PANZOS: 39 AÑOS DE BUSCAR LA TIERRA

Por: Luis Ochoa

El 29 de mayo de 1978, cientos de mujeres y hombres q’eqchi’ del municipio de Panzós, que demandaban su derecho a la tierra, fueron brutalmente reprimidas por el Ejército.

Testimonios señalan que al presentarse la brutal represión, los sobrevivientes huyeron sin dirección, unos por las montañas, otros utilizando el cauce del río Polochic, muchos de los cuales luego murieron de hambre o ahogados por el sobre peso de las lanchas que usaron para huir.

Según la Fundación Rigoberta Menchú, «en la tarde del día de la masacre, autoridades municipales ordenaron levantar los cadáveres que habían quedado esparcidos en la plaza frente a la sede municipal. Miembros del Ejército los arrojan dentro de la palangana de un camión de volteo de la Municipalidad, para ser trasladados a un lugar cercano al cementerio público. Con un tractor cavaron una fosa donde colocaron los cuerpos de 34 personas. Al día siguiente, algunos campesinos fueron obligados por el Jefe de la Policía Municipal, Edeliberto Asig “El Canche”, a inhumar el cuerpo de una persona que murió en el Centro de Salud, también víctima del suceso».

Aquel 29 de mayo la manifestación era encabezada por Adelina Caal, conocida como Mamá Maquín, mujer q’eqchi’ que desarrolló un fuerte liderazgo en las movilizaciones campesinas por la tierra, a la vez que promovió la organización de las mujeres y su participación en estas luchas.

Luego de la masacre, Panzós quedó ocupada por el Ejército, instalando un destacamento militar en la cabecera municipal. Después de esta masacre, el Ejército perpetró en distintos lugares del país 626 masacres principalmente contra comunidades indígenas víctimas de la guerra de los 36 años.

39 años después, la lucha por la tierra, las injusticias y la represión contra las y los defensores del pueblo q’eqchi’ se mantienen.

Abelino Chub Caal, quien permanece en la cárcel desde hace mas de 100 días, es acusado por los representantes de la Fiscalía de Morales, Izabal, por sus acciones de defensa y acompañamiento a comunitarios q’eqchi’ que demandan su derecho a la tierra que los finqueros de la zona reclaman como propias, pero que no han podido acreditar o demostrar legítimamente.

 


MORIR PARA GANAR LA VIDA: La Masacre de Panzós
20 minutos Realizado Por Asociación COMUNICARTE
Dirección: Arturo Albizures y Boris Hernandez
Documental que reconstruye la tragedia vivida por el pueblo de Panzós en su lucha por la tierra, el 29 de mayo de 1978.

Este documental ha sido galardonado con dos premios: Primer lugar al Documental Profesional en el Segundo Festival ICARO a la Creación en Vídeo y Premio Saúl Yelín, otorgado por la Asociación de Cineastas de Latinoamérica, en el 21 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, celebrado en la Habana, Cuba.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *