EL PRESIDENTE ALABA A SU HIJO, ANTE CRÍTICAS A LA CONRED.

imagen2

La negativa a aceptar ayuda internacional y de voluntarios nacionales en las tareas de rescate de cadáveres y búsqueda de personas con vida en la zona de la tragedia de la comunidad El Cambray II ha puesto en entredicho a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), cuyo secretario ejecutivo es Alejandro José Maldonado Lutomirsky, hijo del actual presidente Alejandro Maldonado Aguirre.

A cuatro días de ocurrido el grotesco alud que soterró al menos 125 viviendas y afecto a unas 600 personas la noche de pasado jueves, las brigadas de rescate han logrado recuperar 131 cadáveres, mientras se reportan unos 300 desaparecidos. Aunque hay avances, no han faltado las críticas de quienes consideran que el actuar de la Conred pudo haber sido más rápido y efectivo.

Se critica, por ejemplo, la suspensión de los trabajos de búsqueda en horas de la noche o ante la menor presencia de lluvia pero, por sobre todo, el rechazo de ayuda para las tareas de rescate. No sólo no se permitió el apoyo de ciudadanos que pala en mano se presentaron al lugar para apoyar sino también de especialistas como el famoso grupo de rescate mexicano conocido como “Los Topos”, a los cuales no se les permitió el ingreso al país por supuestamente “no cumplir con los protocolos internacionales”.

Un grupo de apoyo llegó al país finalmente desde México, financiado totalmente por el gobierno de dicho país, a su ingreso tuvieron que pedir el apoyo de ciudadanos para trasladarse al área de la tragedia porque Conred no pudo facilitarles el transporte.

En una actitud que era de esperarse, el presidente Alejandro Maldonado Aguirre elogió la labor de Conred en las labores de rescate en virtud de que es su hijo quien está al frente de la institución. Entre sus primeras medidas y su supuesta lucha por la transparencia se pedía la destitución de su hijo que, aunque no tiene impedimento legal para ejercer el cargo según varios constitucionalistas, crea conflicto de intereses por el vínculo familiar.

Ya el titular de la Conred afirmó que no renunciará y su padre parece ajeno a las críticas. Es, por el bien de la misma población que se necesita un cambio no sólo para evitar que el parentesco nuble la vista crítica del Presidente sino porque urge un cambio, ya que Maldonado ha dirigido la Conred desde 2008.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *