La investigación científico forense

Hacia las ciencias forenses 2.0

La investigación científico forense

Edición: OCT12
Autor: Juan Pueblo

La importancia del peritaje forense como aporte a la investigación o solución de casos en los procesos legales ha quedado demostrado a lo largo de varios expertajes realizados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses –INACIF-.

Hoy el INACIF cuenta con el potencial técnico y científico que puede respaldar y tecnificar las acusaciones presentada por fiscales del Ministerio Público –MP- ante un juicio, también aporta mayor elemento de prueba para que los jueces respalden su fallo; lo cual es ideal cuando los profesionales a cargo de realizar la investigación, así como los responsables de emitir sentencia, conocen el aporte que las ciencias aplicadas pueden realizar en un análisis forense. Pongo sobre la mesa este tema debido que algunos fiscales no hacen usos de los peritajes necesarios para fundamentar una acusación, inclusive obviando las funciones de las instituciones públicas y privadas que podrían contribuir como peritos en casos específicos.

Un claro ejemplo es la absolución de 8 pandilleros, entre ellos el famoso “Smiley”, los cuales eran acusados de lanzar una bomba a un autobús de las rutas sanjuaneras, matado a un policía, a pilotos, y a un integrante de esa pandilla. Según el Tribunal Tercero de Sentencia, el fallo fue a causa de las deficiencias del MP en la sustentación de pruebas, ya que el fiscal a cargo basó la investigación en las declaraciones del testigo protegido que afirmaba que el acusado le había contado los hechos delictivos; prueba poco contundente que cualquier abogado con corta experiencia puede desvanecer y a la cual el tribunal no le concedió valor probatorio. A pesar de que, según el testigo protegido, la orden fue dada desde una de las cárceles del país, el fiscal pasó por alto el uso de escuchas telefónicas.

Los avances científicos y tecnológicos expuestos por especialistas forenses durante el 6to. Congreso de Ciencias Forenses, realizado en la Ciudad de la Haya en el mes de agosto, hicieron visibles las nuevas contribuciones que la ciencia puede aportar a la captura de un delincuente, e incluso a la prevención del delito. Las posibilidades incluyen estudios de suelo que, basados en componentes minerales, bacteriológicos, entomológicos, etc., puedan determinar la presencia de alguien en cualquier lugar. Así mismo existen nuevas técnicas de investigación en la falsificación de pinturas, técnicas en detección de documentos falsos y papel moneda, entre cientos de casos que se pueden mencionar.

En el país, cabe resaltar la importancia del laboratorio químico de las Superintendencia de Administración Tributaria –SAT-, responsable de todos los análisis practicados a mercaderías que han sido objeto de cuestionamiento por parte de técnicos aduaneros al momento de las revisiones selectivas, y que emite dictamen de laboratorio para disolver las controversias surgidas por los componentes químicos y físicos de los productos que, en algunos casos, no son los declarados en las pólizas de importación. Por su importancia, valdría la pena hacer una auditoria de los casos conocidos por el laboratorio de la SAT para determinar si realmente cumple con su propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *