LA PRUEBA DE FUEGO

¿QUÉ PARTIDOS POLÍTICOS MERECEN SOBREVIVIR?

Y QUE PUES WEB

A mí me parece que el sistema partidista es caduco y obsoleto, no responde a los intereses actuales de los ciudadanos. Sin embargo, reconozco que dadas las circunstancias, si se lo proponen, los partidos emergentes pueden hacer la diferencia.

Con prueba de fuego no crean que me refiero a la prueba deL polígrafo que he estado proponiendo a viva voz para que sea aplicada a los diputados recién electos, así como a los candidatos presidenciales tanto de la UNE como de FCN-Nación. Aunque Jimmy dijo que sí se sometería a la prueba, no ha confirmado su participación, y Sandra ni contesta al desafío. Hasta al momento en que escribo este texto, a pesar de que varios grupos ciudadanos se han sumado a la exigencia, ambos candidatos se han hecho de oídos sordos. Seguiremos insistiendo, pero no es esa la prueba a la que me refiero hoy.

Tampoco me refiero a la prueba que afrontará, temprano el próximo año, el gobierno entrante. Es un huracán que debe estudiarse y analizarse con detenimiento, lo haremos en otra oportunidad.

Hoy me dirijo a los líderes de las agrupaciones políticas relativamente jóvenes, con menos de 10 años de edad (al menos de nombre), que reunieron en total más de 1 millón de votos para sus candidatos a Presidente y Vicepresidente, y más de 1 millón 200 mil votos para sus listas nacionales de diputados al Congreso; además de contar con importantes alcaldías en el territorio nacional.

La situación de FCN es muy particular, la corrupción en LIDER, UNE y PP es abiertamente conocida, por lo que el panorama presenta un vacío, un espacio que bien podrían ocupar los liderazgos de movimientos legítimos que busquen hacer contrapeso.

Por eso, la actitud y las acciones que propongan el resto de partidos que cuentan con un apoyo significativo, serán la prueba de fuego para distinguir a quienes vinieron a servir, de quienes solo forman parte de una maquinaria electorera de negocios, que se enciende y se apaga según la fecha de elecciones.

De acuerdo a la legislación vigente en materia electoral y de partidos políticos, los partidos que no alcancen el 5% de los votos o logren alguna diputación, tendrán que ser eliminados. De esa cuenta, MNR, PRI y CNN, desaparecieron del horizonte.

Pero FUERZA, VIVA, TODOS, Encuentro por Guatemala y la alianza CREO-Unionista, lograron superar esa barra y continúan vigentes. Tienen una responsabilidad para con su electorado, más de 1 millón de ciudadanos que no se encuentran representados por los partidos mayoritarios.

En conjunto, si logran hacer lo que no pudieron hacer durante la contienda, si logran superar la división y unirse bajo una causa en común, su caudal político puede tornarse relevante. En el Congreso podrían fácilmente lograr integrar una bancada de 36 diputados.

Será una prueba de fuego para los partidos sobrevivientes, poner su capacidad al servicio de la ciudadanía en lugar de estar al servicio de un selecto grupo de dirigentes y sus financistas.

Me enteré que Alejandro Giammattei, candidato a la Presidencia por el partido FUERZA, que inesperadamente terminó en un cuarto lugar en las votaciones, ha estado buscando acercamientos con los líderes de los partidos que le siguieron en resultados. Al parecer, está buscando integrar una alianza multi partidos, que sume su respaldo ciudadano y que una sus respectivas bancadas en el Congreso, para establecer una agenda mínima de gobierno enfocada en resolver los problemas más importantes, delicados y urgentes para el país. Si esa es la intención, enhorabuena.

La tormenta que se aproxima para Guatemala necesitará de la participación de todos los que puedan aportar, de las destrezas, talentos y habilidades de cada uno. Sólo respaldando las exigencias de la ciudadanía y trabajando en favor de ellas, los partidos políticos sobrevivientes justificarán su existencia.

Sus votantes se preguntan atentos: ¿de qué lado están?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *