Superintendencia de Telecomunicaciones bajo la lupa

Alejandro Arroyave

Edición: MAR-13
Autor: Alejandro Arroyave
Correo: aarroyave@revistaperrobravo.com

La Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) ha sido una de las instituciones menos expuestas al escrutinio público, a pesar que en dicha institución se manejan intereses de corporaciones millonarias del sector televisivo, radial y de telefonía.

Puesto que la SIT regula el uso de las frecuencias que requieren las compañías para operar en el país, estos grupos empresariales suelen infiltrar personas de su confianza y afinidad para controlar y proteger sus intereses. El pasado 2012, un inexplicable y repentino contrato para un sistema de administración de datos de terminales robadas por un valor de Q11 millones, puso al Superintendente de Telecomunicaciones, Eddy Padilla, ante el ojo vigilante de la opinión pública. Pero, ¿quién está detrás de ese negocio?

Con la llegada de cada nuevo superintendente, se crea una especie de rosca que envuelve su gestión para servir a los intereses de los grupos interesados en los alcances de la institución. Por tal razón, es improbable que el contrato para ese sistema otorgado a la empresa inexperta en la materia, Construgua Leasing, no sea producto de un negocio armado para servir a los patrones de esta rosca que rodea al Superintendente.

Rudy Vinicio Pozuelos Alegría, quien dirigía el Estado Mayor Presidencial durante el gobierno de Álvaro Arzú, quien fue investigado en relación al asesinato de monseñor Gerardi, y a quien se le asocia con Otto Pérez Molina; mantiene actualmente una significativa cuota de poder dentro la toma de decisiones de la SIT. Su cercanía con Roxana Baldetti es evidente, al punto de que la Vicepresidenta es madrina de su hijo, José André Pozuelos Echeverría, quien al parecer no pudo asumir la Superintendencia por carecer del título universitario correspondiente; siendo nombrado el segundo en la lista, Eddy Padilla. Como premio de consolación, André Pozuelos fue beneficiado por un contrato de asesoría por Q239,000 quetzales, además de la promesa de participar en negocios jugosos.

Otro personaje que maneja los hilos de la SIT detrás de bambalinas, es quien fuera presidente del Congreso (1996), Carlos Alberto García Regas, mismo que ha gozado de sendas contrataciones en la actual administración de la SIT. Bajo la figura de una asesoría jurídica en materia de telecomunicaciones, Regas recibió de abril a mayo 2012 Q59,000 mensuales; en septiembre recibió otro pago porQ26,800; y de agosto a diciembre 2012 percibió la nada despreciable cifra de Q84,000 por mes.

A Regas se le atribuye las estrategias legales para facilitar los negocios en la SIT. Regas fue quien sugirió realizarle una invitación de carácter no oficial, al Licenciado Edwin Rolando de Paz Ruano, de la Procuraduría General de la Nación (PGN), para ponerse de acuerdo respecto al dictamen que la PGN está por resolver en torno al contrato de los más de Q11 millones por un sistema de administración de bases de datos.

Los recientes movimientos en la SIT, y las pobres respuestas y demostraciones ante el cuestionamiento de la necesidad y resultados de invertir en un contrato tan elevado por parte de la diputada Nineth Montenegro, dejan en claro que negocios de este tipo se están cocinando en la SIT. Habrá que estar atentos a los próximos movimientos de quienes integran esta rosca que maneja la SIT, no vaya a ser que parte de esos millones vayan a parar a sus bolsillos o, quién sabe, con rumbo a Panamá.Seguiré informando sobre el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *