ENTRE LA APATÍA Y EL FANATISMO: JIMMY MORALES SE PERFILA COMO VENCEDOR

11987088_995991720421066_1201516134299725940_n

Hoy termina el proceso electoral más polémico de nuestra historia democrática. Un proceso que se puede calificar de legal mas no de legítimo. Legal, porque diversas instancias respaldan la transparencia de los escrutinios y porque recibió el amparo de las Cortes. Ilegítimo porque desde que empezó la lucha ciudadana contra la corrupción se denunció lo viciado de un proceso en que tres candidatos compitieron de manera desleal violando una y otra vez la ley electoral.

 

Pese a todos los señalamientos contra candidatos, las elecciones se realizaron y acá estamos. El día de hoy, esta segunda vuelta electoral ha estado marcada por la apatía y el fanatismo. En los centros de votación no hubieron grandes colas; algunos sobre todo en las cabeceras departamentales, dejaron de recibir votantes desde las cuatro de la tarde. Ese silencio, esa fiesta que brilló por su ausencia el día de hoy, es el reflejo de una ciudadanía que nunca se vio representada en las elecciones, que asistió de manera masiva en la primera vuelta para impedir el triunfo de Manuel Baldizón pero que hoy, tanto en Jimmy Morales como en Sandra Torres, no encontró una figura que canalizara sus demandas.

 

El fanatismo de esos que han sido llamados Jimmyliebers, ha sido el otro gran actor del día de hoy y de los días previos. Atacaron con toda la saña posible en redes sociales a cuanta persona o medio se atreviera a criticar a su candidato. Jimmy Morales, se perfile como el ganador de las elecciones. Desde las 9 de la mañana, en la sede del partido, en la zona 1 de la ciudad capital se construía el escenario para celebrar el triunfo de ese hombre que se promocionó como el “outsider” pero que en la segunda vuelta armó una estructura con las bases del poder tradicional. Será ahora, de confirmarse su triunfo que veremos qué tan antisistema es o sino resulta en otro lobo más con piel de cordero.

 

A las 9:40 AM del 26 de octubre 2,015, el 100% de las Juntas Receptoras de Votos han trasladado su información y Jimmy Morales está ganando las elecciones con el 67.44% de los votos.

 

Sus 2,750,847 votos a favor parecen arrasadores en comparación con los apenas 1,328,381 de su rival pero puestos en perspectiva, apenas representan el 36.4% del electorado.

 

Hoy termina un proceso pero es momento de empezar a trabajar para que en cuatro años, como diría alguna vez Mario Vargas Llosa, no tengamos que volver a “elegir entre el cáncer y el SIDA”.

 

Datos actualizados con resultados finales. Fuente: TSE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *