REPTILIANOS ¿UNA MUTACIÓN ANCESTRAL O SERES EXTRATERRESTRES?

Otras dimensiones 20

A veces nos preguntamos si estamos solos en el universo. ¿Acaso hay algún ser desarrollado como nosotros? Y si los hay, ¿Cómo serán esos seres? Algunas personas describen a una raza de reptiles humanoides más avanzados que nosotros y que nos dominan clandestinamente desde distintos puntos. El nombre de esta raza es reptilianos y esta es su historia.

 

Los ufólogos y expertos en el tema reptiliano, afirman que los hombres reptil vienen de distintos planetas del cinturón de Orión. Son de característica imperialista y vinieron al planeta antes que el hombre terminara de evolucionar. Años después de su venida, otros extraterrestres invadieron también la Tierra y desterraron a gran parte de los reptilianos a sus planetas de origen. Una minúscula parte de los hombres reptil descendieron al centro de la Tierra y viven subterráneamente hasta la actualidad. Afirman también que los reptilianos dominan a los humanos desde sociedades secretas de gran poder global, como los Iluminati.

 

Dale Russell, un trabajador del Museo de Naturaleza de Ottawa, publicó un estudio en 1982 en el que sugería que la especie de dinosaurios Troodon evolucionó hasta terminar siendo un hombre dinosaurio que vive bajo la Tierra. Sustentaba su teoría en el hallazgo de un esqueleto incompleto que mostraba un espacio cerebral cuatro veces más grande que el de  los dinosaurios. Explicaba que siguiendo el patrón de evolución estos supuestos seres reptilianos tienen una capacidad craneal de 1100 centímetros cúbicos, poco menos que la de los humanos.

 

Civilizaciones antiguas tienen como dioses a seres que podrían ser catalogados como reptilianos. Los antiguos egipcios idolatraban al dios mitad hombre mitad cocodrilo, Sobek. A él le atribuyen la creación del Río Nilo a base de su sudor, y era el principal proveedor de vegetación y vida en la mitología egipcia.

 

La antigua civilización hinduista cuenta con varias alteraciones de reptilianos. Los Nagá eran una especie de semi-dioses que en distintos textos históricos juegan papeles de enemigos de los humanos y en otros pasan por el papel de ‘’buenos’’. En el texto Majábharata se describe a los nagá como una especie de humanoides condenados desde el nacimiento a la muerte en el gran sacrificio de las serpientes por buscar siempre dominar a las otras especies y tener una excesiva fuerza que, de ser usada, acabaría con cualquier otra especie. Sheshá, el príncipe de los nagá, toma un rol importante en la mitología hinduista cuando el dios Brahmá le pide que sostenga con su cabeza la Tierra. El príncipe cavó un agujero y se escabulló como una serpiente hasta el fondo del planeta para sostenerlo.

 

En la cultura occidental los reptilianos son representados como monstruos que héroes mitológicos tienen que derrotar- como en el caso de Hércules- o simplemente creaturas que merodean por el mundo. Hércules en la segunda de sus tareas tiene que derrotar a la Hidra, un monstruo con cabezas de serpiente que por cada cabeza que le cortaban salían dos. El hijo de Zeus después de cortar las cabezas quemaba las cortaduras para que no volvieran a crecer y así derrotar a la gran bestia.

 

En Guatemala se han dado hechos que muchas personas acreditan a los reptilianos. Uno de ellos es la repentina creación del hoyo en el suelo en la zona 2 capitalina. En el blog http://akasha-elavernoentumente.blogspot.com mencionan la historia de una señora que vivía en el lugar donde este suceso tomó lugar y explican que en distintos puntos del mundo ha pasado lo mismo. Acreditan estos hoyos a los reptilianos, que buscan colocar dispositivos avanzados para el control del planeta.

 

Créalo usted, esta como otras de las entregas de nuestra sección, son las respuestas que el hombre le da a su interés por encontrar compañía en el universo.

 

 

Deja un comentario en: “REPTILIANOS ¿UNA MUTACIÓN ANCESTRAL O SERES EXTRATERRESTRES?

  • 8 enero, 2015 en 5:52 pm
    Permalink

    Soy persona mayor y quiero saber más d l q ha pasado, pasa y pasará en el planeta. Creo profundamente en nuetro ser supremo DIOS

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *