MALDITA PREPOTENCIA

Se están hartando el dinero público

El Oráculo de Griego

Edición: 57
Por: Demetrio Moliviatis
demetriomoliviatis@gmail.com

Me revuelve el estómago cada vez que veo a Joviel Acevedo exigir más prebendas y privilegios al Gobierno o demandar en el Congreso apoyo para sus caprichos. No le basta pagar sus guaruras, armamento de alto calibre y camionetas blindadas, con recursos del pueblo, bajo la complacencia de las autoridades; ¡quiere más ese hijo de la mala vida!

Por todos lados en este país se encuentra a personas prepotentes, elevando la voz, somatando la mesa, imponiéndose sobre el débil y el pequeño, y el ámbito educativo no es la excepción. Qué forma más pura mierda de experimentar la vida. Abusando a otros.

Qué podemos esperar de las personas si cuando niños encuentran una burla de sistema educativo, que más bien es la cuna de cómo aprender a ser un parásito. ¿Cuál es el ejemplo del maestro?

No digo que todos los maestros sean iguales, reconozco que muchos son buenos, tienen buenos deseos, pero no cuentan con los insumos para hacer bien su trabajo. Por ejemplo, en Huehuetenango, los maestros no han recibido su valija didáctica desde el año pasado.

Qué legado puede dejar un movimiento magisterial, liderado por un seudo sindicalista que más bien para se conduce como un extorsionista, que va con cada gobierno, entre más jodido esté su presidente mejor, a decirle que les de un aumento y les conceda prebendas, porque si no “ya saben”.

Así, con la esperanza de que su partido repitiera en las siguientes elecciones, todos los presidentes le dieron las nalgas al mal parido de Jodiel. Qué clase de maestro reúne hordas para mostrar su fuerza y obligarnos a que en este país se haga su muy chingada voluntad!

Porque, por favor corríjanme, pero las escuelas hoy están peor que nunca y la calidad de la educación está por los suelos.  No sólo hablamos de la educación pública, el Ministerio de Educación se hace de la vista gorda y no ejerce una verdadera supervisión a la educación privada.

Lo mismo pasa con la educación superior. La USAC, donde hizo su trayectoria el actual Ministro de Educación, continúa destacando como foco de corrupción a todo nivel… qué se puede esperar de ese señor.

En lo privado igual, en la Universidad Rural, que ha mal puesto alrededor de 150 sedes en toda la República, cobrando entre 600 y 800 mensuales a los alumnos, pagando una miseria a docentes mal preparados, pero garantizando que saldrán con título aprendan o no. Encima, mientras se compran camionetas para el dueño, se benefician con exoneraciones de impuestos.  ¡Qué mayor prepotencia la de pretender educar cuando se carece de valores!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *