“Que hagan su trabajo en los tribunales, no en la prensa”

 

Luis Lima habla como querellante adhesivo en el caso del asesinato de su hermano

Por: Alejandro Arroyave
aarroyave@revistaperrobravo.com

 

A principios de marzo 2017, trascendió la noticia de la jueza Mayor Riesgo A, Claudette Domínguez, aceptó a Luis Alberto Lima, hermano del capitán Byron Lima asesinado el 18 de julio del 2016 en la Granja Penal de Rehabilitación Pavón.

Luis Lima ha sostenido desde el principio una hipótesis contraria a la emitida por el Ministerio de Gobernación inmediatamente después de conocerse el asesinato. Mientras el ministro Francisco Rivas argumentaba que el asesinato del reo Byron Lima se debía a una pugna por el control del penitenciario, Luis apuntaba a un crimen de Estado.

El Ministerio Público ahora tendrá que considerar las diligencias que proponga el querellante adhesivo en la investigación de la ejecución de Byron Lima. A continuación un extracto de lo que platicamos al respecto…

¿Qué significa realmente el que te hayas constituido en querellante adhesivo?

El querellante adhesivo es una figura que está en las leyes de Guatemala, que lo que dice es que si algo en tu entorno fue violentado vos podés solicitarle al juez pesquisidor o regulador del caso que podás participar para restituir esos derechos. En este caso mi hermano es el fallecido y le dije a la jueza que yo tenía hipótesis que  tenía que plantear ante un juez.  Le dije que tengo testigos que sustentan mi hipótesis,  documentación y evidencias científicas, grabaciones y otras cosas más, así como documentación histórica que demuestra la participación del Estado en la muerte de Byron y las otras 13 personas. Lo que la juez dijo es que sí cumplo con todos los requisitos para ser querellante.

Ser querellante te permite aportar pruebas, acusar también, participar de todas las diligencias del caso y aportar en todo. Obviamente el monopolio de la investigación la tiene la fiscalía, el MP es el rey de la investigación, yo como querellante tengo que enseñarle al MP lo que tengo, si ellos lo valoran se lo piden al juez y se echa a andar; si ellos no lo valoran, yo tengo la potestad de pedirle al juez directamente.

¿Crees que tenés información que no tiene el MP?

Considero que tengo testigos importantes y documentación histórica que con el tiempo se ha perdido en parte, pero que te da un contexto de porqué pasó lo que pasó. Por ejemplo, hay cuatro órdenes de juez en las que dicen que Byron no tiene que ser trasladado, sin embargo alguien toma la decisión y lo trasladan.

Hay hasta peticiones de la misma CICIG para que no lo cambiaran de penal, pero lo mueven. Está claro que tenía por órdenes del Juez Gálvez custodia penitenciaria. Están los que cuidan el penal pero habían tres que tenían que cuidarlo permanentemente, pero una semana del asesinato ya no estaban. ¿Quién dio la orden de que ya no lo cuidaran?

En el penal son 70 guardias penitenciarios los que cuidan las instalaciones y ese día solo habían 30. Está el ingreso de las armas también.  Hay  una serie de cuestiones que demuestran la participación, en mayor y menor escala, de las autoridades de gobierno.

Todo ese tipo de documentación sustenta un plan para llevarlo a él (Byron) a un lugar vulnerable y matarlo.

  Existe un debate creciente en torno al manejo mediático de los casos, ¿cuál es tu opinión en ese sentido?

Está la filtración del documento de Extinción de Dominio, alguien a quien no identifico aún pero yo le llamo el “titiritero”, con la capacidad de controlar la agenda mediática nacional, sacó este documento en dos páginas de un diario importante, en donde según su investigación afirman que nosotros teníamos $10 millones de dólares de patrimonio. Lo hicieron casualmente cuando yo al otro día tenía audiencia para constituirme en querellante adhesivo.

Considero que trataron de vincularme a mi con lavado de dinero o algo similar, porque soy el único representante de la familia que está participando, para que la jueza dudara de mi honorabilidad o mi capacidad para ser querellante.

Lo que hice fue acercarme a la prensa y presentarle la acusación formal y ahí se demuestra que todo era un montaje y la noticia carecía de fundamento.

Yo conozco a la periodista y la cité junto a sus tres editores en Prensa Libre, y les expuse el documento con todo lo que van a extinguir y al preguntarles si habían visto ese documento antes, su respuesta fue que no.  Si sumaban todos los bienes en la acusación y multiplicaban su valor por 5, no estaba ni cerca la cifra que ellos publicaron. Era una cifra inaudita.

Publicaron mi aclaración, no cumpliendo a cabalidad porque no lo hicieron a dos páginas ni en portada, la sacaron en una columna. Cuando llamé a la periodista para enviarle el derecho de respuesta me dijo que ya no trabajaba ahí.

 ¿Cómo ha tomado la CICIG y el MP tu involucramiento en el caso?

No les gusta mucho que yo opine, me han dicho que tengo que ser mesurado en mis declaraciones, que no me exprese mal de la CICIG, que no hable mal de la fiscalía. Yo les respondo que ellos hagan su trabajo en los tribunales, no en la prensa.

¿Te parece que están haciendo uso de la influencia mediática para preparar el ambiente para determinados casos?

Muchas veces ellos creen que haciendo presentaciones de powerpoint fumadas o haciendo conferencias de prensa, automáticamente condenaron a la gente, porque generan toda la agenda mediática de que determinada persona es mala, es mala y es mala. Por eso cuando llegan a debate muchas veces se le caen los procesos porque no tienen las pruebas de la investigación, presentan fotos pero hasta ahí, a la hora de presentar las evidencias al juez no tienen el sustento.

Entonces yo lo que no quiero es que pase eso con este caso, voy a aportarles a ellos para fortalecer mi hipótesis o las de ellos, pero que esté sólido.

 

 

Lea la entrevista completa en la edición impresa número 52 de Revista Perro Bravo. Puntos de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *