MALDONADO Y EL INCUMPLIMIENTO DEL DEBER

AM NO QUISO II (1)

Ahora el señor Alejandro Maldonado Aguirre se despide de la Presidencia y pasa a gozar de una pensión y beneficios vitalicios no ganados, y a refugiarse en el Parlamento Centroamericano.

Maldonado fue duramente criticado durante su breve gestión por no cumplir con su trabajo y dedicarse más a asuntos superficiales. Fue la primera vez que la Presidencia era ocupada por alguien que llegó sin compromisos de campaña, con credenciales que lo constituyen en lo más cercano a un estadista de los que han alcanzado esa silla.

Desperdiciada la oportunidad, Maldonado será recordado por su decisión de aprobar salarios diferenciados en municipios cuyos pobladores no pidieron tal medida, y que terminó por empañar su carrera: señalado de haber vulnerado el derecho de igualdad entre los trabajadores, con la expresa oposición de la Procuraduría General de la Nación (PGN), la renuncia de su Ministro de Trabajo, su exabrupto ante un grupo de manifestantes, y finalmente, la corrección de la plana por parte de la Corte de Constitucionalidad, instancia que por décadas fue su dominio.

Más allá de su video de despedida, resulta oportuno evaluar el mensaje que Maldonado dejó con sus acciones a la clase trabajadora del país. Para muestra, tres botones:

  1. SE NEGÓ A DECLARAR NULO EL USUFRUCTO ILEGAL A TCQ EN PUERTO QUETZAL. A pesar de que tanto la PGN, como la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGCN), le exhortaron a declarar la nulidad de dicho contrato, Alejandro Maldonado decidió no actuar y dejarlo en manos del próximo gobierno. Ni las diferentes acciones de los trabajadores de la Empresa Portuaria Quetzal, que denunciaban la competencia desleal y violaciones a sus derechos, lograron que el entonces presidente accionara.
  2. NO QUISO ATENDER LAS DENUNCIAS DE TRABAJADORES DE LA EMPRESA PORTUARIA SANTO TOMÁS DE CASTILLA (EMPORNAC). El Sindicato de Trabajadores de la Portuaria Santo Tomás de Castilla (SINTRAPSATCA), durante meses realizó diversos esfuerzos para que el Presidente los atendiera. En una carta recibida por la Secretaría Privada de la Presidencia el 15 de octubre 2015, los trabajadores se dirigen a Maldonado para “rogar de sus buenos oficios, a efecto nos pueda conceder una audiencia”. Los temas a tratar eran: la lesividad de los contratos entre Empornac y la empresa de mena de níquel, entre otros; así como la necesidad de desmilitalizar la empresa portuaria. “El presidente Maldonado nunca nos quiso atender”, afirma Edwin Otoniel Pérez, Secretario de SITRAPSATCA.

 

  1. PASIVIDAD ANTE LA LESIVIDAD DEL PACTO COLECTIVO EN EL MINEDUC. En contrasentido, Maldonado tampoco quiso contrariar los intereses de los sindicatos más conflictivos que lejos de proteger al trabajador, lo usan para el beneficio de sus dirigentes. Para no pocos grupos de la sociedad, el presidente Maldonado contó con el escenario propicio para emprender una batalla en contra del sufrido pacto colectivo entre magisterio y el Ministerio de Educación que tanto daño ha causado a la intereses de la niñez. El mismo Ministro de Educación nombrado por Maldonado, señaló públicamente que el cumplimiento de dicho pacto colectivo consume el 84% del presupuesto anual para esa cartera. Maldonado no tenía compromisos con magisterio, pudo haber iniciado un camino que podría llevar a la liberación de la educación en el país, pero decidió no meter las manos.

 

Con estos tres ejemplos, entre más de un centenar, se puede entender el verdadero mensaje de Maldonado, uno difícil de digerir para las mujeres y los hombres de este país que sí trabajan: el parasitismo paga más que el cumplimiento del deber, se puede vivir del Estado sin trabajar.

El incumplimiento de deberes de Maldonado, si la Justicia no lo hace, que la historia lo juzgue.

SITRAPSATCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *