LO QUE USTED DEBE SABER DEL TPP

EL NUEVO TRATADO COMERCIAL QUE ALERTA AL MUNDO

webs

El pasado 4 de febrero fue suscrito el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés), impulsado por Estados Unidos. Su negociación duró 9 años, tiempo durante el cual se mantuvo en secreto e incluso ahora, que ya ha sido aprobado, no se conoce el documento final. Gracias a documentos filtrados por la organización WikiLeaks y a algunas declaraciones de funcionarios, se han ido conociendo algunos de los puntos que han encendido las alarmas y el rechazo por parte de la población de los países firmantes. 

El acuerdo involucra a Estados Unidos, Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietman; países que, en conjunto, representan el 40% de la economía global. Aunque se han intentado minimizar las críticas y tachar a quienes lo adversan de ser “conspiranoicos”, grandes figuras como Noam Chomsky, profesor emérito de lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y activista estadunidense, han señalado que el TPP “está diseñado para maximizar las ganancias y la dominación, y para poner a competir entre sí a la gente trabajadora del mundo, para reducir los sueldos e incrementar la inseguridad… No es secreto para los cientos de abogados empresariales y cabilderos que están escribiendo la legislación. Para ellos es perfectamente público. De hecho, ellos lo están escribiendo. Lo están manteniendo secreto de la población”.

Ha continuación encontrará algunos de los derechos que se verán afectados por el nuevo tratado comercial que afectará nuestro diario vivir.

1. DERECHO A LA SALUD

Uno de los puntos más polémicos es el que busca ampliar el plazo de protección de patentes de medicamentos. Esto implica que habrá que esperar más tiempo para poder desarrollar medicamentos genéricos que sean económicamente más accesibles. Dado que no habrá alternativa a los medicamentos de laboratorio, su precio será más alto. Esto afectaría sobre todo a pacientes que dependen de medicamentos de reciente aparición en el mercado para tratar el cáncer o el VIH.

Otra medida que llama la atención es la búsqueda de llegar a un acuerdo para patentar los procedimientos médicos. Con ello, una forma de diagnóstico, una técnica quirúrgica o un tratamiento no podrían ser utilizados por cualquier especialista puesto que estaría violando los derechos de autor de quien lo patentó.

2. DERECHO A LA CULTURA

Similar a lo que se propone con los medicamentos, se pretende extender el plazo de protección a los derechos de autor a 90 años. Ello implica que habrá que esperar casi el doble de tiempo para que material cultural como música, películas, libros y otros contenidos pasen a ser de dominio público y puedan ser utilizados y reproducidos libremente.

3. DERECHO A LA ALIMENTACIÓN

La seguridad alimentaria también podría sufrir retrocesos sobre todo por las políticas que pretenden favorecer la comercialización de alimentos transgénicos. Ello implica reducir la capacidad de los gobiernos para limitar su producción. Dado que los transgénicos también cuentan con garantías de derechos de autor, la agricultura local estaría en riesgo. Un peligro, sobre todo para los países subdesarrollados que dependen de los pequeños agricultores.

4. DERECHOS DEL CONSUMIDOR

Se han propuesto algunas normativas gracias a las cuales una empresa podría demandar a una nación ante un tribunal comercial internacional por adoptar nuevas leyes que considere, dañen su negocio. Destaca que también se penaliza el rompimiento de los DRM (Digital Rights Management). Estas son las tecnologías de control de acceso para limitar el uso de algunos dispositivos digitales. Por ejemplo, si usted ha comprado un libro para usar en un lector digital como el Kindle, el hecho de pasar ese libro que ya es suyo a su computadora, sería un delito.

5. DERECHOS DIGITALES

En el TPP se busca responsabilizar a las compañías proveedoras de internet de la censura de contenidos sin necesidad de buscar respaldo en un tribunal. La medida es similar a lo que buscaban las iniciativas del Congreso estadounidense SOPA y PIPA, para vigilar los contenidos que se comparten en la red y por ende, vigilar el comportamiento y los datos que comparten los usuarios, aunque eso implique acceder a su correo electrónico, por ejemplo.

A la fecha, dado que involucra a casi a la mitad de la economía global, hay más países interesados en unirse al acuerdo. Entre ellos, en nuestra región, Colombia y Costa Rica. Si desea saber más información al respecto puede consultar los sitios: tppabierto.net y nonegociable.pe, de organizaciones sociales de México y Chile, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *