LOS OJOS DEL MUNDO ESTÁN SOBRE VENEZUELA

venezuela
A pesar de los intentos del gobierno de frenar las manifestaciones, el pueblo venezolano ha alzado una vez más la voz en contra de Nicolás Maduro. Foto: Redes Sociales

Por: André Casasola

En los últimos días se ha vivido un ambiente tenso en territorio venezolano. Tras la suspensión el pasado jueves de la recolección de firmas necesarias -4 millones- para llamar al referendo para remover del cargo al presidente Nicolás Maduro, el Congreso venezolano, que por primera vez en 17 años es liderado por la oposición al régimen chavista y al de Maduro, ha acusado al gobierno de dar un golpe de Estado por la anulación de dicha recolección de firmas, a la vez que denunció una ruptura del orden constitucional.

Los miembros de la oposición han llamado a los ciudadanos y a la comunidad internacional la activación de todos los mecanismos que sean necesarios para garantizar los derechos del pueblo de Venezuela. “Daremos los implementos para que comience una sesión para llevar un juicio político y legal al presidente para ver cuál es su responsabilidad en la ruptura constitucional”, declaró Julio Borges, jefe de la bancada opositora en el parlamento venezolano.

Luego de que la Asamblea Nacional declarara el domingo que la paralización del referendo es parte de un golpe de Estado por parte del gobierno de Maduro, la Mesa de la Unidad Democrática -principales opositores al régimen- prepara una lista de acciones para la restitución del orden constitucional y acelerar la salida anticipada de Nicolás Maduro como Presidente del país. Sin embargo, el gobierno ha amenazado con responder enérgicamente para conservar el poder.

Autoridades militares, en defensa de su dictador

Vladimir López, ministro de la Defensa, en conjunto con los comandantes del Alto Mando Militar, declaró que las acciones de la Asamblea Nacional atentan contra la soberanía del país, y por consiguiente, de la paz en Venezuela, a la vez que aseguró el respaldo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana -FANB- a Nicolás Maduro, en caso de manifestaciones por parte del pueblo.

“Bajo el fatuo argumento que supone una alteración del orden constitucional mediante un supuesto golpe de Estado, que en modo alguno se ha llevado a cabo. En efecto no se ha producido ningún acto de fuerza que obligue la invocación del artículo 333 constitucional”, manifestó López.

López calificó de incitación a la sublevación el llamado hecho por el Parlamento y la oposición al pueblo de desconocer las instituciones y poderes del Estado por el rompimiento del orden constitucional y democrático. “Su verdadero propósito, no es otro que afectar gravemente la institucionalidad del país mediante el caos y la anarquía, para finalmente derrocar al gobierno legítimamente establecido”, expresó.

“La batalla institucional está perdida, por tanto la Asamblea estableció los lineamientos de lo que será su batalla política: la protesta popular, la demostración de mayoría, el llamado a la prensión internacional”, declaró a AFP el analista político Luis Vicente León. “El gobierno escogió el costo político menor porque la recolección de firmas iba a mostrar la mayoría contundente que lo rechaza, y a su vez despojó a la oposición del motor que moviliza a la gente, el voto. Ahora será más difícil sacarla a la calle”, explicó León.

En el ámbito internacional, la Mesa de la Unidad Democrática enviará una comisión para pedir a la Organización de Estados Americanos (OEA) que aplique la Carta Democrática a Venezuela, que prevé sanciones en casos de ruptura del hilo democrático.

Ciudadanos y oposición salen a las calles

Las calles de Caracas se han visto abarrotadas desde las primeras horas del día. Foto: Redes Sociales
Las calles de Caracas se han visto abarrotadas desde las primeras horas del día. Foto: Redes Sociales

En un clima de tensión, la oposición convocó para hoy marchas pacíficas y manifestaciones en rechazo a la suspensión del referendo revocatorio, luego de que la Asamblea Nacional votara ayer a favor de abrir un juicio político contra Nicolás Maduro por romper el orden constitucional.

Henrique Capriles, líder opositor, expresó que las manifestaciones se extenderán hasta que el gobierno respete la Constitución, luego del duro golpe que supuso la suspensión de la recolección de firmas para concretar el referendo revocatorio.

La manifestación, llamada Toma de Venezuela, fue convocada por la Mesa de la Unidad Democrática y se desarrolló hoy por ser el día que suponía ser el primero de los tres días de recolección de las cuatro millones de firmas necesarias para validar el referendo.

Capriles agregó que los estados de Miranda, Aragua y Vargas se unificarán en la misma movilización en Caracas, donde la Mesa de la Unidad Democrática anunciará una nueva actividad para el día jueves. Sin embargo, las manifestaciones iniciaron antes en algunos sectores del oeste del país, donde grupos de estudiantes continúan protestando por la suspensión del referendo luego de dos días, con un saldo de 27 heridos, 4 de ellos de gravedad.

Periodistas internacionales son detenidos por cubrir la #TomaDeVenezuela

Las autoridades venezolanas retuvieron, en un claro atentado contra la libertad de expresión, a cuatro periodistas internacionales -3 peruanos y 1 argentino- en el aeropuerto de Maiquetía, que arribaron a Venezuela con el objetivo de cubrir las manifestaciones.

Los periodistas peruanos Ricardo Burgos, Leónidas Chávez y Armando Muñóz de la cadena Televisa, junto con el fotógrafo argentino Ricardo Venegas de la Prensa Asociada -AP- fueron retenidos por las autoridades, para luego ser declarados inadmisibles por el gobierno de Nicolás Maduro.

Mario López, embajador peruano en Caracas, fue el encargado de hacer públicas las detenciones y explicó que al ingresar al país, a los periodistas se les exigió visa de trabajo y retuvieron sus equipos. Asimismo, declaró que los periodistas no han sufrido de ninguna agresión y que se encuentran en el área de tránsito del aeropuerto.

“Las autoridades venezolanas se encuentran muy estrictas en el cumplimiento de la ley laboral y del ingreso de periodistas a su país, de tal manera que lo que estamos haciendo es desarrollando gestiones tanto a nivel de la embajada como del consulado para que puedan autorizar finalmente el ingreso” explicó López.

Paola Burgos, hija del periodista detenido Ricardo Burgos declaró que los periodistas serán expulsados del país el día de mañana. “Aparentemente no están dejando entrar a periodistas extranjeros a Venezuela a raíz de toda la situación convulsionada. Supongo que se sentirán amenazados ante una óptica distinta a la que manejan en el país” expresó Burgos.

Leonidas Chávez, otro de los periodistas afectados utilizó las redes sociales para calificar de “increíble” lo que le está atravesando el grupo de periodistas. “Declarado inadmisible por Venezuela, hemos sido expulsados del país hermano. En muchas oportunidades sentí nudos en la garganta ante tanta injusticia, hoy sentí caer la guillotina sobre mi cuello y para colmo de los males tendremos que dormir en el piso del aeropuerto” declaró.

Por otra parte, Carlos Correa, director de la organización Espacio Público, dedicada a la defensa de la libertad de expresión, expresó no es la primera vez que se le niega el ingreso a periodistas internacionales y que en días previos a la marcha opositora del pasado primero de septiembre, sucedieron hechos similares.

“El Gobierno le negó el ingreso a un grupo de periodistas de Estados Unidos, Colombia, México y Francia bajo la excusa de que no tenían permiso para trabajar en el país”, asevera y explicó que “esta es una práctica que se viene utilizando desde el 2012 para impedir el ingreso de periodistas, es algo similar a lo que ocurre en Cuba donde hay que solicitar un permiso previamente, porque así está establecido en una ley, pero aquí no hay ley y muchas veces los corresponsales mandan sus documentos al Ministerio de Comunicación y jamás reciben respuesta.” explicó Correa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *