Un Consejo de Estado como pacto de Gobernabilidad

El presidente electo, Alejandro Giammattei, habla con Revista Perro Bravo de la necesidad de reducir la polarización y convocar a las fuerzas vivas del país a integrar un nuevo espacio de incidencia ciudadana.

Con lo sucedido en las Elecciones Generales 2019, el abstencionismo, la falta de credibilidad en el proceso, presentan un reto mayor para lograr la unidad nacional… ¿cómo pretende acercar al ciudadano al nuevo gobierno?

Lo vamos a hacer como lo hemos venido haciendo. Hay muchas maneras de interpretar los resultados. Usted ve medio vacío el vaso, yo lo veo medio lleno… y lo tenemos que seguir llenando, y eso va a ser con trabajo, dedicación y esfuerzo, generando espacios de confianza y credibilidad. Principiando por el Programa Nacional Contra la Corrupción, que es un tema de suma importancia para nosotros, en donde ya logramos que el Banco Interamericano de Desarrollo nos aporte, sin costo alguno para el país, la implementación de una app para el control de todas las obras de gobierno, que el 100% de las obras del estado estén registradas, para que una persona pueda darle seguimiento desde su celular o computadora, desde su adjudicación hasta su entrega, pasando por avances físicos y financieros, para transparentar totalmente la obra pública, algo que en el pasado siempre ha sido un secreto, hoy lo vamos a abrir totalmente.

Vamos a generar la confianza y credibilidad que se necesita, de eso no me cabe la menor duda, ya lo hemos venido haciendo en estas semanas, en las que no hemos descansado. Hemos estado trabajando, formalizando acuerdos incluso con países amigos para tratar de traer inversión extranjera que nos genere posibilidades de más empleo. El día de hoy estuvo aquí conmigo, por ejemplo, el alcalde electo de puerto de Champerico, estamos promoviendo una zona franca en el área de Champerico en donde calculamos que entre 6 mil y 8 mil personas van a tener empleo. Y estamos trabajando ya el reglamento de la ley de la zona franca de Champerico, que data la ley desde 1996 y cuyo reglamento a la fecha no se había hecho, ya lo estamos elaborando para que podamos implementar las acciones desde el primer día, será uno de los tantos acuerdos gubernativos que firmaremos el primer día del nuevo gobierno.

Nuestro equipo legal ya está trabajando, no hemos descansado, estamos tratando de generar espacios de inversión en Guatemala cuanto antes, aprovechando la normativa legal que tenemos. Muchos de los casos son como el de Champerico, que representa casi 30 años de olvido. ¿De qué sirve tener una ley que permita tener una zona franca en Champerico desde el 96? si estas son las alturas en las que no se ha implementado por no contar con un reglamento, que debieron haber hecho todos los gobiernos de ese entonces a la fecha. Vamos a corregir muchas cosas en la administración pública, y eso nos dará mayores espacios de confianza y credibilidad.

La ciudadanía suele quedar relegada a un último lugar, bloqueada por las roscas que suelen rodear la Presidencia…

Yo tengo varias roscas… pero las de la panza que estoy tratando de bajar (risas).

A manera de chiste, Giammattei asegura que sus únicas «roscas» son las de su sobrepeso. Foto: Perro Bravo

¿Propone algún mecanismo de diálogo permanente con los ciudadanos?

Sí, en noviembre pasado iniciamos lo que hemos llamado la primera etapa de la “transición social”, que es ir abriendo los espacios para buscar un pacto de gobernabilidad democrática en el país, que nos está haciendo falta, ponernos de acuerdo. Lo vamos a arrancar con visitas en todo el país, donde vamos a sentarnos con los alcaldes electos, con los diputados electos de cada departamento, con el gabinete designado, para abrir los procesos de diálogo, con las autoridades locales y departamentales representadas en el Congreso de la República, para que podamos ir viendo y elaborando las acciones de cara a los próximos 4 años.

Sí vamos a principiar con las autoridades electas, para después bajar al siguiente nivel que será ya consolidado el Consejo Nacional de Desarrollo, urbano y rural. El siguiente paso será ya con la sociedad civil, repitiendo en cada departamento el mismo ejercicio, para poder llegar incluso con la mayoría de COCODES para poder tener espacios de interlocución.

A Guatemala le ha hecho falta espacios de diálogo y concertación, por eso es que estamos promoviendo, y ya estamos en la revisión de la versión final, de lo que será el Consejo de Estado, otro espacio más en el que invitaremos a las fuerzas vivas del país a que estén representadas en un Consejo de Estado, donde principiemos con la implementación de las políticas públicas adecuadas, y podamos tener la certeza de contar con el respaldo, la colaboración pero, sobre todo, el acompañamiento y la auditoría social de las fuerzas vivas del país, para que podamos ir viendo que las acciones del gobierno están encaminadas a la construcción de una Guatemala diferente. Con acciones, no con discursos.

El Consejo de Estado va a ser el acuerdo número 3, si mi memoria no me falla, que firmaremos ese primer día»

Alejandro Giammattei, presidente electo de Guatemala

Recordamos que usted le propuso al presidente Jimmy Morales, la creación de un Consejo de Estado, como una forma de salvataje…

Sí, a los 100 días de su gobierno. Nosotros ya estamos en la etapa final. Va a ser el acuerdo número 3, si mi memoria no me falla, que firmaremos ese primer día.

Estamos próximos a invitar a que principien a designar por sector, a cada uno de sus representantes, donde estarán la parte académica, las organizaciones de periodistas, la parte patronal, la parte obrera, los grupos organizados de mujeres, de las iglesias, etc., para que tengamos una representación muy grande, para que podamos darle ese espacio que nos está haciendo falta a los guatemaltecos. Sobre todo, para generar esa confianza y credibilidad que muchas veces hemos perdido entre gobernantes y gobernados. Hoy tenemos que fijar un rumbo, un solo norte al país, y empezar a trabajar todos en ello.

Tenemos que lograr la unidad de la nación, tenemos que bajar los niveles de polarización y confrontación, y la única manera es dando espacios de diálogo, porque tenemos que encontrar consensos de nuestros disensos. Reconocemos que hay disensos, no podemos estar de acuerdo en todo, pero sí podemos ponernos de acuerdo en cosas que principien a hacer grandes cambios en el país.

Por otro lado, ex colaboradores de su partido político nos comentan que Armando Escribá ha estado muy cerca de VAMOS, ¿cuál es su relación?

No lo conozco en lo personal. Fue funcionario, por la prensa sé quién es, diputado al Congreso, pero no lo conozco, En lo personal jamás hemos hablado. En cuanto a cercanía con nosotros, eso lo puedo desmentir. No sé quiénes sean sus fuentes, pero se me hace que le están dando gato por liebre.

Si usted lo dice, perfecto, ¿quién será el Jefe de Bancada de VAMOS?

Eso lo decidirá la bancada…

¿No se sabe todavía?

Creo que va a ser el señor Mynor Mejía, según la decisión que tomaron en una reciente reunión de bancada.

En lo relativo a la polarización que se vive en el país, ¿cuál es su opinión respecto a las actividades de grupos ilegales armados en Alta Verapaz e Izabal?

El tema es el narcotráfico haciendo de las suyas, alimentando la confrontación y un problema inveterado de Guatemala que es la tenencia de la tierra, que no ha sido bien enfrentado. La conflictividad social está siendo aumentada por un grupo de personas de una ideología de izquierda, con el patrocinio del narcotráfico, para asegurarse mejores rutas, y vamos a hacerle la entrada.

¿Ve una relación entre los resultados electorales y las erupciones de violencia en esas áreas?

Yo creo que sí, en río revuelto es ganancia de pescadores. Hay quienes están tratando de sentar las bases de lo que creen que deberían de ser sus territorios, más o menos liberados, para el tema del narcotráfico de cara al próximo gobierno; pero vamos a ser implacables, vamos a aplicar lo que está en ley, y vamos a poner lo que la ley de orden público nos permite para restablecer el orden, combatir a los grupos insurrectos que en un momento pueden presentarse.

Pero no es de ir solo a los efectos, vayamos a la causa, ahí hay un tema de conflictividad social que no está siendo bien atendido. La falta de generación de empleo, la falta de oportunidades, la no existencia de programas de desarrollo agrícola, están trayendo mucho de esto. Hay que atender los efectos, es cierto, pero sin perder de vista que la causa que está originando esto ha sido el olvido de muchos gobiernos en el desarrollo rural del país.

¿Qué opinión le merece el nombramiento de Álvaro Ramazzini como Cardenal?

El mismo domingo que me enteré, estaba en Panamá, lo llamé celebrando su nombramiento. Hemos quedado de tener una reunión muy próximamente, esperaría poder contar con el apoyo de él como hoy el mayor jerarca de la iglesia católica en Guatemala, para que podamos trabajar juntos. Es alguien que ha estado muy de cerca con esos problemas sociales, que los conoce muy de fondo, que tiene mucha credibilidad entre las poblaciones más afectadas por la pobreza, la miseria, la marginación y la exclusión social, y con quien creo que vamos a poder trabajar muy fuertemente, para tratar de revertir esos problemas que están viviendo millones de guatemaltecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *