CIENCIA PARA EL AGUA

web1
El plástico en el medio ambiente se va fragmentando en trocitos cada vez más diminutos que atraen y acumulan sustancias tóxicas.

Hace aproximadamente cien años que se industrializó el material que comúnmente conocemos como plástico. Si bien es cierto, ha traído grandes avances para el desarrollo tecnológico, también es innegable que en ese periodo de tiempo, realmente corto para el planeta, los humanos hemos inundado la faz de la tierra con basura plástica, amenazando la vida en general.

La polución por plástico ahoga ya todos los ríos, mares y costas del planeta, está presente en prácticamente todos los ecosistemas. Los fragmentos de plástico son ingeridos por animales, incluso por seres microscópicos como el plancton, contaminando la cadena alimentaria de la que dependemos, creciendo su concentración en millones de partículas en muy poco tiempo, absorbiendo los tóxicos derivados de los plásticos y sus aditivos, como el potente disruptor endocrino “bisfenol A”, presente en la sangre de más del 90% de la población mundial, incluidos los niños recién nacidos, según oceanhealthindex.org.

Es absurdo sacar materia prima contaminante, no renovable, como es el petróleo, para producir un material tan duradero como una bolsa, envoltorio y/o envases, tan desechables que sólo nos sirven durante el tiempo que tardamos en tragarnos su contenido, para inmediatamente después desecharlo masivamente como basura que tardará en biodegradarse siglos, incluso milenios, es un error de consecuencias catastróficas a nivel global. Ya todos los sabemos.

A continuación les compartimos tres interesantes proyectos encontrados en la web, orientados a recuperar y conservar la salud del líquido vital y la confianza en la humanidad.

Ocean Cleanup

Es una iniciativa que se enfoca en extraer del agua, principalmente de las vastas islas de basura que flotan en los mares, la mayor cantidad de materiales extraños posible.

Se trata de pantallas de redes que se mantienen a flote en la superficie, formando fronteras en medio de las islas de basura. La fuerza de las corrientes naturales que se encargan de trasladar la basura hacia un punto de colección central sin que afecte el paso de la vida marina.

Lo recolectado se embarca hacia la tierra para ser clasificado, reciclado y luego vendido como materia prima, por lo que pretende eventualmente ser sustentable.

Alqueria del agua

La empresa estadounidense Water Safe Label propone un sistema de remediación biológica del agua basado en lagunas estratificadas cuidadosamente, combinado cuatro máquinas mezcladoras, cada una crea un patrón de flujo similar que cinéticamente levanta los sólidos del fondo de la laguna. Básicamente, cada molécula orgánica se convierte eventualmente en gas. Partículas del influente son siempre digeridas de una forma a otra, hasta que salgan del sistema y por eso nunca se forma lodo.

Este sistema elimina lodos, malos olores y el control de pH es automático. El costo operacional es mínimo, y no requiere operadores, no hay controles de proceso y no hay químicos, encimas o bacterias que se deban de agregar al sistema. El agua tratada puede ser usada para otras actividades que representen un nuevo ingreso de utilidades, como granjas de peces o producir agua potable. El uso del sistema de Wastewater Alchemy puede permitir al dueño poder obtener la certifiación The Water Safe Label, para sus productos finales.

Las plantas de tratamiento de Wastewater Alchemy son ideales para municipalidades, industrias y agricultura porque éstas eliminan el lodo, malos olores, y tienen el más bajo costo de operación que cualquier otra planta de tratamiento con resultados similares.

Six pack vegetal

Una verdadera solución es rechazar por completo cualquier tipo de plástico de usar y tirar. Constantemente vemos lo que le sucede a la vida marina cuando se le tropieza con cualquier tipo de plástico. Aletas mutiladas, tortugas deformes, aves con el estómago lleno de plásticos, por mencionar algunos ejemplos obvios. Al menos un millón de aves marinas y cien mil mamíferos marinos y tortugas mueren cada año al quedarse atrapados en los anillos de los six-pack.

Es tiempo de que las empresas empresa se hagan responsables del impacto que tienen sus productos sobre la vida a mediano y largo plazo. Una iniciativa interesante propuesta por Saltwater Brewery, es la de desarrollar los anillos que sujetan sus latas con un material de origen 100% vegetal, biodegradable y que al mismo tiempo se convierte en alimento para la flora y fauna marina.

Estamos enfrentando una emergencia medio ambiental que nos obliga, a cada ciudadano del planeta, a tomar conciencia de los efectos de nuestros irracionales hábitos consumistas predominantes y así poder dar paso a nuevos paradigmas de desarrollo integral que nos permitan convivir, ya no como un cáncer, sino armónicamente, como parte “consiente” de este organismo viviente llamado Tierra.

web2 copy
La Organización Mundial de la Salud y la UNEP han declarado conjuntamente que la disrupción endocrina, causada por la contaminación por plástico, es una crisis global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *