CIV pide devolución millonaria a Odebrecht por proyecto paralizado

El proyecto de ampliación de la carretera CA-2 Occidente se encuentra estancado. Foto: www.elpaisdelosjovenes.com
El proyecto de ampliación de la carretera CA-2 Occidente se encuentra estancado. Foto: www.elpaisdelosjovenes.com

Alejandro Sinibaldi, mientras aún fungía como Ministro de Comunicaciones -CIV-, emprendió tres viajes a Brasil para reunirse con representantes del Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico Social de Brasil -BNDES- para conseguir un préstamo de US$385 millones, para la amplación de dos a cuatro carriles de la carretera CA-2 Occidente, trazo que va desde Escuintla hasta San Marcos.

La obra inició a finales del año 2013, luego de la aprobación del préstamo por el Congreso de la República, sin embargo el BNDES accedió a dar el monto a cambio de tener la potestad de ser ellos quien eligieran a la empresa que desarrollara el proyecto. En el acuerdo entre el banco brasileño y el CIV, se le fue adjudicada la obra y la construcción de 76 puentes a la empresa constructora brasileña Norberto Odebrecht, empresa sindicada de corrupción por el caso de Petrobras en Brasil.

Después de obtener el primer informe sobre los avances del proyecto de ampliación, el Ministerio de Comunicacones, Infraestructura y Vivienda pidió un reintegro de US$40 millones a la empresa, debido a que el proyecto se paralizó durante un año.

Aldo García, actual ministro, declaró que el contrato para la construcción de la carretera CA-2 Occidente está suspendido desde el pasado mayo, mes en el que se estableció una mesa técnica para analizar la situación y buscar una solución. Añadió además que el Ministerio no puede obligar a Odebrecht a que haga la devolución de los US$40 millones, por lo que se buscará una solución.

De no llegar a recuperar los US$40 millones, el CIV se vería en aprietos para concluir la obra, que de momento registra una ejecución financiera del 70% y un avance físico de 37%.

Aldo García, expresó que aún no se puede hablar sobre el re diseño de la carretera, debido a la mala planificación de las autoridades anteriores. De misma forma, no declaró de cuánto será el aumento monetario que sufrirá el proyecto, porque el tema sigue en discusión.  Por otra parte, Carlos Mencos, contralor general de cuentas, se encuentra evaluando el avance de las obras para verificar si los costos reportados son congruentes con los avances, a la vez que prepara un informe integral sobre la misma evaluación.

La empresa brasileña argumentó que el CIV les autorizó la suspensión temporal de los trabajos en el mes de mayo y que no es cierto que tienen un año sin trabajar, a la vez que exigieron nuevos renglones presupuestarios y la aprobación de una prórroga contractual compatible con la ejecución de la obra, cuyo plazo venció el pasado junio.

“Esta petición no tiene ningún soporte contractual y de hecho el Estado le debe a Odebrecht más de US$65 millones de obras ya ejecutadas. Estuvimos trabajando de buena fe durante mucho tiempo. No tiene ningún sentido negociar valores si hay incumplimiento de los pagos”, explicó en un correo electrónico la constructora.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *