“QUÉ LAMENTABLE QUE MANEJAR EBRIO SE SANCIONE IGUAL QUE NO USAR CHALECO”

ENTREVISTA CON AMÍLCAR MONTEJO, INTENDENTE DE LA POLICÍA MUNICIPAL DE TRÁNSITO

webs

 

Amílcar Montejo tiene 18 años trabajando para la Municipalidad capitalina. Se puede decir que es, después del alcalde Álvaro Arzú, el personaje más visible de la comuna. Es Intendente de la Policía Municipal de Tránsito, una de las instituciones que menos simpatía generan en muchos de los ciudadanos. Su propósito, afirma, es brindar un servicio de altura, concientizar a la ciudadanía de la importancia de la labor que su institución desempeña.

¿Cómo fue su llegada a la Empresa Municipal de Tránsito (EMETRA)? Yo empecé a trabajar para la Municipalidad un 8 de septiembre de 1997. Entré directamente a EMETRA y acá estoy desde ese día. Soy una de las pocas personas que han ocupado todos los puestos dentro de esa institución. La primera vez que salí a la calle, después de graduarme como agente de tránsito, me ubicaron en la 5 avenida 18 calle zona 1, era la ruta obligatoria en ese tiempo para el transporte colectivo.

¿Cómo fue ese primer día como agente? Recuerdo que me dieron un uniforme, y en menos de tres horas cambió de color por la contaminación de esa área; comprendí que la academia no es lo mismo que lo operativo, en esta última, necesitas pasión para soportar las vicisitudes diarias, para comprender que lo que haces, tiene repercusión y opinión en tu entorno y de lo mejor que lo ejecutes, recibís el mismo trato.

Empecé como agente peatonal, llegué y actualmente ya no soy el Director de la institución, ahora soy Intendente Administrativo con especialización en el área de comunicación social de la PMT. Cuando vine a trabajar por acá, yo no conocía a nadie, nadie me recomendó, mi trabajo ha sido mi presentación, no estoy emplazado, ni condicionado.

¿Cuales son los mayores avances en el 2015 en la institución que dirige, y cuales son los desafíos para el próximo año? Por acá los desafíos son diarios, demasiado distintos cada día, y cualquier planificación puede tener cambios totales en segundos.

Este año logramos educar vialmente, con charlas, a casi 50 mil personas, especialmente jóvenes. También logramos tener más motogrúas para accionar de inmediato con los más de 150 carros averiados por día en nuestras 22 zonas. Se instalaron cámaras y pantallas informativas, se ampliaron más vías, hay viaductos, mayor señalización, semáforos inteligentes, equipo de radiocomunicación y GPS.

¿Y su mayor reto? La movilidad es un tema de todos, no solo de EMETRA. De cada 10 vehículos en la Ciudad de Guatemala, 3 van compartidos y 7 son un traslado personal, ocupando al máximo los estacionamientos de la metrópoli. No hay cultura de compartir y de realizar actividades sin el uso del automotor, no importan si las distancias son cortas o extensas. Durante este año, llegamos al millón de vehículos circulando por día, el 70 % provienen de ciudades y municipios aledaños, creo que este próximo año, se esperan unos 80 mil carros más. Estar a la altura de esa exigencia vehicular es lo que nos corresponde.

¿En materia legislativa, considera que deben actualizarse leyes o aprobarlas, para mejorar el servicio que presta EMETRA? Durante 10 años hemos hecho propuestas que llegaron al Congreso de la República, aunque aún estamos esperando su respuesta. Hemos cumplido con hacer las sugerencias y propuesto cambios. Sobre todo se necesitan cambios al Reglamento de Tránsito.

Por ejemplo, ebrios al volante, catalogado como una falta y no un delito, se constituye en una multa risible de Q500 .00 con el 25 % de descuento durante los cinco días siguientes después de haberse emitido. Qué lamentable que andar ebrio se sanciona de la misma forma y valor que no llevar un chaleco de motorista.

Llegamos al punto que esas decisiones siguen siendo catastróficas y reprochables, imagínese que quien fuera presidente, Otto Pérez Molina, autorizó que los motoristas usaran cualquier carril en las diferentes rutas y hoy hay más atropellados, más lesionados y más muertos.

¿Se han incrementado los accidentes de tránsito por factores recurrentes, como conducir bajo efectos de alcohol y exceso de velocidad? En un día normal, que no sea diciembre, hay aproximadamente 30 colisiones, pero hemos llegado a tener casi 45 o 60 colisiones por día. Si lo vemos por separado, son más o menos entre 125 a 150 vehículos de todo tipo, chocados, que no solamente se destruyeron, sino que afectaron el tránsito en las rutas principales.

¿Qué puede decir respecto a las denuncias ciudadanas de que los agentes tienen una cuota de multas con la cual cumplir? No hay nada, ni evidencia, que afirme eso. Somos una institución de servicio al vecino. Lógicamente sí emitimos multas y se sancionan a quienes cometen irresponsabilidades. Si hay leyes deben de respetarse. La única forma de evitar una multa es que se cumplan y respeten las normativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *