PGN A DESTIEMPO: ¿TORPEZA O TÁCTICA DILATORIA?

webs

El lunes 28 de marzo 2016 estaba previsto que empezara el proceso de la audiencia para determinar si irían a juicio los 29 implicados en el Caso La Línea. Daría comienzo a las 10 horas, pero un sorpresivo atraso fue causado por la resistencia de Roxana Baldetti de abandonar su celda alegando problemas de salud, sin embargo, el juez Miguel Ángel Gálvez ordenó a las autoridades de presidios que la trasladaran a tribunales. A eso de las 11 de la mañana, se suspendió la audiencia por una solicitud de la PGN para ser incluida como querellante en el proceso.

La Procuraduría General de la Nación ya había sido apartada del caso dos semanas atrás por el mismo juez Miguel Ángel Gálvez, a solicitud de la defensa de la ex superintendente de Aduanas, Claudia Méndez. Sin embargo, días después la PGN presentó la apelación a esta decisión alegando que, en caso de aislarlos del proceso, es posible que el Estado no recupere el dinero robado por la red de defraudación aduanera.

¿Cuál es la función de la PGN?

Se le conoce popularmente como “el abogado del Estado”, en efecto, la PGN es el representante legal en los juicios en los que participa la Nación, por lo que tiene lógica su solicitud para ser incluida como querellante en el proceso juidicial por el caso de defraudación aduanera de la red denominada La Línea.

El 8 de marzo la defensa de la ex superintendente de Aduanas, Claudia Méndez, logró retrasar las declaraciones de Estuardo Salvador Gonzalez, alias “ECO”, en la etapa intermedia del proceso. El abogado Óscar Poroj presentó un recurso para que la PGN no fuera querellante adhesivo en el caso, argumentando que la misma estaba únicamente como querellante provisional. Los abogados defensores de los demás acusados estuvieron de acuerdo, mientras que el Ministerio Público y el abogado de González se opusieron. El juez Gálvez dio la razón a la defensa de Claudia Méndez y expulsó a la PGN del proceso.

¿Qué dice la ley?

El artículo 121 del Código Penal establece que inicialmente un juez puede incluir como querellante provisional en un proceso a entidades como la SAT y la PGN, entre otras, para velar por los intereses del Estado. No obstante, el artículo 118 establece que el querellante provisional debe solicitar su inclusión como querellante adhesivo antes que el MP requiera la apertura a juicio.

Queda la pregunta en el aire del por qué la PGN no solicitó ser incluido como querellante adhesivo mucho tiempo antes, cuando era oportuno sin causar ningún retraso. Al continuar la PGN actuando únicamente como querellante provisional dio lugar a que la defensa pudiera presentar el recurso que generó su expulsión. Ahora, con su apelación a destiempo, la PGN hace una petición que corresponde a los intereses del Estado, pero que causa una suspensión por tiempo indefinido del proceso judicial hasta que la sala de Apelaciones de Mayor Riesgo resuelva su solicitud.

¿Quién es la actual Procuradora General de la Nación?

María Eugenia Villagrán funge como Procuradora General de la Nación desde el año 2014, designada por el mismo Otto Pérez Molina, entonces Presidente, ante la renuncia del anterior Procurador, Vladimir Aguilar, al ser juramentado como magistrado en la Corte Suprema de Justicia. Antes de esto, fue Presidente del TSE desde el 2008. Villagrán, hija del ex presidente Francisco Villagrán Kramer (1927-2011) es esposa del coronel retirado Roberto Letona Hora, uno de los militares más cercanos a Otto Pérez Molina. No obstante, desde su nombramiento OPM negó que fuera el resultado de favores políticos: “merece el cargo por su larga trayectoria y capacidad”, afirmó entonces.

Esta cercanía de Villagrán con Pérez Molina y su administración arroja una sombra sobre el actuar de la PGN respecto al proceso judicial por el caso La Línea. Perro Bravo ha intentado durante varias semanas obtener una entevista con la Procuradora General de la Nación, pero no se ha logrado confirmar la misma.

Esta nueva apelación por parte de la PGN parece ser producto de una torpe gestión o de una sutil técnica para dilatar el proceso. Las preguntas obligadas son: ¿la solicitud de expulsión de la PGN contribuye en algo a la defensa de Méndez?, ¿a quién beneficia tanto retraso en el proceso? Interrogantes cuyas respuestas resultan claves para comprender el proceso judicial más trascendental en la vida política del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *