REFORMA A LEY DE RECONCILIACIÓN NACIONAL VA AL PLENO DEL CONGRESO

Este jueves el pleno del Congreso de la República conocerá la iniciativa 5377 que busca reformar la Ley de Reconciliación Nacional aprobada en 1996, para que, entre otros objetivos, sean liberadas las personas que hayan sido juzgadas por actos cometidos durante el conflicto armado.

El ponente de la iniciativa es el diputado Fernando Linares Beltranena, quien ha argumentado en declaraciones a medios de comunicación que bajo la observancia de los Derechos Humanos de las personas que han sido juzgadas, se busca que se respete el principio de irretroactividad de la ley, en relación a que delitos como desaparición forzosa y tortura, no formaban parte del código penal en el tiempo en se dio el conflicto armado porque fueron agregados hasta después de 1996. Así mismo, se argumenta que no se ha respetado el principio legal en cuanto que no puede existir delito ni pena sin ley previa.

En uno de sus artículos la iniciativa de ley señala que “se declara la amnistía o extinción total de la responsabilidad penal por los delitos que hubieran cometido en el enfrentamiento armado interno, como autores, cómplices o encubridores, las personas que pertenecieron a la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), autoridades del Estado o cualquier otra fuerza”.

Además, Beltranena afirma que “la Constitución es clara en cuanto a que los militares deben ser juzgados por tribunales militares, sin embargo muchos han sido procesados por tribunales ordinarios violando así el debido proceso”, y agrega, “hubo una amnistía, sin embargo el Ministerio Público han estado aplicando la ley de forma sesgada, más en contra del Ejército que contra los guerrilleros, por lo que se busca la verdadera reconciliación nacional, el fin del enfrentamiento armado y que reine la paz en Guatemala”.

La iniciativa cuenta con dos dictámenes, uno favorable por parte de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, que fue presidida el año pasado por el mismo Linares Beltranena; y uno desfavorable por parte de la Comisión de Derechos Humanos, presidida por el diputado Ronald Arango. La Ley Orgánica del Organismo Legislativo contempla una situación en la que una misma iniciativa cuente con dos dictámenes, en su artículo 43 establece que “cuando existan criterios opuestos o diferentes entre dos o más comisiones en cuanto a la emisión del dictamen” es el pleno el que deba conocerlos. “Cada comisión deberá presentar al pleno el respectivo dictamen favorable o desfavorable, según sea el caso, y será éste, por mayoría absoluta del total de los miembros que integran el Congreso, quien decida sobre la admisión de uno u otro dictamen”, señala la ley del Legislativo.

Ex militares protestan y exigen resarcimiento

Un día antes, una multitud integrada por miembros de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua) manifestaron frente al Palacio Nacional de la Cultura, para exigirle al Presidente de la República un resarcimiento de Q85 mil a cada uno, por su servicio a la patria y por el “daño físico, psicológico y emocional” del que han sido víctimas por sus acciones “en defensa de Guatemala”.  Así mismo, exigen que el mandatario se pronuncie públicamente a favor de los ex militares que se encuentran encarcelados o con procesos judiciales por sus acciones durante el conflicto armado interno.

Llamó la atención que Jimmy Morales se negó a recibir a los representantes de Avemilgua, quienes también solicitan que la Presidencia establezca una mesa de diálogo para darle seguimiento a sus peticiones.

En el Congreso se espera que la iniciativa de reforma a la Ley de Reconciliación Nacional pase este jueves pase en primera lectura con mayoría absoluta de los votos. Entre los posibles beneficiados destaca el ex jefe del Estado Mayor del Ejército, general Benedicto Lucas García.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *