QUE EL DINERO ROBADO AL PUEBLO LE SEA DEVUELTO CON UN TECHO DIGNO

Tras la tragedia sucedida en el Cambray II, Santa Catarina Pinula, el problema de la falta de una vivienda segura y digna para las grandes mayorías, ha vuelto a la escena política. Ante esta realidad de abandono resulta indignante recordar las imágenes de las fincas La Montagna, de Roxana Baldetti, y Zaragoza, de Otto Pérez Molina. Viviendas construidas sobre la base de la corrupción, a costas de la miseria de la población.

Alejandro Maldonado Aguirre asumió la Presidencia afirmando que su gobierno sería de “salvación nacional”, sabido que el principal reto es hacer que la población recupere la confianza en las autoridades. Hay que pasar de las palabras a los hechos y un gran gesto sería convertir las “Mansiones de la Corrupción” en viviendas populares dignas.

A Roxana Baldetti le fueron congeladas cuentas bancarias por Q.6.6 Millones, y la Finca La Montagna está valuada en Q.25 Millones.

A Pérez Molina le fueron embargadas cuentas por Q.5.2 Millones mientras que sólo la Finca Zaragoza está valuada en Q.16 Millones.

En total sólo en sus cuentas bancarias y el embargo de estas dos propiedades suman Q.32.8 Millones. La cantidad de viviendas destrozadas en la tragedia de Cambray II supera las 150. Si tomamos en cuenta que las casas que construye el Fondo Para la Vivienda (FOPAVI) están valuadas en Q.96 Mil, los bienes extintos al ex presidente y la ex vicepresidenta podrían servir para financiar la construcción de 333 viviendas. Lo suficiente para darles una nueva casa a quienes lo perdieron todo en la tragedia y trasladar a las familias que aún viven en riesgo en la zona.

Incluso, si se quisiera sólo facilitar el subsidio que normalmente otorga FOPAVI para que las familias puedan comprar una casa propia, subsidio que ronda los Q.35 Mil, los recursos robados al pueblo por el binomio Pérez-Baldetti serviría para subsidiar la vivienda de 937 familias.

Actualmente los procesos para extinción de dominio continúan avanzando en tribunales y acá hemos calculado sólo el costo de las dos fincas emblemáticas del binomio. El total de sus bienes bien podría servir para duplicar la cantidad de beneficiarios y prevenir otra tragedia.

En las manos de Alejandro Maldonado Aguirre, está el poder hacer que el dinero robado al pueblo le sea devuelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *