, afirma que por el contrario, se intenta ofrecer como municipalidad más servicios de los que se espera de la municipalidad. Las empresas municipales no son del alcalde, son públicas, son de los vecinos del municipio. Lejos de privatizar lo que se está haciendo es “publitizar” más servicios.

Guillermo Haegel, de la Dirección de Salud de la Municipalidad de Villa Nueva, explicó que se ha encontrado un nicho en el sector salud al que podemos servirle, aquellas personas que no son atendidas ni por el sector público ni por las costosas ofertas de salud privada; en referencia al nuevo servicio de seguro médico municipal que está promoviendo la comuna.

En la contienda

Hasta la fecha se sabe de al menos cinco precandidaturas a la alcaldía de Villa Nueva. Edwin Escobar buscaría la reelección frente a Víctor Duarte, Mario Vallar, José Sical, Javier Gramajo y Edgar Torres.

Victor Duarte compitió en las pasadas elecciones por la UNE, esta vez lo haría por LIDER, y tiene una denuncia ante el Ministerio Público por presionar a la Contraloría para votar el proyecto de concesión del alumbrado público en el municipio. José Domingo Sical ocupó la silla edilicia durante los meses que Salvador Gándara estuvo ausente.  Se le conoció como la mano derecha del polémico ex Alcalde y ex Ministro de Gobernación. Javier Gramajo compitió en las pasadas elecciones por la alianza VIVA-Encuentro Por Guatemala. Edgar Torres competiría ahora por el pequeño partido FUERZA.

En las pasadas elecciones los votos para los actuales contendientes quedaron de la siguiente manera: Escobar, 39 Mil; Duarte, 23 Mil; Sical, 9 Mil; Gramajo, 5 mil.

Una encuesta privada realizada a finales del 2014 apunta a que Escobar volvería a ganar con un 71% de votos, seguido de Duarte con un 14%, Sical con un 4% y los otros dos contendientes apenas llegarían al 1%. Este panorama sin duda cambiará con forme se pongan en marcha las campañas o con la aparición de nuevos contendientes.

El año electoral ha llegado y Villa Nueva será otro foco al que habrá que estar atentos. La campaña sucia, la violencia y otros males podrían empañar la lucha en la que estará en juego el futuro de la segunda ciudad más grande del país.

PARA SUBIR
Fuente: Encuesta Aragón & Asociados

Gándara, el regreso

Para 2009 Salvador Gándara estaba consolidándose en Villa Nueva como lo han hecho otros cacicazgos municipales. Estaba corriendo su tercer periodo como alcalde cuando aceptó la invitación del gobierno de Álvaro Colom para convertirse en Secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia y luego en Ministro de Gobernación. Parecía listo para ganar una cuarta elección cuando fue capturado por lavado de dinero en marzo de 2011.

Gándara llevaba años arrastrando todo tipo de denuncias. Se le ha acusado de peculado, malversación, concusión, incumplimiento de deberes, amenazas, abuso de autoridad, detenciones ilegales, coacción, resoluciones violatorias a la Constitución, denuncias falsas, prevaricato, infracción de privilegio y usurpación de funciones. Su último caso fue polémicamente cerrado. En él se le acusaba de la apropiación ilegal de 1 Millón 700 mil de fondos de la comuna, utilizados para realizar un viaje a Suramérica.

A muchos ha tomado por sorpresa su retorno a la contienda política. Prueba de ello es la actividad realizada el 18 de noviembre de 2014 en la que Gándara reapareció con críticas y promesas municipales. La actividad y los actos públicos que ha venido organizando han sido gestados bajo los logos de la alianza CREO-Unionista.

Aunque Gándara podría ser un fuerte candidato a la contienda municipal, primero deberá sortear un obstáculo multimillonario. Para participar necesita el finiquito con la Contraloría General de Cuentas a quién debe 98 Millones de quetzales en concepto de multas. No se sabe si la alianza CREO-Unionista estará dispuesta a cubrir el gasto que implica su participación o si Gándara aún cuenta con los recursos suficientes para solventar su situación.

3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *