POR QUÉ EL ACOSO JUDICIAL A CHEPE ZAMORA ES UN “CLAVO” PARA TODOS

CLAVO a Chepe Zamora

 

Por Alejandro Arroyave –

 

ANTECEDENTE: Lo que antes fuera una relación de amistad entre Otto Pérez Molina y José Rubén Zamora, se convirtió en una tensa relación sin más contemplaciones que las que aplica el que uno sea el Presidente de la República de Guatemala y el otro, el periodista que preside el informativo elPeriódico. Ahora poco importa si la animadversión entre Zamora y Roxana Baldetti, que ya le había causado lágrimas antes de ocupar el cargo de Vicepresidenta, fue determinante en el desgaste entre el Presidente y el periodista, puesto que el conflicto alcanzó un nivel que trasciende cualquier rencilla personal dado que lo que está en juego es uno de los derechos fundamentales de la vida en democracia: la libertad de expresión.

Durante el 2013 y lo que va del 2014, elPeriódico ha endurecido su crítica hacia el Gobierno haciendo evidente el alto nivel de corrupción de la actual administración. Se han publicado escandalosos casos de corrupción al tiempo que se ha vinculado a la cúpula de gobierno con el crimen organizado,  principalmente a través del popular espacio conocido como elPeladero, en donde se publican textos breves, en calidad de rumores, los días domingos en las primeras páginas del diario. En elPeladero, se han aplicado términos como Roxsandra, La Gruesa y Negoción Pérez, entre otros, para referirse a los dos más altos funcionarios del Gobierno vinculándolos con actos de corrupción y con grupos relacionados al trasiego de “polvo blanco que no es harina”.

LA LIBERTAD: En este punto es importante para entender la situación, recordar el artículo 35 de la Constitución de la República de Guatemala que dice: “No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos. Los funcionarios y empleados públicos podrán exigir que un tribunal de honor, integrado en la forma que determine la ley, declare que la publicación que los afecta se basa en hechos inexactos o que los cargos que se les hacen son infundados. El fallo que reivindique al ofendido, deberá publicarse en el mismo medio de comunicación social donde apareció la imputación.”, además, establece claramente que: “Todo lo relativo a este derecho constitucional se regula en la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento”.

EL ERROR: En uno de los mayores desaciertos de este Gobierno, el Presidente y la Vicepresidenta no optaron por buscar su reivindicación a través de las disposiciones que establece la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento, una acción que podría haber generado un debate social muy útil en torno a cómo se manejan los espacios de rumores como elPeladero. Pero no, la vicepresidenta Roxana Baldetti decidió plantear una querella en contra de José Rubén Zamora por supuesta violencia contra la mujer manifestada a través de sus escritos. ¡Grave error!, no sólo porque se burla de medidas cautelares que sirven para alejar a un agresor físicamente y perimetralmente de la mujer y su familia violentada, no para acallar las críticas contra una funcionaria pública; si no porque además constituye un acoso judicial contra el periodista, al que la jueza le prohíbe hasta visitar el “lugar de trabajo” de la supuesta agraviada en clara violación de la Constitución de la República que también establece que “es libre el acceso a las fuentes de información y ninguna autoridad podrá limitar ese derecho”.

Para terminar de agravar el error, el presidente Otto Pérez Molina presentó una querella en contra de José Rubén Zamora en la que lo acusa de “coacción, extorsión, chantaje, violación a la Constitución y desacato a los presidentes de los organismos del Estado” también en referencia a las publicaciones realizadas en ese medio. Esta querella derivó en el arraigo al periodista Zamora, una acción que termina por darle un mayor significado como un intento del Gobierno por acallar a la Prensa independiente. Ya se ha hablado de la posibilidad de que el periodista enfrente cárcel de no pagar determinada multa, y de cómo el arraigo impide incluso que el periodista opte por el exilio para proteger su vida y la de su familia.

LA AMENAZA: Para algunos sectores de la sociedad, principalmente para el sector gubernamental y para la clase política, puede resultar incómodo el manejo de elPeladero, y puede que hasta algunos piensen que la situación que atraviesa “Chepe” Zamora es un resultado del mismo. Pero no podemos olvidar, que, además del gremio periodístico, la sociedad entera debe manifestarse en contra de este acoso judicial que amenaza la libertad de expresión, en un mañana cercano cualquier ciudadano podrá ser molestado, acosado e intimidado, en el mejor de los casos, por la vía judicial, a causa de sus opiniones y expresiones.

Para que quede claro, no se trata de un culebrón entre Zamora, Pérez Molina y Baldetti, se trata de que el pueblo no puede permitir que el Presidente y la Vicepresidenta amenacen, coarten, restrinjan y limiten, mediante ardides judiciales, nuestro derecho a la libertad de expresión. Más allá de la respuesta del periodista presentando una solicitud de antejuicio contra el Presidente y la Vicepresidenta, la sociedad entera debe comprender que este es un “clavo” para todos y que es urgente que la ciudadanía cierre filas para que en medio de este conflicto no se termine crucificando nuestra libertad.

 

 

 

3 thoughts on “POR QUÉ EL ACOSO JUDICIAL A CHEPE ZAMORA ES UN “CLAVO” PARA TODOS

  • 10 enero, 2014 en 8:00 pm
    Permalink

    Estamos ante las puertas de una explosión social, la opresion es un problema de todos y tenems q defendernos! El pueblo es soberano!

    Responder
  • 11 enero, 2014 en 3:36 pm
    Permalink

    Tratan de tapar el sol con un dedo son unos corruptos y estamos con Chepe, adelante y nos solidarizamos contigo.

    Responder
  • 12 enero, 2014 en 4:29 pm
    Permalink

    Perdon, y sin tratar de defender la inutilidad de este gobierno. Cuando ha presentado Zamora un solo argumento de la corrupción de Baldetti y Pérez Molina? Respuesta: Nunca. Se ha dedicado a decir chismes. Lo que necesitamos son periodistas que investiguen y evidencien los actos que corrupción de este gobierno que si están pasando. Pero de todo lo que ha publicado Zamora cuanto ha llegado a tribunales? Nada. Este periodista siempre ha hecho esto para conseguir publicidad y por supuesto dinero, intereses mezquinos. Recuerdo hace unos 10 años, en Siglo Veintiuno publicaron los actos de corrupción del gobierno de Portillo, pero con evidencias, pruebas, documentos, algo irrefutable y muchos de los reportajes que alli se hicieron pararon en tribunales, recuerdo que el ministro de finanzas Maza Castellanos renunció y salio huyendo del país y al final paro en el bote, Portillo ya conocemos la historia con el reportaje de la conexión Panama, Byron Barrientos y sus viceministros de gobernación, todos presos, Paco Reyes tambien preso. Cuando Zamora ha hecho algo así? Nunca y no es que no este pasando, lo que pasa es que en realidad el lo que busca es que le pongan publicidad en su medio y eso no lo lograría publicando cosas ciertas, por eso se dedica a la difamación y al chisme. Ahora si no es chisme, como sabe tanto de narcotráfico?? que yo sepa solo quienes están metidos en ese mundo tienen acceso a la diz que «información» que el maneja. Insisto necesitamos periodistas de verdaderos que publiquen los nombres de los contratistas y las jugosas ganancias que estan dejando en manos privadas el dinero del pueblo, pero para hace hace falta mucha capacidad que Zamora no tiene.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *