Dean Barrow juega sucio

belice guatemala

Mientras Belice evade, Guatemala pone los muertos

Lo decía el ex canciller Gabriel Orellana, en enero 2013, en torno a que el Gobierno de Belice modificara su Ley de Referéndum: “Indudablemente hay un atropello y un incumplimiento flagrante al principio de buena fe, tenía toda la intención de frustrar el proceso de consulta”. Ahora, el precio del caos y el desorden lo pagó un niño guatemalteco de 13 años.

El ataque perpetrado soldados beliceños contra tres guatemaltecos, en el que resultaron heridos Carlos Alberto, de 11 años, su padre Carlos Alfredo, mientras que su hermano mayor Julio René falleció a causa de las heridas provocadas en su espalda por armamento militar; desató una nueva ola de tensión entre Guatemala y Belice por el diferendo territorial que se ha venido litigando por más de 150 años.

El presidente Jimmy Morales, condenó el ataque de las fuerzas armadas beliceñas y lo calificó de “cobarde y desmedido” al tiempo que ordenó mayor seguridad en la zona de adyacencia con Belice. Hoy 22 de abril se desplegaron 3 mil elementos militares en esa zona limítrofe.

El Gobierno de Belice respondió a Morales con un comunicado en el que afirma que sus soldados dispararon en defensa propia. No es la primera vez que utilizan esa versión, en el 2012 también Belice argumentaba que en la muerte de un guatemalteco ante fuego militar beliceño, se debió a que el campesino intentó agredir al soldado con un machete.

press belize

El Gobierno de Guatemala respondió con otro comunicado en el que recuerda que, de 1999 a la fecha, han muerto 10 guatemaltecos bajo el fuego de las fuerzas armadas de Belice. De estos, los últimos 5 han sido asesinados durante el gobierno beliceño de Dean Barrow.

rcomunicadouno

El Primer Ministro de Belice, es la máxima autoridad política en ese país. Dean Barrow ha resultado electo y reelecto, a lo largo de tres comicios consecutivos, por lo que su gobierno es el responsable no sólo de haber cambiado las reglas de juego en el 2013, lo que motivó la suspensión de las consultas populares en ambos países para someter el diferendo a la Corte Interamericana de Justicia (CIJ), cuya sentencia es inapelable; además, es el gobierno responsable del accionar de las fuerzas armadas beliceñas en contra de ciudadanos guatemaltecos en los últimos 8 años.

Durante ese período Guatemala no ha causado la muerte de ningún ciudadano beliceño, a pesar de provocaciones como el intento de invasión a un islote guatemalteco en el 2015. Guatemala respondió con advertencias no con fuego abierto.

Tal vez sea el momento de retomar la iniciativa de la consulta popular para que los guatemaltecos decidan acudir a la CIJ para resolver, de una vez por todas, el diferendo, porque miles guatemaltecos sentimos lo expresado por el actual canciller, Carlos Raúl Morales, cuando afirmó a La Prensa de Honduras que: “estamos cansados de poner los muertos y que ellos se hagan las víctimas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *