TARACENA MINTIÓ PARA IRSE DE VACACIONES

Ayer Mario Taracena Díaz-Sol, diputado reelecto por el partido UNE, vio frustrados sus planes de pasar unos días en su chalet de la playa, tras excusarse en el Congreso por supuestos problemas de salud. Pobladores de Chiquimulilla, Santa Rosa, cerraron el paso para evitar el ingreso de turistas y Taracena no fue la excepción.

Los pobladores reconocieron rápidamente al diputado de la UNE, que viajaba a bordo de un lujoso picop negro doble-cabina, y no le permitieron avanzar hacia el chalet de su propiedad que se encuentra cerca de la playa El Chapetón. El congresista, vistiendo pantaloneta, playera y sandalias, con la prepotencia que ha caracterizado sus actuaciones públicas, amenazó a los pobladores con «meterse a clavos». «Yo entiendo los temores, todos estamos igual, pero esto es un error muchá. Todos se van a meter a clavos», espetó el congresista y les advirtió «yo no quiero ver a gente aquí metida en el bote».

Los ciudadanos que bloqueaban el ingreso al pueblo no respondieron bien antes las amenazas del diputado, «no nos importa meternos a clavos» respondió uno, mientras que otro le invito a llamar a la policía porque no les importaba irse presos. Finalmente, Taracena dio marcha atrás.

Al ser consultado por la prensa, Taracena aseguró que había aprovechado que la junta directiva del Legislativo ha recomendado que los parlamentarios mayores de 60 años no vayan al hemiciclo como medida de prevención por el Covid-19, para ir a dejar una moto de playa a su chalet. Sin embargo, se ha comprobado que el diputado Taracena presentó ayer una excusa dirigida al presidente del Congreso, Allan Rodríguez, «por motivos de salud».

Mientras el Gobierno insiste en el mensaje a la ciudadanía para que se quede en casa y no salga a vacacionar esta Semana Santa, queda claro que, bajo la justificación de falsos «motivos de salud», el congresista Mario Taracena buscaba iniciar su descanso de verano en uno de sus chalets de la playa.

Al ser consultado por la prensa, Taracena respondió a los medios de comunicación que «no hubo pleito» y que no iba a vacacionar. Sin embargo, queda evidenciado que lo afirmado en la excusa presentada al Congreso es falso, dado que si se tratara de un asunto de salud, o tan siquiera una medida preventiva para evitar el contagio de Covid-19, el diputado Taracena debería estar aislado en su casa y no circulando camino a la playa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *