ARRIESGAR LA PIEL

COLUMNAS adn

Escobar arranca con las batallas de la ANAM

El Alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, no ha terminado de dar sus primeros pasos como Presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades, y ya se puso a las patadas, llamándole la atención públicamente al TSE, a la CGC y al MINFIN, al mismo tiempo.

Escobar es uno de estos personajes que son queridos o son repudiados, pero difícilmente pasan desapercibidos, porque, para bien o para mal, hacen las cosas, ponen la acción detrás de sus palabras. Seamos honestos, en este país abundan las voces que critican desde lejos, los dedos que acusan pero no se aventuran a sumergirse en el verbo de la acción; quieren señalar cómo no se hacen las cosas pero sin atreverse a arriesgar la piel para transformar las ideas en realidades.

A mi me podrá caer mal a veces, por tufoso, pero eso no quiere decir que yo vaya a negar que la municipalidad de Villa Nueva es otra cosa, muy distinta, a la mamarrachada que se manejaba como excusa de alcaldía hasta la administración de Salvador Gándara. No solo la sacó de una considerable deuda de más de Q80 millones, sino que creó varias empresas municipales para generarle más ingresos al municipio.

Desde que ganó la elección en la ANAM, Escobar ha empezado a cambiar la forma de hacer las cosas en una organización que durante mucho tiempo se ha proyectado indiferente, timorata, opaca debido a que sus presidentes recientes no han sido más que tapaderas de la corrupción municipal, esa que tanto conviene y sirve a los intereses electorales de los partidos políticos.

Es cierto que a Edwin Escobar le ha lucido muy mal el estarse cambiando de partidos como si fueran calzoncillos pero, sin tratar de justificar su falta de asco, al menos entendemos que si puede hacer eso es porque tiene cierta independencia para actuar. Considero que la verdadera ideología de Escobar es la competencia.

Ante un TSE integrado por magistrados que responden a los intereses de los partidos políticos, Escobar se lanzó a poner el pecho por los alcaldes señalados de ser contratistas del Estado. El martes 15 de marzo, la ANAM intentó adelantarse a la resolución del TSE de ese mismo día, que revocaba el nombramiento de 11 alcaldes y 1 concejal, aduciendo fraude de ley; y convocó a una súbita conferencia a la Prensa.

Desde las pasadas elecciones yo había decidido no asistir personalmente a las conferencias de esta naturaleza, después de escuchar tanta palabra vacía uno se queda como con náusea. Pero en esta ocasión, siguiendo el consejo de un buen amigo, decidí ir a escuchar lo que la ANAM tenía que decir.

Los medios no terminaban de llegar y Escobar estaba ahí, solo en la mesa, sin coro. Poniendo la cara por sus alcaldes y empezando una batalla que muchos considerarían perdida.

Con la atmósfera actual, en la que al menor hedor a corrupción se despiertan olas de crítica e indignación ciudadana, no cualquiera se anima a desafiar a los magistrados del TSE y exigirles que respeten el derecho de defensa de los alcaldes señalados. Yo he visto a Escobar tomar otras decisiones nada populares antes, como el aumento a la tarifa por el servicio de agua en Villa Nueva que le ha generado protestas, pero no pensé que tuviera el estómago para pedirle públicamente a la Contraloría General de Cuentas y a los magistrados del TSE que investiguen en dónde se está rompiendo la comunicación entre ambas instituciones, porque al parecer los alcaldes señalados ya habían presentado las pruebas de descargo ante la CGN.

Untitled-1

Por si eso no fuera suficiente tema para el día, en la misma conferencia distribuyeron unas carpetas que contenían un análisis de los ingresos y distribución del impuesto a los combustibles derivados del petróleo. En síntesis, el documento señala al gobierno central, principalmente al Ministerio de Finanzas Públicas, de haber malversado Q132,193,999.21 que le correspondían a las municipalidades de dicho impuesto por el periodo 2012-2015; así como Q1,235,597,844.70 que le correspondían a COVIAL, instancia encargada del mantenimiento de las carreteras del país. Al ser consultado respecto a si la ANAM iniciaría alguna acción legal, Escobar sin titubear respondió que “Sí, después de contrastar los datos con el actual Ministro de Finanzas”.

No cabe duda que el ambiente del poder municipalista está caldeado, tanto por la conflictividad que genera la revocación del nombramiento de los alcaldes electos en importantes municipios del país, como también por la tensión que generan las obligaciones incumplidas por parte del Ejecutivo en la distribución de ciertos impuestos.

Por de pronto la ANAM, un órgano netamente político, está haciendo lo que le corresponde, dejó de agachar la cabeza y se apresta a entrarle sin miedo a los temas espinosos. Claro que no estoy diciendo que Escobar está librando la batalla desinteresadamente o por amor a Guate, sabemos la plataforma que significa presidir la ANAM si se lidera bien, y sabemos que el canche quiere más.

Tal vez su sed de competencia le sirva al movimiento municipalista. Edwin está decidido a sacudir la arena política desde la ANAM, y es válido, total, es su pellejo el que está arriesgando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *