DIAMANTES PARA LAVAR INCONFESABLES FORTUNAS

UNA FORMA DE SACAR LOS SOBORNOS HACIA EL EXTRANJERO…

DIAMANTES UNO
Una sola compañía —De Beers—controla una proporción significativa del comercio en diamantes. Tienen su centro en Johannesburgo, Sudáfrica y en Londres, Inglaterra.

Se conoce como blanqueo o lavado de dinero a las operaciones consistentes en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas, aparezcan como el fruto de actividades legales y circulen sin problema en el sistema financiero. Entre las prácticas más frecuentes para limpiar el dinero proveniente de la corrupción, el crimen y el narcotráfico, destaca la inversión en diamantes.

Los diamantes han sido altamente valorados por diversas culturas a lo largo y ancho del planeta, pero con la revolución industrial y el afianzamiento del capitalismo, por primera vez en la historia se explotó este mineral y se creó la demanda masiva. En la década de los noventas se desataron atroces guerras en países productores, que fueron financiadas con este preciado mineral, por lo que entraron al mercado grandes cantidades sin regulación.

El comercio de diamantes siempre se ha desarrollado según las características propias de cada país. Pero el comercio internacional sí ha cambiado en la historia reciente, ya que los canales de distribución se han ampliado y diversificado gracias a la globalización cibernética. En el corte y pulido de joyas, Bélgica, Israel y Estados Unidos han sido desplazados por India y China, entre otros más pequeños.

Los delincuentes están constantemente buscando nuevas y mejorando las viejas formas para lavar dinero, producto del crimen organizado y/o la corrupción proveniente tanto del sector público como del privado. Por su alto valor y lo turbio de los mercados de estas piedras, pone a esta industria en la mira preferencial de los criminales. La fácil manipulación de su valor durante las transferencias bancarias internacionales, se usa para evadir impuestos o lavar capitales. También son usados como mercancía sumamente portátil y como un colateral precioso para préstamos.

“Es fácil que las autoridades gubernamentales se rezaguen respecto de un sector hábil para mover vastas cantidades de dinero hacia paraísos fiscales, mediante transferencias internacionales respaldadas con diamantes o dinero en efectivo como colaterales”, explicaron investigadores financieros belgas a los medios de comunicación.

El Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el Blanqueo de Capitales (GAFI), es un organismo intergubernamental creado por el G8 en 1989, cuyo propósito es elaborar y promover medidas para combatir el blanqueo de capitales; quienes en conjunto con el Grupo Egmont que integra a todas las Unidades de Inteligencia Financiera, publicaron un reporte llamado “El lavado de dinero y financiamiento al terrorismo a través del comercio de diamantes”, en el cual exponen algunos de los riesgos y vulnerabilidades del comercio de diamantes:

  • La naturaleza global del comercio: El comercio de diamantes es transnacional y complejo, y por ende conveniente para las transacciones de blanqueo que son, en la mayor parte de los casos, de naturaleza internacional y multi jurisdiccional.
  • El uso de diamantes como divisa o moneda: Los diamantes son difíciles de rastrear y puede proveer anonimato en las transacciones.
  • El blanqueo de dinero basado en el comercio (TBML en inglés): Las características específicas de los diamantes como materia prima negociable y la significativa proporción de transacciones relacionadas con el comercio internacional hacen vulnerable al comercio de los diamantes a las diferentes técnicas de TBML en general y en particular a las de sobre y subfacturación.
  • Altas sumas de dinero: El comercio de diamantes puede alcanzar decenas de miles de millones de USD.
  • El nivel de concienciación en las autoridades es bajo: Incluyendo a las Unidades de Información Financiera, sobre los riesgos de este sector
  • DIAMANTES TRES
    Hayron Borrayo fue presuntamente detenido en Francia mientras portaba un cargamento de diamantes.

Diamantes opacos que salen de Guatemala

Otra de las principales razones por las que criminales y corruptos prefieren lavar sus ingresos ilícitos mediante la compra de diamantes, es por su fácil transporte y el mínimo espacio que ocupan, en contraste con el espacio que requieren las caletas con dinero en efectivo.

Poco se conoce en el país del comercio de diamantes adquiridos con dinero sucio, sin embargo, el año pasado, el distinguido periodista José Rubén Zamora, Presidente de El Periódico, publicó un artículo titulado “Radiografía no autorizada de la Vice”, en el que hace referencia de cómo la entonces Vicepresidente, Roxana Baldetti, envió diamantes fuera del país: “Vivi Urízar, exesposa de Jaime Aparicio, ha sido amiga de la vicepresidenta Baldetti desde sus días de niñas… Gaby, la hija de Vivi, ha viajado a Francia y a Inglaterra, para llevar ´encargos´ de la vice: diamantes y dinero en efectivo. De hecho, Hayron ´Bingotón´Borrayo, fue capturado en Francia, cuando junto a una de las asistentes de la vice llevaba valiosos diamantes para depositarlos en Suiza, utilizando este modelo creativo e innovador de exportar y lavar dinero en especie”, expresó Zamora.

Fuentes allegadas a la cúpula del gobierno del Partido Patriota, aseguran que la asistente de Baldetti, Daniela Beltranena, participó también de este esquema de lavado a través del comercio de diamantes. Así mismo indican que el entonces Secretario General de la Presidencia de Otto Pérez Molina, el abogado Gustavo Martínez, mantenía como práctica regular sacar diamantes del país por medio de un grupo de familiares y allegados de suma confianza.

DIAMANTES DOS
“70 por ciento de las casi 3 mil cuentas secretas en el HSBC en Suiza, pertenecían a comerciantes de diamantes, según una lista filtrada por Hervé Falciani”, informó El periódico De Tijd.

La Fiscalía Contra el Lavado de Dinero u Otros Activos del Ministerio Público, debe investigar el comercio de diamantes de Guatemala hacia el extranjero, para identificar otra posible forma en que los criminales y funcionarios corruptos de gobiernos pasados, hayan escondido cuantiosas fortunas provenientes de actividades ilícitas. Tal vez exista la posibilidad de recuperar algo de tantos recursos arrebatados a Guatemala.

 


El Proceso de Kimberley (PK) es el conjunto de gobiernos, la industria y sociedad civil para detener el flujo de diamantes de la guerra – los diamantes en bruto utilizados por movimientos rebeldes para financiar guerras contra gobiernos legítimos. Consta de tres pasos sencillos para asegurar una «cadena» de países que negocien exclusivamente con diamantes que no sean diamantes conflictivos. Para que un país pueda participar debe asegurar:

  1. Que cualquier diamante originario del país no financie un grupo rebelde u otra entidad que tenga como objetivo la destitución de un gobierno reconocido por las Naciones Unidas.
  2. Que cada diamante que se exporte venga acompañado con un certificado que garantice que cumple con el Proceso de Kimberley
  3. Que no haya diamantes importados o exportados a un país que no forme parte del plan.

Guatemala no es miembro de esta organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *