XELA: LA RENOVACIÓN POLÍTICA SÍ ES POSIBLE

LUIS GRIJALVA ¿LA RESPUESTA A LA CORRUPCIÓN EN LOS ALTOS?

grijalva

De las recientes elecciones y los nuevos gobernantes y funcionarios alrededor del país, hay mucho que podemos criticar. Sin embargo también hay cosas que destacar, como el triunfo y los primeros pasos de Luis Grijalva como alcalde de Xela, una ciudad que parecía inundarse, tanto en agua como en corrupción.

El fin de una era

El triunfo de Grijalva representa el fin de una era que duró 12 años, durante los cuáles Jorge “Mito” Barrientos llevó una gestión marcada por la corrupción, el desorden municipal, las deudas y la falta de soluciones a los problemas de la ciudad. Ni siquiera pudo competir porque el Tribunal Supremo Electoral le negó la inscripción al no contar con finiquito por tener 24 denuncias en el Ministerio Público.

Contra quienes sí compitió Grijalva en las urnas fue Armando Paniagua, del Partido Patriota y Natán Rodas de LIDER, ambos con una maquinaria electoral millonaria. Mientras tanto a Grijalva se le veía hacer campaña arriba de un pick-up, en caminatas, sin grandes shows y regalos. Según Fabiola Ávila, miembro de su planilla, sólo invirtieron Q.80 Mil en campaña. Con eso ganaron la segunda ciudad más grande del país y Encuentro por Guatemala, el partido a través del cual compitió, ganó su primera alcaldía desde que fuera fundado en 2007 por Nineth Montenegro.

Grijalva, la nueva esperanza

Entre las razones que posibilitaron su triunfo está el reconocimiento que tenía desde antes dentro de la población local, que también decidió apostar por alguien “nuevo”, sin pasado en política. Eso, no quiere decir que nunca se hubiera interesado en los problemas comunitarios. Grijalva lo hizo a través de la Plataforma Ciudadana por la Transparencia, que ahora quedó en manos de otros dirigentes que aseguran que mantendrán la misma vigilancia que mantuvieron con Barrientos.

Su padre es un médico reconocido en Xela. Él, por su parte, cuenta con una licenciatura en Ciencias Políticas y se define a sí mismo como social-cristiano. Durante 30 años fue trabajador en Telgua, lugar de donde se retiró como profesional. También ha sido catequista en diversas pastorales en la Iglesia Católica y dirigente Scout. Se le reconoce por la austeridad en su estilo de vida, a tal punto que en redes sociales se le apodaba “el Mujica de Xela”.

Una cosa es la campaña y otra el ejercicio del poder. Ahora, anunció que sus primeras medidas serán reordenar las finanzas y realizar un trabajo arduo en materia de recursos humanos donde señala que hay personal acomodado, dejado por la administración de Barrientos. Enfrenta también otro gran reto en la vida nacional, la tarea de renegociar el pacto colectivo firmado por su antecesor. Para ello, afirma que ya está en pláticas con los sindicatos porque los recursos no dan como para mantener los privilegios.

Por ahora comenta: “Estoy contento y tengo muchas expectativas. He tenido cerca de cuatro meses de preparación para asumir el cargo. Quiero que sea una administración transparente, con participación ciudadana y convertir en autosostenible el municipio”. La tarea será larga y difícil, habrá que seguir de cerca nuevas propuestas políticas como la que representa Grijalva.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *