LA MAGIA DE LOS SENOS

TÉCNICAS PARA AUMENTAR EL PLACER Y HACERLOS MÁS “DURITOS”

MOTEL

Desde hace varios meses he recibido varias cartas de hombres y mujeres sobre un tema esencial: los senos. Me preguntan de todo: qué tamaño es normal, cómo tocarlos y estimularlos, técnicas para masturbar al hombre con los senos y tantas otras cosas más que si tratara una pregunta por mes me llevaría todo el año. Intentaré despejar en esta ocasión las dudas más frecuentes.

Agrandar los senos. No son pocas quienes me escriben porque no están conformes con el tamaño de sus senos. Quiero empezar diciéndoles que no todos los hombres prefieren pechos grandes y que si algo he aprendido es que a veces les importa más la consistencia (si están duritos o no) que su tamaño. Lo primero que se les viene a la mente son las cirugías y aunque los precios son más accesibles que antes y los métodos son más especializados no son mi primera recomendación.

Para ejercitar tus pechos y ponerlos más duritos puedes apostar por hacer lagartijas, un ejercicio tedioso pero que puede darte buenos resultados. El levantamiento de pesas, hacer flexiones contra la pared, el yoga y la natación también te darán bastante firmeza. Hay otros métodos naturales como el consumo de fenobreco que aumenta el tejido de los senos y de alhova, hinojo, ñame silvestres, entre otras plantas. Todas son muy fáciles de encontrar en tiendas naturistas.

Se ha comprobado que el sostén contribuye a la pérdida de firmeza en los senos, prueba usarlo lo menos posible. En casa, seguramente a tu pareja la resultará exitante encontrarte con una playerita ajustada que marque bien lo tuyo.

“La rusa” o el pecho profundo. Otra chica me escribía preguntando por la famosa “rusa”, las más experimentadas sabemos a qué se refiere sin embargo ella, a parte de desconocer el tema, tenía problemas pues sus senos no eran muy grandes. En estos casos para facilitar que el pene resbale fácilmente entre los pechos puedes pedirle que se coloque en la orilla de la cama, tú estarás de rodillas y eso permitirá un mejor deslizamiento. Un juego oral anterior o un poquito de lubricante facilitarán los movimientos. Puedes probar también hacer el famoso 69, así mientras tú lo masturbas con tus senos recibirás otra buena dosis de placer.

Si se sienten muy mal con respecto al tamaño de sus senos utilicen posiciones en las que quedan de espaldas para evitar el contacto visual. Al estar “de perrito” tus pechos caerán y ampliarás para tu pareja la sensación de encontrar “carnita”.

“Al parecer no le gusta como la toco”. Esta es una queja de muchas mujeres y una inquietud de muchos hombres y es que masajear los pechos tiene su arte. No todo se limita a apretar demasiado ya que puede producir muchísimo dolor. La principal forma de lograr la excitación es la tradicional mezcla entre lujuria y romance. Se trata de ir lentamente hacia sus senos con caricias, besos, mordidas o lamidas, y conforme tocas, variar de velocidad e intensidad. Esto sumado al uso de aceites afrodisíacos, cremas o instrumentos eróticos, pueden hacer que ella viva un gran momento de éxtasis.

Si a tu pareja aún “le cuesta” puedes darle una ayudadita. Utilicen posiciones de lado o acuéstalo boca arriba mientras tu dejas que te penetre viendo en dirección a sus piernas, eso ayudará a que su principal punto para hacer contacto se centre en tus senos. Huye del misionero o posiciones en la que tenga que utilizar sus brazos para apoyarse.

Los tips son muchos pero espero haberlos “picado” con el tema para que busquen más y más información que mejore esos instantes de placer.

Siempre suya, Carmela.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *