MAYA MARKETING

Demetrio Griego

Hace poco publiqué en mi muro de Facebook, una crítica en torno a la participación de México en un concurso internacional de  civilizaciones antiguas.Todos sabemos que tanto Mexico como Guatemala, han hecho la historia y cultura Maya parte de su mercadeo como país, principalmente como atractivo turístico. Poco le importa a los mexicanos que muchos de los destinos que venden en su propia versión de Ruta Maya, estén en territorios que México se apropió de forma ilegítima; pero a cualquier guatemalteco que ama su país lo encabrona.

Los conocedores del tema me explicaron que México se apoya en la antigüedad de los Olmecas, de donde aseguran tienen sus raices Mayas y Azteca. Aunque interesante, mi observación no es en torno a la antigüedad de las civilizaciones, para mi todo lo que es de milenios atrás merece ser estudiado y admirado.

Mi llamado de atención es para que reclamemos nuestro justo espacio en el mercado internacional de países. Guatemala es la herencia del mundo Maya y así debe ser reconocida en todos los foros extranjeros.

Cuando permitimos que México se apropie del orgullo Maya en concursos y premiaciones, estamos perdiendo negocios como pais, yo creo que nadie quiere eso.

Para dar un ejemplo de lo que causa esa débil mercadeo de país, les puedo mencionar que hace algunos años, el periódico La Nación, importante en Argentina, realizó un certamen entre sus lectores para ganarse su versión de la Colección «Grandes Civilizaciones del Mundo Antiguo». Entre los 20 títulos que la integran, hay dos dedicados a México, «México Antiguo: Mesoamérica precolombina» y «México Antiguo: El mundo azteca y maya». No existe ni un título dedicado a Guatemala en ese certamen, lo que evidencia esa diferencia en los resultados del marketing de país.

Pero no sólo se trata de promovernos como la herencia  Maya, si vamos a apoyar nuestro posicionamiento de esa forma también tenemos el deber de hacer un mayor compromiso con la protección y respeto del legado Maya que engrandece a este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *